EL GENERAL TUVO "UN DÉFICIT DE EXPRESIÓN"

Marlaska defiende el rastreo de las redes "para evitar el estrés social" durante el covid

"Los bulos son los grandes aliados del coronavirus; seguiremos haciendo seguimiento". "Hay quien pretende justificar que son ejercicios de libertad de expresión, pero no lo son"

Foto: El ministro Fernando Grande-Marlaska, antes de su comparecencia. (EFE)
El ministro Fernando Grande-Marlaska, antes de su comparecencia. (EFE)

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado que la Policía Nacional y la Guardia Civil seguirán haciendo seguimiento de las redes sociales para tratar de detectar amenazas y bulos que puedan provocar "estrés social" en esta crisis sanitaria. Así lo ha dicho el titular de la cartera de la que depende la seguridad del Estado durante la comparecencia que ha protagonizado en el Congreso de los Diputados. "Hay quien estas estafas, falsas alarmas, falsas recetas médicas y vacunas inexistentes o manipulación de documentos oficiales pretende justificarlas como ejercicio de libertad de expresión", ha dicho. "No es libertad de expresión, son actos deplorables que ponen en riesgo la salud de todos", ha sentenciado el ministro, que ha agradecido con insistencia la tarea de las fuerzas de seguridad.

"Nunca, señoras y señores diputados, nunca, nos cansaremos de expresar la gratitud por su extraordinaria labor", ha apuntado en la comisión de Interior parlamentaria, donde ha comparecido a petición del PP, de Ciudadanos, de ERC y de Vox. La crisis sanitaria, ha indicado, "ha cambiado radicalmente cÓmo vivimos". "Internet, el ciberespacio, se ha convertido en un ágora donde interactuamos cada vez con más frecuencia", ha explicado Marlaska, quien ha destacado que uno de los objetivos del ministerio en esta legislatura era el de "asegurar la digitalización de la sociedad". "Pues bien, en esta situación, lo importante ha pasado a ser urgente", ha explicado el responsable de Interior para argumentar por qué está haciendo tanto hincapié en la ciberseguridad.

"Hay desaprensivos que en esta crisis pretenden aprovechar la grave situación sanitaria", ha advertido. "Ciberestafas, remedios o curas falsas para el covid, manipulación de documentos oficiales, desinformación sobre el estado real de servicios esenciales... Son actos que al hacer inseguro el ciberespacio ponen en riesgo nuestra salud", ha señalado en una comparecencia marcada por la polémica que generaron las declaraciones del general jefe del estado mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, quien aseguró que una de las líneas de trabajo del instituto armado es "minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis del Gobierno". Marlaska ha explicado que aquellas palabras fueron un error "de expresión".

El ministro ha indicado que la situación de confinamiento extremo que sufre la sociedad no puede verse agravada por las 'fake news'. "Estamos en casa durante 40 días y la presión a la que pueden someten determinadas noticias como que el sistema de salud está colapsado... ¿Qué hacemos? ¿No actuamos ante esto?", se ha preguntado el titular de Interior, quien ha indicado que su departamento tiene la obligación de actuar, de "monitorizar" las redes sociales para combatir esas "desinformaciones" con "el fin de garantizar la seguridad de todos". "No son instituciones del Gobierno, un déficit en la expresión no quiere decir que se actúe así", ha aclarado el ministro, que se ha referido también a una información publicada por 'eldiario.es' que mencionaba uno de los informes que hace la Guardia Civil en este ámbito y que destacaba algunos mensajes públicos vertidos por organizaciones políticas como Vox o Bildu.

Marlaska defiende el rastreo de las redes "para evitar el estrés social" durante el covid

"Vayan a ver lo que se ha publicado", ha invitado el ministro a los oyentes para explicar que el informe de los expertos del instituto armado no reflejaba ningún seguimiento a formaciones con fines partidistas, sino que tenía la finalidad de combatir esas desinformaciones. "Salió un bulo sobre que el Gobierno utiliza la aplicación Zoom para acceder a las cuentas; claro, habrá que desmentirlo; si alguien escucha que no hay mascarillas cuando sí las hay, puede que no vaya a comprarlas; estamos hablando de cosas muy serias", ha argumentado Marlaska, quien ha destacado que estos ataques no solo van contra los intereses de los ciudadanos o el Ejecutivo. "Hay amenazas a instituciones del Estado, no solo al Gobierno, a la jefatura del Estado, al poder legislativo", ha indicado el titular de Interior, que ha cuantificado la labor policial.

