LA GESTIÓN POLÍTICA DE LA PANDEMIA

Sánchez precipitó el anuncio sobre los niños sin el consenso de los expertos

Un informe de la Dirección General de Infancia recomendó paseos a menores de 12 años, una hora diaria como máximo y a menos de un kilómetro de su casa

Foto: Una niña practica ballet en su casa durante el confinamiento, el pasado 17 de abril, en Córdoba. (EFE)
Una niña practica ballet en su casa durante el confinamiento, el pasado 17 de abril, en Córdoba. (EFE)
Adelantado en

Pedro Sánchez comparece este miércoles en el Congreso para lograr por tercera vez el apoyo de la Cámara a la declaración del estado de alarma para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Justo en la jornada en que el Gobierno de coalición cumple 100 días.

De nuevo tendrá el apoyo de la mayoría y volverá a escuchar críticas de todos los grupos, salvo los que forman el Gobierno de coalición, por su gestión de la crisis.

Comparecerá con la circunstancia excepcional de un hipotético intento de acuerdo de Estado con todos los grupos, rodeado de reticencias y caminos tortuosos. Pero, a la vez, sometido a las críticas por el último enredo en la gestión del Gobierno: la decisión de permitir que los niños vayan solo a supermercados, farmacias y bancos, rectificada a las pocas horas como consecuencia de las críticas internas y externas.

Sánchez anunció el sábado que se permitiría salir a los niños menores de 12 años, sin ofrecer más detalles. Lo hizo horas después de recibir un informe de la Dirección General de Infancia que recomendaba esa salida con muchos menos límites de los establecidos este martes. Se recomendaba que los niños pudieran dar paseos cortos.

El informe hablaba de niños menores de 12 años y de paseos de una hora diaria como máximo, a menos de un kilómetro de su casa y sin entrar en zonas de juego.

La decisión de permitir que los niños vayan solo a súper, farmacias y bancos fue rectificada a las cinco horas por las críticas internas y externas


Añadía el texto que debían ir con un adulto (tres menores como máximo por cada uno) y se abría la posibilidad de que en el futuro puedan salir menores de 18 que están en circunstancias especiales, como casas de acogida o con determinadas discapacidades. Y se remitía al Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, a un estudio científico de 'The Lancet' y a la Plataforma de Organizaciones de Infancia, que reúne a 67 organizaciones, para advertir de los efectos en los niños del confinamiento.

El presidente del Gobierno hizo el anuncio el sábado sin tener el plácet de los expertos sanitarios a la salida solo para los niños y solo con ese informe.

La presión ambiental

Hasta el martes, cuando el presidente empezó a ver necesario matizarlo, porque los expertos de Sanidad no avalaban la salida solo para los niños. Por eso, la Moncloa optó este martes por una fórmula para que los niños fueran solo a establecimientos comerciales y, además, subía la edad a los 14 años. Es decir, el sábado y el martes la Moncloa se precipitó en la comunicación.

Sanidad, Derechos Sociales y la comisión de desescalada concluyeron, en plena tormenta, que era posible salidas cortas de los menores

Fuentes del Gobierno explican que había gran presión para hacer algún gesto que aligerara el confinamiento de los niños y por eso se optó este martes por esa vía tan restringida. En la práctica, había poco cambio, porque ya hay niños que pueden ir a esos establecimientos si están a cargo de una sola persona.

Sánchez precipitó el anuncio sobre los niños sin el consenso de los expertos

Ese informe de la Dirección General de Infancia, dependiente de la vicepresidencia de Pablo Iglesias, debía ser contrastado y consensuado este martes por la tarde con los responsables de Sanidad y con los miembros de la comisión de desescalada que dirige Teresa Ribera, pero la Moncloa, tras el Consejo de Ministros, remitió un texto al Congreso, el de la prórroga del estado de alarma [aquí en PDF], sin esperar a esa reunión en la que se establecía la autorización para que los niños puedan ir a los citados establecimientos.

El encuentro se celebró cuando ya se había hecho el anuncio y de ahí salió la rectificación. Las tres partes llegaron a la conclusión de que es posible estudiar esa salida para paseos cortos, que será concretada en los próximos días y que se plasmará en una orden ministerial que dictará el sábado el titular de Sanidad, Salvador Illa. No se tocará el texto de la prórroga de la alarma, sino que se acudirá a un conducto indirecto: se hace uso de la habilitación que Illa tiene para relajar o restringir medidas.

Profundo malestar en los ministros

En el Consejo de Ministros de este 21 de abril, no se habló de los detalles, y en la presentación del texto ante los miembros del Gobierno, el ministro de Sanidad se remitió a la reunión que poco después iba a celebrarse y nadie puso objeciones. El aluvión de críticas de todos los partidos, de colectivos médicos y de asociaciones de pediatras llevó a la rectificación ya cerca de las 21:00, en una comparecencia de Illa. También pesó el profundo malestar y sorpresa de algunos ministros. La propuesta duró menos de cinco horas.

Es la segunda semana en que la portavoz, Montero, es desautorizada. Hace unos días, por el ingreso mínimo vital. Y ahora, por la salida de los pequeños

Antes que Illa, la rectificación la avanzó el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique. Era necesaria esa marcha atrás, porque el Gobierno corría el riesgo de que los demás partidos le enmendaran el decreto. Este miércoles se vota en el Congreso la prórroga hasta el 10 de mayo y el viernes se aprobará definitivamente en el Consejo de Ministros.

Uno de los efectos colaterales es que es la segunda semana en que la portavoz, María Jesús Montero, es desautorizada en pocas horas. La pasada semana, dijo que se retrasaba la renta mínima y esa misma tarde se concretó el acuerdo Sánchez-Iglesias para aprobarla en mayo. Esta vez, anunció y defendió una medida que decayó a las pocas horas. De hecho, en la Moncloa se dolían de que, una vez más, una medida relevante se había echado a perder por "un error de comunicación". "Si no hubiera sido tan contundente, y lo hubiera dejado más abierto, no habría pasado esto", abundaba una compañera de Gabinete.

Sánchez precipitó el anuncio sobre los niños sin el consenso de los expertos

Munición a la oposición

El episodio se une a otros que han servido de munición a la oposición, especialmente el PP, como la encuesta del CIS, el material defectuoso comprado, el caos por el decreto nocturno de hibernación, las rectificaciones y tensiones sobre la renta mínima y el supuesto lapsus del jefe de Estado Mayor de la Guardia Civil. Entre otros.

Los partidos siguen lamentando que no son consultados previamente sobre los temas que luego deben apoyar en el Congreso

Todos esos temas saldrán hoy de nuevo a relucir en el pleno, y lo llamativo es que en la mayoría de esos asuntos también han formulado críticas partidos que como PNV y ERC apoyaron la investidura de Sánchez y estaban llamados a ser socios de legislatura del Gobierno. Y opacan el anuncio de medidas del llamado escudo social que ha ido sacando adelante el Gobierno para hacer frente a los efectos de la pandemia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso. (EFE)

Todos los partidos, salvo PSOE y Unidas Podemos, siguen lamentando que no son consultados previamente sobre los temas que luego deben apoyar en el Congreso para no crear una situación política e institucional delicada.

El último episodio es el de los niños, porque el presidente del Gobierno ha hablado en los últimos días con todos los portavoces para pedirles que se sumen al acuerdo sobre la reconstrucción sin mencionarles los detalles de las nuevas medidas sobre el confinamiento. Incluso con Pablo Casado habló el lunes durante más de una hora sin decirle nada.

Negociaciones para la comisión

El acuerdo para la reconstrucción ya decayó el lunes, cuando Sánchez pactó con el líder del PP llevarlo a una comisión del Congreso, pese a que con el resto de partidos había pactado otra cosa. Su arranque está ahora pendiente de la creación de dicha comisión en el Congreso. No está definida la forma en que se hará. Este martes, se ha hablado de ello en la Mesa y la Junta de Portavoces, pero se retrasa su creación y arranque porque no hay acuerdo sobre su diseño. Ni prisa aparente.

Se retrasa la creación y arranque de la comisión de reconstrucción en el Congreso porque no hay acuerdo sobre su diseño. Ni prisa aparente

El PP ha pedido presidirla, aunque es más que probable que no lo logre, y quiere que se hable de economía, sanidad y libertades públicas. En teoría, la comisión servirá para negociar medidas concretas (no un pacto global), pero, en la práctica, servirá para fiscalizar la gestión del Gobierno, porque habrá comparecencias de ministros, altos cargos y expertos y se pedirá documentación sobre la gestión del Ejecutivo. En todo caso, es probable que no se constituya hasta la próxima semana por decisión expresa de los promotores.

El debate sobre la prórroga de la alarma se unirá al de la comparecencia de Sánchez para dar cuenta de las dos últimas cumbres europeas, la de febrero y la de marzo. Este debate es trascendente, porque el presidente del Gobierno ha basado parte de su estrategia en la necesidad de lograr apoyo de la UE para la reconstrucción y para hacer frente a los efectos económicos y sociales de la pandemia.

El jueves, habrá otra cumbre europea vital en la que, de nuevo, España se juega gran parte de su futuro, tras la resistencia de Alemania y Holanda a aceptar propuestas como los eurobonos y la mutualización de la deuda. Sánchez necesita un cierto apoyo de la Cámara antes de afrontar esa cita europea clave.

Sánchez precipitó el anuncio sobre los niños sin el consenso de los expertos

Con estas coordenadas, nada permite suponer que no vaya a producirse un debate duro en el pleno. Casado, líder del PP, mantiene un duro discurso de oposición, a pesar de aceptar buscar ese pacto en el Congreso. Vox incluso ha denunciado judicialmente al presidente del Gobierno y su tono volverá a estar en ese registro. Y los partidos nacionalistas e independentistas mantienen discrepancias sobre las formas y el fondo de las decisiones del Gobierno y añaden las reticencias por supuestas invasiones de competencias. Ciudadanos es quien más ha propuesto acuerdos, a través de su líder, Inés Arrimadas, sin dejar de criticar la actuación del Gobierno.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
92 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios