crisis del coronavirus

Ábalos prevé obligaciones de prevención para viajeros y apunta al coche en la ciudad

La articulación de estas medidas de seguridad, como una mascarilla, será consecuencia de la dificultad económica que supone para las empresas del ramo vender sólo una tercera parte de las plazas

Foto: El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Los viajeros de tren, autobús o avión podrían tener que verse obligados a cumplir unas normas de prevención y seguridad para viajar en los próximos meses, una vez se retorne la 'nueva normalidad', según apuntó el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos. La articulación de estas eventuales medidas obligatorias de seguridad, como podría ser viajar con mascarilla, será consecuencia de la dificultad económica que supone para las empresas del ramo vender sólo una tercera parte de las plazas de los vehículos o naves, tal como actualmente se recomienda para garantizar las distancias entre pasajeros que recomienda Sanidad.

"La recomendación de mantener un tercio de la ocupación va a ser muy difícil de cumplir, el sector privado no va a poder aguantar vendiendo un tercio de la ocupación", auguró el ministro que, por ello, considera que habrá que implantar dichas "medidas de prevención obligatorias para los viajeros". Durante su comparecencia en el Congreso, Ábalos avanzó que trabaja en un plan de 'rescate' de este tipo de transportes interurbanos e internacionales, dado que, según aseguró, "afrontará una importante crisis en los próximos meses" y "será uno de los sectores qué más tarde en salir del periodo de hibernación al que se ha sometido por el parón de la movilidad".

"Por ello es necesario seguir trabajando en un esquema de protección de rentas y de liquidez para el transporte", indicó para señalar, entre otras medidas, la posibilidad de que los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs) del sector tengan una duración mayor. El ministro detalló los desplomes de viajeros de más del 90% que todos los modos de transporte, tanto el avión como el AVE y el autobús, registran consecuencia de las restricciones a la movilidad de los ciudadanos que incluyó el decreto del estado de alarma con el fin de combatir el coronavirus y la referida recomendación de reducir la ocupación.

Ábalos aseguró que también se gestiona la articulación de este tipo de ayudas en el marco de la UE. Así, indicó que los ministros de ramo de España, Francia, Alemania e Italia pactaron este pasado viernes una postura común para pedir en la videoconferencia de titulares de Transportes de la UE que tendrá lugar el día 29. De esta forma, han convenido en solicitar medidas "para apoyar financieramente al sector del transporte, incluyendo iniciativas para movilizar inversiones". "En concreto, nos preocupa mucho el estado del sector de la aviación, duramente castigado en esta crisis", detalló Ábalos. "Todos los países europeos tienen este mismo grave problema en este sector", añadió.

El coche, salida en la ciudad

Sobre las opciones de transporte en las grandes ciudades, el ministro considera "difícil" aumentar la oferta de los transportes públicos urbanos y metropolitanos para garantizar las distancias entre viajeros recomendadas por Sanidad una vez que vuelva a aumentar la movilidad en la próxima fase de 'desescalada'. Por ello, Ábalos abogó por complementar el transporte colectivo con otros modos como el coche privado o la 'micromovilidad', como es la bicicleta, "dependiendo de las distancias". Asimismo, apostó por gestionar la demanda de transporte con iniciativas como la de escalar los horarios de entrada y salida a los puestos de trabajo o seguir promoviendo el teletrabajo, así como por reforzar las medidas de seguridad y prevención, controlando el acceso a las estaciones y recomendando a los usuarios el uso de mascarilla.

"Si queremos articular un transporte seguro una vez que se reanude la actividad, será muy difícil hacerlo sólo con el transporte público", aseguró Ábalos. "Mantener la actual recomendación de que la ocupación de viajeros sea de un tercio de los vehículos para garantizar las distancias entre viajeros requiere triplicar la oferta, y no hay capacidad, no tenemos el triple de metros ni de autobuses", explicó el ministro.

"Por ello, hay que analizar distintas alternativas de movilidad, fundamentalmente en las grandes ciudades", de cara a la vuelta a la nueva normalidad, indicó para asegurar que su Departamento está en "contacto y coordinación" con estas capitales. "El coche privado no es una solución sostenible de futuro, pero en este paréntesis y en estas circunstancias es una opción", reconoció Ábalos quien, de hecho, afirmó que se está registrando un repunte en su uso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios