La oposición hace de Marlaska su objetivo a batir ante el fin de la separación de poderes
  1. España
EL FOCO, SOBRE TODA LA CÚPULA DE INTERIOR

La oposición hace de Marlaska su objetivo a batir ante el fin de la separación de poderes

Los principales grupos de la oposición insistirán en la dimisión aprovechando el debate de la sexta prórroga de la alarma. Consideran que el único camino es el cese de toda la cúpula de Interior

placeholder Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la sesión del control al Gobierno celebrada este martes en el Senado. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la sesión del control al Gobierno celebrada este martes en el Senado. (EFE)

Al conocer la noticia que desveló este diario —la nota reservada que demuestra que el cese del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos se produjo por no informar al Ministerio del Interior de las investigaciones en marcha sobre el 8-M que afectan al Ejecutivo—, la reacción de los principales partidos de la oposición fue inmediata. “El ministro del Interior no puede continuar ni un minuto más en su puesto” aseguraban desde PP, Vox y Ciudadanos. Y ese será el camino por el que continuarán todos este miércoles en el debate de la sexta prórroga del estado de alarma, que amenaza con tener a Fernando Grande-Marlaska como total protagonista.

Según ha podido saber este diario, el PP continuará con la ofensiva emprendida este martes, cuando los principales dirigentes insistieron en que el cese del ministro debe producirse cuanto antes. Pablo Casado ya aseguró que se trata de un asunto “gravísimo” que pone de manifiesto que Sánchez y Marlaska “mintieron” y que requiere el cese inmediato del titular de Interior.

También Ciudadanos, que apoyará la última prórroga como ha hecho con las anteriores, exigirá en sede parlamentaria la marcha del ministro. Edmundo Bal, el encargado de defender la postura de la formación, cargará contra la situación que afecta a la cúpula de Interior y pedirá una vez más la dimisión ante el presidente del Gobierno.

Foto:

Vox está decidido también a continuar presionando al Ejecutivo tras las “reiteradas mentiras” de Marlaska. Entienden en la formación de Santiago Abascal que la “ocultación de información” no puede quedar impune. Los tres partidos ponen el foco en el ataque a la separación de poderes. En la cúpula del PP, recuerdan que el documento desvelado por este diario pone negro sobre blanco que la destitución de Pérez de los Cobos respondió exclusivamente a no haber filtrado la investigación, cumpliendo una instrucción judicial.

La portavoz del PP en el Congreso ya dejó claro que para su partido la continuidad de Marlaska es a todas luces “inconcebible” e insistió en que los populares continuarán defendiendo el respeto absoluto a la independencia del poder judicial. Cayetana Álvarez de Toledo, además, quiso referirse al escrito del cese firmado por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez: “Qué nivel de desprecio hay que tener sobre el Estado de derecho, qué grado de ignorancia sobre sus mecanismos más elementales y qué sensación de impunidad deben sentir para poner por escrito algo así”.

Foto: Pablo Casado (de espaldas) junto a Inés Arrimadas y José María Espejo. (Pedro Ruiz/Ciudadanos)

Le tomó el relevo en el Senado el popular Fernando Martínez-Maillo, ex peso pesado de la etapa popular con Mariano Rajoy al frente, que se despachó con Marlaska en la sesión de control acusando de una “clara injerencia” a su ministerio y de intentar “tapar sus propias negligencias en la crisis sanitaria”.

También Ciudadanos reitera que el coronel fue cesado por negarse a cumplir una orden ilegal. Y la portavoz adjunta de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ya dejó claro que lo que ocurrió es que Pérez de los Cobos “se negó a plegarse y cometer un delito”. En Vox, insisten en que “se ha procedido a una ilegítima e indigna intromisión del poder ejecutivo sobre el poder judicial” y que la cúpula completa de Interior debe abandonar su cargo.

No solo el ministro como responsable primero y último, sino también la directora general, y el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, que avaló el documento del cese de Gámez y que, como publicó este diario, contiene en sus líneas finales que el motivo de la destitución fue “no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento”.

La reprobación en el Congreso

Vox fue el primer grupo parlamentario en registrar la semana pasada una proposición no de ley pidiendo la reprobación de Marlaska. Una iniciativa que continúa paralizada (el Congreso limitó su actividad legislativa a las sesiones de control, el debate de las prórrogas del estado de alarma y la convalidación de los decretos leyes que aprueba el Ejecutivo desde que comenzó la situación de excepcionalidad a mediados de marzo), a la que se sumaron ayer mismo PP y Ciudadanos. Álvarez de Toledo explicó con cierta ironía que “aunque no pierde la esperanza” de que Marlaska dimita por su propio pie, su grupo ha decidido tomar medidas adicionales para cerciorarse de que ese debate llegue lo antes posible.

Marlaska recuerda al PP que la filtración de documentos es un delito de descubrimiento de secretos

La oposición se reafirma en que la nota desvelada por este diario atenta directamente contra la separación de poderes, y entiende que habiendo de por medio el cese fulminante “de un servidor público que se negó a hacer algo ilegal y que cumplió la ley”, Interior debe responder “políticamente” con dimisiones.

Partido Popular (PP) Fernando Grande-Marlaska Cayetana Álvarez de Toledo Ciudadanos Vox Guardia Civil
El redactor recomienda