"274 eventos de desinformación conocidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, 45.773 dominios bloqueados por actividades ilegales aprovechando la pandemia o campañas de 'phishing' usurpando la identidad de organismos oficiales, empresas públicas o bancos" dan cuenta de la tarea que llevan a cabo las unidades especializadas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en este ámbito. "Ante estas situaciones, y no ante otras, es ante las que actúa este ministerio", ha sentenciado Marlaska. "La ciudadanía tiene derecho a la libertad de expresión, y la ejerce; la ciudadanía, señorías, tiene derecho a recibir información veraz, y la recibe; los que no tienen derecho, y en esto seré muy claro y muy contundente, son los desaprensivos que ponen en riesgo nuestra salud aprovechándose de una situación de vulnerabilidad", ha zanjado.

"Los bulos y la desinformación son los grandes aliados de esta enfermedad", ha añadido el ministro, que ha argumentado que es por eso por lo que las fuerzas de seguridad hacen los mencionados seguimientos. "Evaluamos posibles amenazas y actuamos con todas las herramientas y garantías del Estado de derecho, y lo seguiremos haciendo", ha afirmado con contundencia durante su exposición, añadiendo que, hasta el momento, los distintos cuerpos policiales han puesto 680.995 sanciones en este estado de alarma y han detenido a más de 6.061 personas. "Algunas de las personas que de forma reiterada ponen en riesgo nuestra salud ya están comenzando a cumplir condena", ha concluido.

Durante la comparecencia de Marlaska, PP y Vox han sido los partidos más críticos con la gestión del Gobierno en este punto de la libertad de expresión. La portavoz del Partido Popular en la Comisión de Interior, Ana Vázquez, que ha recordado entre lágrimas a los agentes fallecidos en esta crisis sanitaria, ha calificado al compareciente como el "ministro de la censura". "Es usted la punta de lanza de una operación para limitar y coartar la libertad de expresión", ha acusado la diputada popular. "Solo nos permiten a los españoles aplaudir, quitarnos la mascarilla y ponernos la mordaza", ha añadido Vázquez, quien se ha referido al episodio polémico que comenzó con las citadas declaraciones del general Santiago. "Quite sus manos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional; cuando le criticamos a usted, no criticamos a la Guardia Civil, la estamos defendiendo, porque usted no es la Guardia Civil", ha sentenciado.

"Usted nos dijo que iban a perseguir las noticias peligrosas. ¿Quién decide cuáles son esas noticias? ¿Lo decide usted? Todos hemos visto en este correo electrónico que la Guardia Civil solo cumplía una orden", ha dicho en referencia al correo electrónico que mostraba una reclamación de la jefatura del estado mayor a las comandancias para que estas identificaran 'fake news' contra el Gobierno. "¿Ha dado usted esa orden?", ha preguntado la diputada del PP. "No solo investigaban partidos, sino también asociaciones de la Guardia Civil", ha añadido en referencia a la mencionada información de 'eldiario' que ponía en evidencia que en los informes del instituto armado citaban a la Asociación Unificada de Guardias Civiles, mayoritaria en el cuerpo. "Le falta humildad y le sobra soberbia", ha afirmado.

Javier Ortega Smith, de Vox, por su parte, ha acusado a Marlaska de "cambiar mascarillas por mordazas". Su compañera y portavoz del partido en la Comisión de Interior, Macarena Olona, ha criticado el cese del jefe de prevención de riesgos laborales de la Policía Nacional, José Antonio Nieto, como un ejemplo de censura. "Es quien por primera vez dio la voz de alerta y el tiempo ha demostrado que estaba acertado, tenía razón", ha descrito la diputada, a la que el ministro ha contestado poco después alegando que el cese tuvo lugar "por falta de confianza", ya que el informe al que ha hecho referencia Olona era un documento interno que no tenía que haberse filtrado.

El portavoz de Ciudadanos, Pablo Cambronero, por su parte, se ha limitado a señalar que lo que insinúan las palabras del general Santiago que provocaron la polémica es algo "gravísimo en un Estado democrático". "¿Qué diría usted tras haberlas escuchado si estuviera en mi escaño?", ha preguntado el diputado. "No se escude en la Guardia Civil; las instituciones no son del Gobierno, son del Estado", ha apuntado, antes de añadir que su partido no permitirá que el ministro "manche el nombre de la Guardia Civil y de los miles de agentes que se están dejando literalmente la vida". También el portavoz de Bildu, Jon Iñarritu, ha sacado las polémicas declaraciones del general Santiago y la información posterior publicada que, según ha dicho, muestra que el alto mando de la Guardia Civil "parece que dijo la verdad". "Eso es propio de una policía política; que un cuerpo monitorice las protestas incluso de partidos políticos, las operaciones araña, que mencionaba Amnistía Internacional, se están repitiendo con la excusa de la crisis", ha señalado Iñarritu, al que ha seguido el portavoz del PNV, Mikel Legarda, que ha calificado los trabajos de la Guardia Civil objeto de polémica como algo más propio de los servicios de Inteligencia que de "un cuerpo de seguridad ciudadana". "Los bulos se combaten con información, no con notas de la Guardia Civil", ha zanjado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios