La confianza de los españoles se desploma y más de la mitad ve difícil llegar a fin de mes
  1. España
SE VUELVE A LAS CIFRAS DE LA CRISIS DE 2008

La confianza de los españoles se desploma y más de la mitad ve difícil llegar a fin de mes

Nueve de cada diez encuestados expresan el empeoramiento de la situación económica, en el momento en el que la crisis todavía acaba de asomar, y el 62% prevé que las cosas irán a peor

placeholder Foto: Dos peluqueros de una barbería del Eixample de Barcelona atienden a sendos clientes este lunes. (EFE)
Dos peluqueros de una barbería del Eixample de Barcelona atienden a sendos clientes este lunes. (EFE)

La confianza y las expectativas de la economía familiar se desploman, retomando unos valores medios similares a los de 2008 y 2012, coincidiendo con la última gran crisis financiera. Así lo atestigua el índice de confianza del consumidor elaborado por el CIS correspondiente al mes de abril, según el cual la caída de la confianza del consumidor es de un 41,8%, con un descenso del 58,5% del índice de situación actual frente a una pérdida del 28,4% en las expectativas. Solo un tercio de los encuestados asegura haber logrado ahorrar el pasado mes, mientras que la mitad de los españoles reconocen dificultades para llegar a final de mes, un 8% ha tenido que echar mano de sus ahorros para salir adelante y un 5,6% ha tenido que contraer deudas. Además, uno de cada cuatro españoles ha visto cómo en su entorno han aumentado las personas en situación de desempleo.

Nueve de cada diez encuestados expresan el empeoramiento de la situación económica, en el momento en el que la crisis todavía acaba de asomar, y el 62% prevé que las cosas irán a peor en los próximos meses. De ahí que casi la mitad anticipa que durante el próximo año no tendrá posibilidades de adquirir bienes como coches, muebles, electrodomésticos u ordenadores. Una postura que se acrecienta por el hecho de que el 54,4% opina que los precios se elevarán, frente a uno de cada cuatro que cree que se mantendrán igual. También son más lo que anticipan que los tipos de interés de los préstamos subirán (34,7%), frente a los que creen que se mantendrán (29,1%).

En el marcado de la vivienda cambia radicalmente la opinión de la ciudadanía. Casi la mitad de los encuestados anticipan que los precios bajarán y solo un 16,1% que se mantendrán. Tanto es así que solo uno de cada diez encuestados mantiene sus planes de adquirir una vivienda en el próximo año.

En relación con el mes de abril del pasado año, la evolución de este índice es todavía más negativa. Según las conclusiones del CIS, el índice desciende desde abril del pasado año 47,1 puntos, con una pérdida en términos absolutos para la valoración de la situación actual de 57 puntos. En términos porcentuales el perfil de la evolución registrada es prácticamente idéntico, con un descenso del índice de confianza del consumidor de un 48,6% como resultado de la pérdida del 64,4% en la valoración de la situación actual y de la caída del 35,3% en las expectativas.

En relación con los datos de abril de 2019 la evolución es muy negativa en todos sus componentes. La valoración de la situación económica desciende -72,3 puntos con relación a la de hace un año, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran -68 puntos por debajo del valor de hace un año, mientras que la situación en los hogares desciende de manera más limitada, -30,7 puntos en los últimos doce meses. Si analiza la evolución en términos relativos, concluye el estadio, "las diferencias son todavía más llamativas: desde abril de 2019 la valoración de la situación económica general desciende un 85,9%, la valoración de las posibilidades del mercado de trabajo ha bajado un 78,5%, mientras que la valoración respecto a la situación de los hogares cae un 32,4%".

Coronavirus Barómetro del CIS