pero pierden intensidad frente a días previos

Las protestas anti-Sánchez siguen en Ferraz y Alcorcón y toman forma en Barcelona

En la Ciudad Condal, un centenar de personas con banderas españolas se han concentrado en el barrio de la Bonanova de Barcelona contra la gestión del Gobierno y al grito de "¡dimisión!"

Foto: Cacerolada hoy en la calle Ferraz. (EFE)
Cacerolada hoy en la calle Ferraz. (EFE)

Un grupo de ciudadanos ha vuelto a reiterar con una manifestación ante la sede del PSOE su rechazo a la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez en la crisis del coronavirus. Es el quinto día consecutivo en el que las protestas se trasladan también a la calle Ferraz de Madrid, con proclamas y caceroladas exigiendo la dimisión del Ejecutivo.

Los primeros manifestantes comenzaron a llegar sobre las 21:00 horas, momento en el que se programaron las caceroladas críticas con el Gobierno desde el balcón en los dos meses de confinamiento por la pandemia. Así, la seguridad en la zona se ha reforzado en los últimas días, con una mayor presencia policial y cinco 'lecheras' de la Policía Nacional frente a la sede de los socialistas.

Sin embargo, el número de asistentes en la protesta de este miércoles ha sido menor con respecto a las anteriores jornadas, cuando una mayor afluencia de personas obligó a cortar el tráfico en esa parte de la vía. Este miércoles, en cambio, la circulación de coches no se ha visto perjudicada.

Los congregados han estado en permanente movimiento por las aceras siguiendo las recomendaciones de los agentes, que indicaban a los manifestantes que no podían parar ni invadir la calzada. La mayoría de ellos iban ataviados con la bandera de España y con las mascarillas, que serán obligatorias para la ciudadanía a partir de este jueves. Entre los lemas, gritos de "Gobierno dimisión", "Sánchez dimisión", "¡Libertad!" y elogiando la labor de la Policía Nacional.

Cacerolada hoy en Ferraz. (EFE)
Cacerolada hoy en Ferraz. (EFE)

En este sentido, los asistentes protestaban mientras iban andando y rodeaban por las aceras la sede del PSOE, que se encuentra en la calle Ferraz, entre Marqués de Urquijo y Buen Suceso. Este 'circuito' ha provocado concentraciones puntuales de personas en los pasos de peatones que esperaban para cruzar. Además, un grupo de voluntarios repartían banderas de España a los manifestantes que iban llegando.

Presencia policial en Alcorcón

También, unas 200 de personas ha protestado en la localidad de Alcorcón (Madrid) en los alrededores de una plaza Príncipes de España vallada y vigilada por un importante dispositivo policial para evitar incidentes.

El Ayuntamiento de la localidad, gobernado por PSOE y Unidas Podemos-Ganar Alcorcón, ordenó este martes el cierre de la plaza para "velar por la salud de la población y evitar las concentraciones ilegales". Una decisión que adoptó después de que en los últimos días se hayan registrado aglomeraciones de gente durante la convocatoria de la cacerolada contra el Gobierno y conatos de enfrentamiento al coincidir este lunes con una contraprotesta.

La protesta de este miércoles en esta zona del barrio de Parque Lisboa de la localidad ha congregado a dos centenares de personas, entre las que se encontraba Bertrand Ndongo, el conocido popularmente como 'negro de Vox'.

Los congregados, ataviados con banderas de España y alguna que otra enseña carlista, han protestado haciendo sonar sus cacerolas, sartenes y utensilios de cocina e intentando guardar una distancia mínima de seguridad, lo que no ha evitado que en algunos momentos se produjeran imágenes de aglomeraciones.

Desde los balcones próximos se ha hecho sonar en varias ocasiones el himno de España mientras un importante dispositivo policial vigilaba el correcto desarrollo de la protesta, que se ha dado por concluida pasadas las 21.30 horas.

Efectivos de la Policía Nacional han pedido la identificación a varios ciudadanos en el acceso a la zona por la calle Princesa Doña Sofía y han instado en todo momento a mantener la distancia de seguridad y evitar incidentes.

Donde sí los ha habido ha sido en Moratalaz, donde un joven de 34 años ha sido agredido durante las protestas en un barrio de la localidad, donde se ha producido un incidente entre grupos enfrentados ideológicamente.

Un joven de 34 años ha sido agredido durante las protestas en Moratalaz, en un enfrentamiento entre grupos opuestos ideológicamente

Por causas que están siendo investigadas, se ha producido un enfrentamiento entre un grupo de extrema izquierda y los congregados en la zona en el transcurso del cual el joven ha sufrido un golpe en la cabeza con un objeto contundente.

En Núñez de Balboa

Las protestas y caceroladas convocadas para pedir la dimisión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno por la gestión de la pandemia del coronavirus se han ido extendiendo por diferentes territorios del país con el paso de los días a pesar de seguir siendo un movimiento minoritario.

El germen que surgió en el madrileño barrio de Salamanca se ha ido repitiendo una semana después de las primeras convocatorias. Como viene siendo habitual, los ciudadanos salen en la misma zona de Núñez de Balboa, entre las calles Ramón de la Cruz y Ayala, para manifestarse en contra de la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez frente al coronavirus.

A diferencia de los primeros días, donde hubo concentraciones de personas que impedían mantener la distancia de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus, el resto de noches sí que ha habido un aumento considerable de presencial policial que ha impedido a los vecinos invadir la calzada.

Protestas en la calle Núñez de Balboa, el pasado domingo. (EFE)
Protestas en la calle Núñez de Balboa, el pasado domingo. (EFE)

Así, con banderas de España y cacerolas, han protestado por las aceras, andando y evitando estar parados, por lo que no se han vuelto a repetir imágenes de acumulaciones de personas. Desde los balcones y las ventanas, además, han sonado caceroladas como respuesta crítica a la política del Ejecutivo central.

El seguimiento de estas protestas ha sido desigual en otros barrios y distritos de la capital española. Las protestas se han extendido por otros barrios, como Mirasierra, Aravaca, Chamartín, Montecarlo o Aravaca, ciudades madrileñas como, Alcorcón, Pozuelo de Alarcón o Getafe y otras ciudades españolas como Salamanca, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Logroño o Guadalajara.

En Barcelona

En la Ciudad Condal, un centenar de personas con banderas españolas se han concentrado la tarde de este miércoles en el barrio de la Bonanova de Barcelona contra la gestión del Gobierno y al grito de "dimisión".

La convocatoria se ha difundido por las redes sociales, y llamaba a hacer una cacerolada a las 20 horas en el paseo de la Bonanova con la calle Ganduxer. Los Mossos d'Esquadra han desplegado un dispositivo con cinco furgones y también había agentes de la Guardia Urbana.

La policía ha identificado a unos tres manifestantes, y al principio no han cortado el tráfico de la calle, por lo que los concentrados estaban en las aceras. Media hora después de iniciarse la concentración ha aparecido una quincena de jóvenes que han entonado gritos anticapitalistas y antifascistas, y la policía catalana también ha identificado a varios de ellos.

Cuando han aparecido estos jóvenes, los Mossos han procedido a cortar el tráfico en la calle y han establecido un cordón policial para separar a ambos grupos, sin más incidentes en una concentración que se ha disuelto sobre las 21:00 horas.

En Sevilla

En la capital sevillana, varias decenas de personas han celebrado una nueva concentración contra el Gobierno, similar a la celebrada este pasado lunes en la avenida de la Palmera, que no había sido comunicada y carecía de autorización según han confirmado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Tras estas protestas, habría más movilizaciones similares el jueves junto al estadio Ramón Sánchez Pizjuán y el viernes en Los Remedios.

Por su parte, la Asociación Andaluza de Juristas 17 de Marzo ha denunciado ante la Fiscalía de Sevilla la convocatoria y celebración de estas "manifestaciones políticas organizadas y coordinadas" sin haber sido "debidamente comunicadas a la Subdelegación" pese a tratarse de un requisito obligado y poniendo "en riesgo" la salud pública, mediando además el caso de agentes de la Policía Nacional que "están permitiendo con normalidad" estas "manifestaciones ilegales" y, además, "están demostrando públicamente su apoyo a las mismas".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios