Celaá llega a un acuerdo de 14 puntos para el curso con las CCAA sin Madrid y País Vasco
  1. España
Para el curso 2020-2021

Celaá llega a un acuerdo de 14 puntos para el curso con las CCAA sin Madrid y País Vasco

La 'vuelta al cole' comenzará en septiembre y seguirá las pautas temporales habituales en los cursos pasados. Además, se exigirá la presencialidad de los alumnos y docentes

Foto: Celaá llega a un acuerdo de 14 puntos para el curso con las CCAA sin Madrid y País Vasco
Celaá llega a un acuerdo de 14 puntos para el curso con las CCAA sin Madrid y País Vasco

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que ha presentado un documento con 14 pautas para el próximo curso 2020-2021 durante la reunión mantenida este jueves con las comunidades y que al acuerdo se han adherido todos los territorios, "excepto Madrid y País Vasco". "Obviamente, por razones distintas dependiendo de la Comunidad de Madrid y de Euskadi", aclara, y añade que no han entendido "la objeción" de la primera.

El primer punto es que el curso comenzará en septiembre y seguirá las pautas temporales habituales en los cursos pasados. Además, se exigirá la presencialidad de los alumnos porque, según apunta la ministra, "con esta pandemia se ha demostrado que la escuela es esencial" y que el aprendizaje 'online' "no puede sustituir al aprendizaje presencial" ni la interacción "entre docentes y alumnos".

Por otro lado, los centros educativos adaptarán en todas las etapas, en todas las enseñanzas, sus programaciones didácticas para el curso en el marco de lo que establezcan las entidades educativas para recuperar los aprendizajes no alcanzados por la crisis del coronavirus. También desde las administraciones educativas se deberán establecer las directrices necesarias para que los centros hagan planes de seguimiento del alumnado que experimente más dificultades.

Foto: El plan de Celaá para la vuelta a las aulas: presencial y "burbujas de niños" sin distancia

Se fomentará, además, el trabajo colaborativo entre los docentes para permitirles dar una propuesta coordinada en las nuevas circunstancias, mientras que las administraciones se comprometen a seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias estatales y autonómicas y trabajarán con los servicios propios de riesgos laborales para adoptar las medidas más aconsejables para el desarrollo del ejercicio.

La ministra apunta a que se proporcionará al profesorado y docentes toda la información y medios sobre los requisitos sanitarios para la seguridad en los colegios, a la vez que cada uno de los centros dispondrá de un plan de inicio del curso con la organización del centro ante la nueva normalidad.

Se deberán preparar planes de contingencia, "todos los que sean necesarios", para que los centros puedan hacer frente a las eventualidades que surjan a lo largo del curso. Asimismo, se tendrán que cumplir con especial hincapié las medidas de seguridad en comedor y transporte de los menores.

Tras "comprobar la brecha tecnológica" en los centros al verse obligados a seguir el curso 'online' por el confinamiento, Celaá apunta que se van a adoptar medidas orientadas a la reducción de la misma y a la limitación de sus consecuencias. Anuncia, además, que se pone en marcha un programa para abordar la mejor dotación de equipamiento tecnológico, tanto para los colegios como para los alumnos.

Educación y consejerías colaborarán para el desarrollo y oferta de recursos para el refuerzo de competencia digital, mientras que se pondrán en marcha programas de cooperación territorial para dar respuesta a la situación actual.

La ministra apunta que hay que "optimizar todos los espacios físicos de los centros educativos" para cumplir con las medidas de seguridad

Tras la presentación de los 14 puntos del acuerdo, la ministra ha admitido que "hay un gran reto por delante". "A ningún país de nuestro entorno le está resultando fácil, abrir un colegio es infinitamente más complicado que un comercio, pero tenemos un gran compromiso", señala.

Y como hay que "seguir teniendo cautelas y tener en cuenta las recomendaciones sanitarias", Celaá ha recordado que el Gobierno central transferirá 2.000 millones de euros a las comunidades autónomas para fortalecer la educación y será cada Administración quien decidirá en qué emplear esta inversión.

"Hay que optimizar los espacios"

En relación con las medidas concretas para prevenir los contagios, la ministra apunta que hay que "optimizar todos los espacios físicos de los centros educativos" para cumplir con las mismas. Entre ellas, que los escolares de Educación Infantil y de los primeros cursos de Primaria no tendrán que mantener una distancia interpersonal de metro y medio durante el próximo curso ni tampoco usar mascarillas en clase porque serán grupos "estables de convivencia" que evitarán mezclarse con los alumnos de otros cursos.

En estos cursos, además, se permitirán clases de hasta 20 alumnos, aunque el documento precisa que lo "ideal" es no superar los 15 escolares por aula.

A partir de 5º de Primaria, los pupitres tendrán que estar separados 1,5 metros en todos los cursos. La misma distancia que tendrán que guardar los estudiantes para evitar contagios dentro del centro. Cuando esa separación no sea posible, el uso de mascarillas se impone como obligatorio.

Foto: Las claves de la vuelta al cole: clases con 20 niños y distancia para mayores de 10 años

El documento enviado ayer también recomienda que los centros organicen "en la medida de lo posible" actividades educativas al aire libre en vez de en espacios cerrados, que tendrán que ventilarse con frecuencia y "durante al menos cinco minutos al inicio de la jornada, al finalizar y entre clases".

"Cuando las condiciones meteorológicas y el edificio lo permitan, se aconseja mantener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible", concluye el informe antes de establecer que, como mínimo, se deberán limpiar una vez al día las instalaciones escolares, aunque en el caso de los aseos se incrementa a tres veces al día.

La convocatoria extraordinaria de la EBAU

"La prueba extraordinaria de septiembre está ya organizada", ha apuntado Celaá, aunque el secretario de Estado en Educación, Alejandro Tiana, le ha tomado el relevo para aclarar que en el protocolo que se elaboró para las pruebas "sí se contempla el trato excepcional para alumnos que estén en situaciones excepcionales", pero que "no hay un único tipo de trato", porque habrá muchas situaciones diferentes.

Foto: Así será la EBAU: resultados antes del 17 de julio y la extraordinaria el 17 de septiembre

Señala que será el Ministerio de Universidades quien deberá entrar en esta competencia, pero que, por el momento, hay distintas opciones, ya que algunas universidades ya están previendo que la "prueba extraordinaria se considere como ordinaria" en los casos de esos alumnos. "Así no se quedarían sin poder concursar a plaza", apunta Tiana y agrega que, "como serán números pequeños de alumnos", serán ajustes que se podrán hacer.

"La idea es que ningún alumno que se encuentre en esas circunstancias se vea perjudicado", ha concluido.

Docencia presencial y 'online' en universidades

El Ministerio de Universidades ha propuesto este jueves alternar la docencia presencial y la 'online' el próximo curso académico cuando el número de estudiantes no permita guardar metro y medio de distancia de seguridad en las aulas e instalaciones.

Así lo establece el documento elaborado por el Ministerio de Sanidad junto al departamento que dirige Manuel Castells con recomendaciones "para adaptar el curso universitario 2020-2021 a una presencialidad adaptada", y donde emplazan a las universidades a realizar "un cálculo de coeficientes de ocupación de cada una de las actividades docentes e investigadoras que se desarrollen en sus instalaciones".

Foto: Gobierno y CCAA acuerdan fijar un límite al precio de la matrícula de la universidad

En caso de que esas instalaciones no puedan admitir a todos los estudiantes respetando la distancia, "las universidades deberían tomar las medidas pertinentes para que se pueda llevar a cabo de forma 'online", apunta el documento, que también sugiere retransmitir telemáticamente esas clases para que las puedan seguir en directo, por videoconferencia, el resto de alumnos de la asignatura.

Deberán rotar los estudiantes que reciben la enseñanza presencialmente y aquellos que la reciben por videoconferencia

"En esta opción, deberían rotarse periódicamente entre los estudiantes que reciben la enseñanza presencialmente y aquellos que la reciben por videoconferencia", se limita a señalar el documento del Ministerio de Universidades, sin aportar otro criterio para seleccionar a los alumnos que podrían seguir las clases en el aula.

Además, descarta "doblar las clases por grupos" el próximo curso ante "la escasez de recursos docentes a corto plazo", porque "implicaría una sobrecarga insoportable para el cuerpo docente", asegura el ministerio.

Coronavirus Isabel Celaá Pandemia Educación
El redactor recomienda