ENTREVISTA AL VICEPRESIDENTE DE MADRID

Aguado sobre Ayuso: "Para hacer oposición a Sánchez está el Congreso, no la CAM"

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid discrepa abiertamente de la estrategia de la presidenta de Madrid de confrontar con el Gobierno central y sobre las manifestaciones

Foto: Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid. (Foto cedida por la Vicepresidencia de la Comunidad)
Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid. (Foto cedida por la Vicepresidencia de la Comunidad)
Adelantado en

Ignacio Aguado (Madrid, 1983) es vicepresidente de la Comunidad de Madrid y dirigente de Ciudadanos. El Gobierno de coalición de Madrid ha vivido en las últimas semanas tensiones internas y episodios que han provocado polémica. Aguado defiende, a diferencia de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, que la estrategia de confrontación con el Gobierno no beneficia a los madrileños y aboga por tender puentes con el Ejecutivo. Discrepa también en la posición de Ayuso respecto a las manifestaciones del barrio de Salamanca. No obstante, critica la decisión política del Gobierno de Pedro Sánchez de no permitir que Madrid pase a la fase uno de desescalada.


Pregunta. ¿Qué le parece el episodio del apartamento de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso?
Respuesta. Es un asunto personal de la presidenta y, de tener que dar explicaciones, tendrá que ser ella la que lo haga. En cualquier caso no va a suponer ningún gasto a la Comunidad, porque todos los gastos que tienen que ver con que no viva en su domicilio habitual no van a correr a cargo de la Comunidad.

P. ¿No cree que ha habido trato de favor?
R. Creo que no y lo que nos ha trasladado es que es un asunto particular y que se paga de su bolsillo y no afecta al dinero del contribuyente. Yo con sus explicaciones me quedo tranquilo.

P. ¿Qué ocurrió con el supuesto contrato con Sarasola colgado en el Portal de Contratación y luego retirado?
R. Lo que se ha hecho es abrir una investigación dentro de la Consejería de Asuntos Sociales para ver por qué se subió ese contrato y la conclusión a día de hoy es que simplemente fue un error humano y ese error al final ha acabado con la dimisión del jefe del equipo de funcionarios que se encarga de llevar esos contratos al Portal de Contratación y aún así seguiremos investigando si hace falta porque no tenemos nada que ocultar sobre ese contrato, para qué se sube, y es en lo que está el consejero de Políticas Sociales.

P. Ayuso insinuó que venía de Ciudadanos, puesto que esa Consejería está en manos su partido.
R. Eso no tiene mucho sentido. Nosotros no vamos a hacer nada que nos perjudique como Gobierno. Nada que dañe a la presidenta y tampoco vamos a tolerar ningún tipo de falsas afirmaciones e insidias hacia Ciudadanos ni hacia ningún miembro del Consejo de Gobierno. Todos estamos trabajando a una. Ya se ha hecho la investigación, la conclusión a la que se ha llegado es que es un error humano, que se corrigió en muy poquito tiempo y a partir de ahí se tomó la decisión por la persona que estaba al frente de este equipo de dimitir y hasta ahí. Ni hay que sacar los pies del tiesto ni exagerar las cosas, porque a día de hoy en lo que estamos es en la crisis sanitaria, la económica y la social, y en eso ponemos todos los empeños.

P. ¿Desde el Gobierno de la Comunidad, concretamente desde la Presidencia, se deben alentar manifestaciones como las del barrio de Salamanca?
R. Entiendo que haya gente que esté enfadada, que esté preocupada, incluso indignada con la situación que se está viviendo, pero eso no puede llevarnos a saltarnos las normas, las leyes y la responsabilidad que hemos asumido en las últimas semanas y meses. No se puede echar al traste el compromiso de miles y miles de españoles, saliendo a la calle como hemos visto en los últimos días, por muy legítimas que puedan ser las protestas, que yo respeto, pero eso no se puede hacer saltándote las leyes y la distancia social y todas estas normas que nos hemos dado entre todos para poder vencer al virus.

P. ¿El tono y la estrategia de confrontación de la presidenta con el Gobierno central es conveniente? ¿Beneficia a Madrid?
R. No creo que los Gobiernos tengamos que hacernos oposición unos a otros. Los gobiernos lo que tenemos que hacer es trabajar por el interés de los madrileños y el Gobierno de Pedro Sánchez por el interés general. Y ayuda poco que estemos enfrentados, hay que intentar siempre tender puentes, sumar y buscar (a pesar de las diferencias ideológicas y en algunos casos de criterio) puntos comunes y trabajar de forma coordinada en pro del interés general.

P. ¿Ese tono o actitud favorece o perjudica para que Madrid pase de fase en la desescalada?
R. Nunca la beligerancia entre administraciones ayuda a un final feliz, a un buen entendimiento. Si finalmente no pasamos de fase a pesar de cumplir los criterios sanitarios que ha marcado el Ministerio, entiendo que se debe a motivos estrictamente políticos; y si entramos en el plano político tiene mucho que ver el talante de las personas que toman esas decisiones. Si el talante y la actitud no es de construcción, sino que es beligerante, pues resta, supone impedimentos para llegar a acuerdos y tomar decisiones que beneficien al conjunto de los ciudadanos.

P. Es decir, que ese tono beligerante puede perjudicar a Madrid.
R. Cualquier choque entre administraciones perjudica y yo no soy partidario de confrontar con el Gobierno de España. Soy partidario de intentar defender los intereses de Madrid y que haya coordinación y colaboración entre administraciones. Para hacer oposición al Gobierno de España está la oposición en el Congreso. Nosotros somos una administración.

P. ¿Esto se lo ha planteado a la presidenta? ¿Le ha pedido que cambie?
R. No, no, no. Ella está en su perfecto derecho de hacer lo que considere oportuno. Cada uno tiene su forma de ser, su actitud y su manera de hacer política. Yo, personalmente, creo que siendo un Ejecutivo que representa a todos los madrileños, no solo a los votantes de PP y Ciudadanos, sino también a los votantes de PSOE, Podemos, Vox y Más Madrid, tenemos que intentar restaurar los puentes con el Gobierno de España, buscar espacios de encuentro y que las diferencias ideológicas y de pareceres entre Moncloaa y nosotros, que son evidentes, no vayan en detrimento del interés general.

P. ¿Y está cómodo con el tono de enfrentamiento con el Gobierno central?

R. Respeto el tono que ha elegido la presidenta, pero yo hablo por mí y soy partidario por todos los medios de intentar apaciguar los ánimos e intentar que haya moderación en los debates, que haya propuestas, colaboración y entendimiento entre las instituciones porque, al fin y al cabo, es lo que garantiza la mejor defensa del interés general. Cuanto más choque haya entre administraciones, cuantos más recelos y tensión personal entre los líderes políticos es peor, nos hace ser menos útiles a los madrileños. Por eso abogo por una buena relación con el Gobierno de España.

P. ¿Hay un exceso de mirada de la presidenta hacia el electorado de Vox?
R. No lo creo. Trabaja igual que el resto, pensando en el interés de los madrileños y en hacer las cosas bien y así tiene que seguir siendo. Hay un acuerdo de Gobierno pensado para los ciudadanos de Madrid y es en lo que estamos centrados. No es momento de pensar en arañar votos, ni en elecciones, la situación es suficientemente grave como para que estemos centrados en hacerlo lo mejor posible y en gestionar para todos, porque hay una crisis sanitaria, económica y social que no distingue de colores políticos.

P. ¿Qué propone para restablecer puentes con el Gobierno central?
R. Es una tarea de todos, también de Moncloa, que aprovecha la mínima para criticar al Gobierno de Madrid. El otro día el diputado del PSOE, Rafael Simancas, encargado de la reconstrucción hablaba en términos muy desafortunados de la Comunidad de Madrid, intentando estigmatizar a la Comunidad, con un comentario fuera de lugar, también la campaña del PSOE en redes sociales criticando a Madrid no ayuda nada… hemos alcanzado unos niveles de tensión y polarización que no beneficia. Y ese choque entre administraciones no es bueno. Entiendo que tiene que haber un choque e intercambio de opiniones entre Gobierno y oposición, pero no entre gobiernos, nosotros tenemos que limitarnos a hacer lo que está dentro de nuestras competencias y por el interés de los madrileños tener una buena relación con el Gobierno de España. Aunque tengamos proyectos y soluciones distintas.

P. ¿Cómo se explica la dimisión de la directora de Salud Pública diciendo que Madrid no está preparada para pasar a la fase uno?
R. La directora se precipitó al dimitir cuando el informe no estaba siquiera redactado y por lo tanto hubo que hacerlo y el consejero de Sanidad asumió toda la responsabilidad de esa decisión. Respeto la postura de la exdirectora de salud pública, pero ese informe había que elaborarlo y lo terminó el consejero de Sanidad, lo explicó en el Consejo de Gobierno y todos entendimos que era necesario pedir el pase a la fase uno porque cumplíamos todos los requisitos. No es una crisis exclusivamente sanitaria, sino también económica y social y por eso se debatió en el Consejo de Gobierno.

P. Pero da la impresión de que se prima la economía a la sanidad.
R. No, hay que tener en cuenta todos los parámetros y variables. Cumplimos todos los requisitos de Sanidad, por eso no se entiende que no pasemos de fase, más allá de que se apliquen criterios políticos, que tendrá que ser Sánchez quien lo explique. Además de lo sanitario es fundamental lo económico y lo social. Vemos las colas cada vez más largas de ciudadanos que van a pedir comida, bolsas de alimentos. Hay autónomos, trabajadores y empresarios que están al borde de la quiebra y la ruina y la solución no es quedarnos en casa. El confinamiento tiene un sentido para que las urgencia no colapsen y hemos reducido en un 80% el número de camas de UCI, tenemos capacidad para aumentarlas y duplicarlas si hiciera falta y no entendemos que tengamos que seguir en casa pudiendo salir con uso obligatorio de mascarillas, que es lo que proponemos: vivir día a día y convivir con el virus hasta que descubramos una vacuna. No tiene sentido seguir destruyendo más tejido empresarial y correr el riesgo de un sistema basado en salarios a un sistema económico basado en subsidios. A Podemos le gustará ese modelo, a mí no.

P. ¿Qué le parece que por segunda vez el Gobierno haya denegado a Madrid el pase a la fase uno?
R. La decisión de Moncloa no ha sido técnica, sino política. No han presentado ni un solo argumento que justifique que no podamos pasar de fase. Cumplíamos y se han opuesto. Están condenando a miles de madrileños a la ruina y destruyendo el motor económico de España. Cada semana que pasa Madrid sin abrir es un jarro de agua fría para miles de autónomos. La CAM no se puede permitir pasar de la economía del salario a la economía del subsidio por una decisión política.

P. ¿Por qué sostiene que debe haber acuerdos con el PSOE y hasta dónde tienen que llegar?

R. Porque en momentos excepcionales como este hay que intentar entenderse incluso con los que piensan distinto. Incluso con el PSOE, que nos atacapodemos tender puentes, entendernos y sentar un acuerdo o una base de mínimos. Voy a proponer que, igual que en el Congreso se ha puesto en marcha una Comisión para la Reconstrucción para construir puentes, en Madrid también hace falta y los madrileños están pidiendo que dejemos los buenos y los malos y los bloques y nos centremos en construir consensos. Madrid tiene un Gobierno sólido que hace las cosas razonablemente bien, pero que en momentos como el actual hay que ampliar aún más el consenso y apoyos y acuerdos con otras formaciones políticas que tienen mucho que aportar y que son imprescindibles para salir de esta crisis.

P. ¿Le gustaría no depender de Vox?
R. Lo ideal sería que Ciudadanos tuviera mayoría absoluta y gobernáramos con nuestro programa electoral, para eso nos presentamos a las elecciones, pero la realidad es que las mayorías absolutas ya no existen, estamos en un Gobierno de coalición con un partido conservador. Están funcionando bien las políticas de centro liberal, a pesar de que algunos quieren sembrar dudas y buscar fisuras y esa suma de coalición no da mayoría absoluta y si Vox está dispuesto a apoyar determinadas medidas, leyes o Presupuestos; bienvenido sea. Igual que otras formaciones políticas sí están dispuestas a construir.

P. ¿Descarta una moción de censura con el PSOE en esta legislatura?
R. Sí, sí, sí. No estamos para nada pensando en una moción de censura, ni en adelanto electoral. Sé que hay partidos y grupos interesados en ese tipo de soluciones, pero no es lo que Madrid necesita. Lo dijo bien Inés Arrimadas: los que piensan que pueden hacer caer a los gobiernos de PP y Ciudadanos se van a quedar con las ganas porque vamos a cumplir el acuerdo de Gobierno.

P. ¿Hay alguna posibilidad de que haya elecciones anticipadas en Madrid?
R. No. A día de hoy, al menos por nuestra parte ninguna, no lo contemplo. Tenemos que seguir trabajando y evitar el sectarismo, el enfrentamiento y la polarización.

P. ¿Cómo es su relación con Ayuso?
R. Es una relación buena, profesional y de respeto, donde funcionamos como un equipo de alto rendimiento en el que cada uno hace su rol y cumple su papel, con unas medidas pactadas que deben ser las vías del tren por donde discurra la legislatura.

P. Desde Ciudadanos se ha señalado a Miguel Ángel Rodríguez como origen de algunas fricciones.
R. Es el jefe de Gabinete de la presidenta. Desde cada consejería elegimos a nuestro equipo de confianza y a nuestros cargos y no debo ni tengo por qué meterme en las personas que elige la presidenta o de las que se rodea. Ya dije en su día que fue una incorporación que no comparto, pero que respeto en tanto el acuerdo de Gobierno fija que cada uno de los socios elige a qué personas incorporar en su equipo.

P. ¿Hay algún responsable por los miles de muertos en las residencias de ancianos?

R. Sí, hay un responsable que es el virus, la pandemia, para lo que no hay cura y lamentablemente se ha llevado la vida de mucha gente en residencias, en hospitales, en domicilios. Es una epidemia que no viene con manual de instrucciones y que además todavía ofrece muchas preguntas que no tienen respuesta. Políticamente, siempre se pueden hacer las cosas mejor, tengo esa sensación de autoexigencia y también de aprendizaje constante y si en otoño viene una nueva ola estoy convencido de que estaremos mejor preparados. Esa es nuestra obligación, aprender de los posibles errores que se hayan podido cometer por parte del Gobierno de España o por los autonómicos y prepararnos para la próxima epidemia que, lamentablemente no es descartable. Madrid fue pionera en alguna medidas y eso ha salvado muchas vidas, pero siempre te planteas que, aunque fuimos los primeros en actuar, si hubiéramos reaccionado antes hubiéramos tenido mejores resultados.

P. ¿Qué hay que cambiar para el futuro sobre las residencias?
R. Debemos afrontar un rediseño en Madrid, en España y en toda Europa. Las residencias están pensadas para cuidar a nuestros mayores, no para curarles, son lugares asistenciales y eso se lo pone fácil a este tipo de virus. Y esa ha sido la principal debilidad de nuestro sistema. Deberían orientarse más a la sanidad y con mayor capacidad de respuesta, con protocolos previos de acopio de material y de reacción.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
139 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios