las apps de ligue con más actividad que nunca

Los ardores de los jóvenes entran en Fase 4: "Me salté el confinamiento para tener sexo"

A medida que se suman los días de confinamiento, la soledad de las cuatro paredes va pesando en las ganas de sexo de quienes no tienen compañía

Foto: Foto: EFE
Foto: EFE

Lorena*, madrileña de 30 años, conoció a un chico la semana previa de que toda España entrase en estado de alarma. "Tuvimos un 'affaire' unos días antes y desde entonces hemos estado hablando mucho, haciendo muchas videollamadas… Y teníamos ganas. Esperamos a ver si llegaba el fin de la cuarentena, pero siempre se alargaba, así que dijimos de vernos porque no podíamos más".

Para quitarse "el calentón", Lorena cogió el coche desde su casa, al norte de Madrid hasta el barrio de Carabanchel. "Los dos habíamos estado semanas sin salir y sin síntomas, si no no me arriesgo".

Para disimular, al día siguiente bajó a hacerle la compra para tener un ticket que justificase una eventual parada de la Policía. "Mi abuela también vive en Carabanchel, así que podía decir que había ido a hacerle la compra. Y menos mal". A la ida, ninguno de los tres controles por los que pasó le dio el alto, pero a la vuelta, no tuvo tanta suerte. "De repente veo un control, me paran y saco el ticket, pero el policía me dice que eso no sirve, y que quién le dice que no he ido hasta allí para ver a mi churri y echar un quiqui", cuenta. "Mira, menos mal que llevaba las gafas de sol y la mascarilla porque me moría. La verdad es que no sé si me compensó todo el estrés que pasé por echar un polvo".

A medida que se suman los días de confinamiento, la soledad de las cuatro paredes va pesando en las ganas de sexo de quienes no tienen compañía. El plan de desescalada es ahora mismo el único plan de todos los españoles y aplicaciones como Tinder, Grindr, o incluso Instagram y Tik Tok tienen más actividad que nunca. Y más ahora que las fases han abierto brecha en el contacto humano.

Hace unos días salí a correr y me dejé el Grindr abierto. Al volver, tenía seis propuestas para follar

"Hace unos días salí a correr y me dejé el Grindr abierto. Al volver, tenía seis propuestas para follar", cuenta Mario*, un joven de Madrid. "La gente está muy necesitada, empiezas a hablar y en seguida te dicen si tienes sitio en casa o si vas a la suya".

Aunque los primeros días del confinamiento las 'apps' de ligue vivieron un repunte, el paso del tiempo y la falta de perspectivas de salida fueron bajando el número de 'matchs', es decir, que dos personas se gusten y puedan abrir un chat para hablar. Además, tanto Tinder como Grindr —la versión de la 'app' de contactos para gays— regalaron cuentas con funcionalidades Premium al inicio de la cuarentena, que eliminaban por ejemplo el límite de distancia en la búsqueda de perfiles.

Me encontraba con 'machts' en Brasil y sobre todo los primeros días muchas propuestas de sexting —sexo por mensaje—, que es algo que nunca me había pasado", continúa Mario. "Ahora con lo de las fases ha subido de nuevo la actividad. Yo todavía no descarto saltarme el confinamiento, la verdad, porque se pasa muy mal. Me llegué a comprar un masturbador por Amazon, pero tampoco es que sea la hostia…".

Yo todavía no descarto saltarme el confinamiento, la verdad, porque se pasa muy mal

Estos días, sin embargo, la 'app' más conocida de citas avisa a los usuarios con el siguiente mensaje: "Tinder es un lugar para conocer gente nueva. Si bien queremos que continúes divirtiéndote, protegerte del coronavirus es más importante". A la advertencia le acompañan algunos consejos sanitarios y un enlace a la OMS.

Aviso de Tinder durante la cuarentena
Aviso de Tinder durante la cuarentena

En España, al igual que en Italia, se produjo un aumento de hasta el 30% en la conversación en Tinder de mediados a finales de marzo, y somos el país donde más se han alargado las charlas: un 25%. Solo el 29 de marzo, en lo peor de la pandemia, se produjeron 3.000 millones de deslizamientos en todo el mundo.

"A medida que una región se ve más afectada por medidas de aislamiento físico, las conversaciones que se establecen en la 'app' son más numerosas y, sobre todo, más largas y entretenidas", aseguraba un portavoz de Tinder a Europa Press a finales de marzo.

Algunos aprovechan en estas 'apps' para buscar nuevos entretenimientos para la desescalada. "Es verdad que si antes veías de vez en cuando el perfil de una pareja buscando un trío, durante el confinamiento he estado viendo más", cuenta Mario.

La aplicación, de hecho, quiere aprovechar el periodo de la cuarentena y anunció este jueves que habilitará una nueva funcionalidad para hacer videollamadas y hacer así más cercano el cortejo. No es la única: ya están surgiendo otras especializadas en acercar el amor en tiempos de pandemia con, por ejemplo, notas de voz o citas exprés de 90 segundos a través de la cámara.

Preparar el terreno

Sin embargo, a medida que el calendario de la cuarentena va pasando hojas en blanco, la pantalla se va quedando pequeña para las ganas de muchos. Antes de que pudiéramos pasear, los supermercados se habían convertido en lugares de encuentro improvisados entre amantes cercanos. Ahora, los parques acogen primeras citas que se hacen pasar por convivientes y hasta alguna pareja adolescente aprovecha los arbustos para desfogarse tras los días de encierro familiar. Tampoco son pocos los imitadores de Alfonso Merlos o del asesor científico británico, que se saltan la cuarentena para visitar o recibir a sus amantes en casa.

Otros prefieren ir abonando el terreno para cuando pasemos de fase porque no quiere saltarse la cuarentena pero tampoco tirar el tiempo en casa. "Estoy aprovechando estos días para tirar trastos y tener alguna cita 'para andar' que es lo único que puede hacerse ahora. Hay una chica con la que me llevaba bien y ahora hablamos más y parece que quedaremos cuando se pueda. Mascarilla y distancia mediante", cuenta Jesús, periodista murciano de 31 años, que reconoce que prefiere Instagram para establecer ese contacto previo a un paseo. "Yo he empezado a subir 'stories' —publicaciones que desaparecen a las 24 horas— en la cuarentena, y lo pienso dejar cuando esto acabe. Pero está bien para comentar fotos, vídeos, e iniciar una conversación que lleve a algo más. Me han dicho también de gente que está usando Linkedin para ligar".

He empezado a subir 'stories' en la cuarentena, y lo pienso dejar cuando esto acabe

Pero los solteros no son los únicos que están sufriendo la sequía de confinamiento, también hay parejas a las que el estado de alarma ha pillado separadas, como le ha ocurrido a Laura*, bióloga de 30 años: "Estoy que me subo por las paredes. Es la primera vez que estamos tanto tiempo separados y también la primera que hemos tenido que tirar de mensajes y videollamadas para tener algo de intimidad… Yo sabía que le iba a echar de menos a nivel sexual, pero ha habido días de hacerlo a distancia varias veces porque lo echas más de menos, también emocionalmente. Incluso un abrazo".

Y también están para los que, dos meses más o menos sin follar tampoco han supuesto una gran diferencia en su vida: "Tonteo algo, pero me cansa porque no hay expectativas a corto plazo, entonces es un desgaste absurdo", confiesa David*, periodista madrileño de 31 años. "Cuando antes de la cuarentena no te comías un colín, la vida sexual de uno no cambia demasiado confinado".

*Nombre cambiado a petición del entrevistado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios