Caso de los cobos

Marlaska rechaza dimitir y justifica que pidió el informe para "evaluar una disfunción"

El titular de Interior se ha excusado en que su responsabilidad "es evaluar el trabajo que se desarrolla y si hay una disfunción pedir una explicación y ver qué se hace para arreglarlo"

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este 2 de junio en la sesión de control en el Senado. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este 2 de junio en la sesión de control en el Senado. (EFE)

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska sigue negando las injerencias en las investigaciones de la Guardia Civil por el 8-M, pese a la nota interna en la que la directora general del cuerpo, María Gámez, reconoció por escrito que el mando Diego Pérez de los Cobos fue relevado por “no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento”. Así consta en la propuesta oficial de destitución de Pérez de los Cobos, a la que ha tenido acceso El Confidencial.

Durante la sesión de control de este martes en el Senado, Marlaska habló por primera vez desde la publicación de la exclusiva de este diario y lo ha hecho enrocándose en el mismo relato que ha mantenido durante los últimos días. "Le vuelvo a repetir lo mismo y la razón por la que no voy a dimitir", arrancó en respuesta al popular Fernando Martínez-Maíllo, para añadir que "ni este ministro ni ninguna persona de su departamento ha hecho ninguna injerencia. No ha pedido ningún informe ni el acceso al contenido ni ha injerido en la tramitación del mismo".

Una vez más, ha intentado vincular el cese de Pérez de los Cobos a la conformación de equipos en la Guardia Civil, a pesar de la comunicación interna que lo vincula con su negativa a filtrar las investigaciones. Un extremo que, por otra parte, no podía facilitar debido a que los agentes de las Fuerzas de Seguridad que trabajan en funciones de Policía Judicial tienen la obligación de guardar el secreto de las actuaciones en las que estén inmersos y reportar su contenido únicamente a los jueces instructores.

Marlaska rechaza dimitir y justifica que pidió el informe para "evaluar una disfunción"

El titular de Interior se ha excusado también en que su responsabilidad "es evaluar el trabajo que se desarrolla y si hay una disfunción en el desarrollo de ese trabajo pedir una explicación y ver qué se hace para arreglarlo". "Esa es nuestra función", remachó su intervención vinculando estas supuestas "disfunciones" a la filtración del informe de la Guardia Civil en un medio de comunicación tres días antes de la comunicación del cese, que llegó a tildar como un "delito de descubrimiento de secretos". "Esos son los extremos relevantes", concluyó.

"Reestructuración"

Las explicaciones son para el portavoz del PP en el Senado "insostenibles", por lo que conminó a Marlaska a "no pasar de este pleno sin presentar su dimisión". Hizo hincapié en el documento revelado por este diario para sostener que Marlaska había mentido y asociar el cese a que De los Cobos "cumplió con su deber", por lo que "había que ascenderlo, no dimitirlo". Así, además de acusarlo de injerencia, ha subrayado también que "mintió en sede parlamentaria, a mí y a todos los españoles".

El pasado martes, cuando el ministro de Interior negó durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la destitución de Pérez de los Cobos estuviera vinculada a esa causa. Se refirió a ello como una simple “reestructuración” de equipos para darle “un impulso a la Guardia Civil”. Tres días después, en una comparecencia en el Senado, volvió a negar estos hechos sosteniendo que nadie en su departamento había “solicitado a Pérez de los Cobos el informe ni el acceso al contenido del mismo".

El Gobierno, de momento, respalda al ministro. La portavoz , María Jesús Montero, no se salió este martes del guion y respaldó la versión del ministro, que siempre habló de un "proceso natural de sustitución de equipos" dentro de su departamento. A esa razón se aferró la portavoz en una comparecencia posterior al Consejo de Ministros de este martes plagada de preguntas por la gestión de Marlaska y la información adelantada en exclusiva por este periódico. En todo momento, Montero reivindicó el derecho de los ministros y de los altos cargos del Gobierno a nombrar, cesar o remover a los miembros de su equipo, "cuando sea el momento más adecuado". La "pérdida de confianza" en un subordinado, como la que alegó Marlaska para dejar caer a Pérez de los Cobos, o la necesidad de dar un "nuevo impulso" a un departamento "no tiene por qué tener ningún tipo de justificación", sostuvo Montero.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios