Encuentros de El Confidencial

Ignacio Varela: "Pedro Sánchez permanecerá en el poder toda la legislatura"

El consultor político y columnista de este diario inauguró ayer los 'Encuentros de El Confidencial'. Afirmó que Sánchez tendrá que hacer con Podemos la política que dicte Merkel

Foto: Encuentros El Confidencial
Encuentros El Confidencial

El escenario político es fascinante desde el punto de vista analítico, pero perturbador si descendemos a lo cotidiano. Se han dado cita varias crisis a la vez, que han conformado un clima que puede favorecer transformaciones de calado y muy difíciles de gestionar. Ignacio Varela, consultor político, experto en estrategias electorales y experto columnista, ha ofrecido algunas de las claves del complejo momento español en la conferencia con la que inauguró los ‘Encuentros de El Confidencial’, una iniciativa exclusiva para los suscriptores del diario.

[VÍDEO | Vea el encuentro completo con los suscriptores]

spaña debe lidiar a la vez, explicó Varela, con tres crisis de grandes dimensiones, la sanitaria, la económica y la política, que pueden dar lugar a una “ciclogénesis explosiva”. No son crisis sucesivas sino concurrentes, y se alimentan entre sí: “Cuanto más se prolonga y más se agrava la crisis sanitaria, más empeora la situación económica; esta destruye las relaciones políticas, y, a su vez, la polarización política nos hace más ineficientes ante la pandemia. Y la combinación de todas produce una gigantesca crisis social y, quizás, una amenaza cierta para el futuro de la democracia”.

El 'bibloquismo'

El contexto en que se ha gestado un clima institucional poco propicio para ofrecer soluciones proviene de la crisis anterior, que provocó seísmos de distinta magnitud. En las elecciones de 2011, el partido del Gobierno perdió más de cuatro millones de votos, casi el 40% de sus votantes. En los siguientes comicios, en 2015, el PP, entonces partido gubernamental, se dejó más de tres millones y medio de votos, y el PSOE, millón y medio de votos. Desde entonces, la suma de los dos partidos mayoritarios no ha vuelto a alcanzar el 50% de los sufragios. La aparición de dos formaciones nuevas, Podemos y Ciudadanos, y la aceptación declinante de PSOE y PP, llevó que el viejo bipartidismo fuera sustituido por el 'bibloquismo', una nueva forma de describir “la vieja historia de las dos Españas enfrentadas”.

El covid-19 cancela la agenda gubernamental y reclama unas exigencias de gestión para las que el Gobierno no está preparado

Sobre ese terreno fragmentado se ha construido el actual Gobierno, forjado desde el equilibrismo, y que afrontaba la legislatura desde una relación de fuerzas débil. Y entonces llegó el coronavirus, que ha cambiado radicalmente el paso político, “porque altera todas las previsiones económicas, cancela la agenda gubernamental, reclama unas exigencias de gestión para las que el Gobierno no está preparado, hace emerger las insuficiencias estructurales del aparato del Estado y precipita una crisis económica pavorosa”.

Los tres requisitos

Las consecuencias de esta frágil articulación de poder las hemos podido observar en los momentos más duros de la pandemia, donde han quedado subrayadas sus ineficiencias. Según afirmó Varela, citando a Fukuyama, “hemos carecido de los tres requisitos esenciales para afrontar con éxito una crisis, que son un aparato del Estado competente, un Gobierno fiable para la población y un liderazgo efectivo”.

A la hora de anticipar el futuro, hay dos grandes preguntas de difícil contestación. La primera es epidemiológica, ya que desconocemos si habrá grandes rebrotes, si volveremos al confinamiento y el tiempo que el coronavirus estará circulando con peligro por nuestras sociedades. La otra tiene que ver con los efectos sociales que causará la incertidumbre económica, ya que “la destrucción de empleo, el empobrecimiento de las clases medias, la difícil sostenibilidad del esfuerzo social y el probable incremento de la conflictividad social marcarán el escenario”. Y si todos estos elementos se coaligan, afirmó Varela, “tendremos un terremoto político”.

La prioridad de la legislatura será mantener los equilibrios económicos, lo que excluirá todo tipo de alegrías presupuestarias

De momento, la crisis sanitaria “ha tenido un efecto centrífugo en la esfera política, que choca claramente con la demanda social de unidad y concertación”, y más que consenso ha provocado “el aumento de la polarización y el predominio, dentro de cada bloque, de las fuerzas extremistas [minoritarias] sobre las centrales [mayoritarias]”.

El futuro del Gobierno

Los efectos de estas crisis sobre la acción del Gobierno serán determinantes, porque obligarán a un Ejecutivo diseñado para otro escenario a reconducir por completo su actividad. “Dos aspectos marcarán la legislatura, emprender las reformas estructurales que la pandemia ha hecho inaplazables y gobernar en medio de una profunda crisis económica”.

La recesión, aseguró Varela, será intensa y duradera, y obligará a que la legislatura entera tenga como prioridad “combatir el desempleo y mantener a duras penas los equilibrios económicos, lo que excluirá todo tipo de alegrías presupuestarias”.

Sánchez se hizo invulnerable cuando ganó la investidura en un Parlamento sin posibilidad alguna de mayoría alternativa

Pedro Sánchez se verá así obligado a resolver una ecuación complicada, la de “mantener una coalición de izquierda populista al mismo tiempo que depende del entendimiento con la Unión Europea y con los poderes económicos domésticos. Por simplificar, tendrá que ver cómo gobierna con Iglesias haciendo la política económica de Merkel y Botín”.

El poder y el malestar social

A pesar de ese difícil equilibrio, Varela señaló que “Pedro Sánchez se quedará en el Gobierno toda la legislatura, cualquiera que sea su base de apoyo parlamentario”. Si bien las encuestas ya están mostrando de manera clara una mayor presencia de la derecha, y, sobre todo, un descenso en intención de voto de la izquierda, Varela señaló que este desplazamiento de las simpatías electorales de la población no tendrá efectos. Y no solo porque aún sea pronto para hacer pronósticos, sino porque “Sánchez se hizo invulnerable cuando ganó la investidura en un Parlamento sin posibilidad alguna de mayoría alternativa”.

Ignacio Varela señaló a las clases medias empobrecidas como las fuerzas dominantes en el futuro electoral próximo

Sánchez, además, “no se va a jugar el poder en un escenario de crisis y malestar social”. La única hipótesis en la que anticiparía elecciones “es la más improbable: la desaparición de la pandemia y una recuperación económica en V. En otro caso, esperará a que la situación se relaje en el tramo final de la legislatura”.

Finalmente, Ignacio Varela describió el escenario que le espera al Gobierno y las dificultades para que la coalición se rompa, así como las consecuencias que producirán en el Ejecutivo las exigencias de reformas de la Unión Europa y la condicionalidad aparejada a las ayudas. También repasó las opciones estratégicas de los principales partidos de ámbito nacional, hizo mención a cómo evolucionará la situación catalana, explicó de dónde proceden las dificultades de entendimiento entre los grandes partidos y señaló a las clases medias empobrecidas como las fuerzas dominantes en el futuro electoral próximo. Además, analizó el futuro de la monarquía y la ofensiva abierta contra la Constitución del 78.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios