Es noticia
Menú
Madrid licita por vía urgente la construcción de nuevos nichos en su mayor cementerio
  1. España
se queda sin silicona para sellar lápidas

Madrid licita por vía urgente la construcción de nuevos nichos en su mayor cementerio

La empresa municipal de Servicios Funerarios saca a concurso la creación de 1.900 columbarios y 265 nichos en la Almudena por "las incineraciones e inhumaciones producidas por el Covid-19”

Foto: Entierro en el cementerio de la Almudena de Madrid el pasado 4 de abril. (EFE)
Entierro en el cementerio de la Almudena de Madrid el pasado 4 de abril. (EFE)

El cementerio de la Almudena de Madrid, el más grande de España y uno de los mayores de Europa, se está quedando sin espacio por los efectos devastadores del coronavirus. La catástrofe sanitaria ha desbordado tanto las peores previsiones que la Empresa Municipal de Servicios Funerarios de la capital ha tenido que sacar a concurso por vía de urgencia el contrato para redactar el proyecto de ampliación del camposanto por el “crecimiento de la demanda de unidades de enterramiento debido al aumento en las incineraciones y las inhumaciones producidas por el Covid-19”.

La soledad del último adiós

El ente público acumula tantos servicios en lo que va de 2020 que también se ha visto obligado a poner en marcha el proceso de licitación para adjudicar el suministro de la silicona que utilizan sus trabajadores para sellar los nichos, columbarios y tumbas de los diferentes cementerios de Madrid. La cantidad que compró para este ejercicio está ya cerca de acabarse, según la memoria justificativa del concurso.

La ampliación de la Almudena, que ocupa una superficie de 120 hectáreas al este de la ciudad, ya estaba prevista al inicio del año, pero no iba a efectuarse todavía, explican fuentes municipales. La pandemia ha devorado todas las previsiones. El último recuento del Ministerio de Sanidad, realizado este miércoles, cifra los fallecidos en la Comunidad de Madrid en 6.274. En marzo de 2019, la funeraria local gestionó 54 enterramientos diarios. Este año, entre el 9 y el 31 de marzo, la media alcanzó los 115. Y en la primera semana de abril, se alcanzaron picos de 160, precisan las mismas fuentes. La situación ha mejorado ligeramente en los últimos días, pero el organismo mantiene en plantilla a los 35 empleados que contrató en marzo para evitar el colapso.

placeholder Operarios del cementerio de la Almudena de Madrid entierran un féretro la semana pasada. (EFE)
Operarios del cementerio de la Almudena de Madrid entierran un féretro la semana pasada. (EFE)

El concurso de la Almudena tiene como objetivo adjudicar el diseño de la ampliación de sus infraestructuras por la “necesidad inaplazable de conseguir” 1.900 nuevos columbarios (los espacios donde se guardan las cenizas) y otros 265 nichos (habitáculos horizontales para inhumaciones). El proceso se tramita por vía urgente con el objetivo de que las obras comiencen en el plazo de un mes. El importe asciende a un máximo de 105.629 euros y los interesados pueden mandar sus propuestas hasta dentro de una semana.

La otra adjudicación, la de la silicona para todos los camposantos dependientes del Ayuntamiento de Madrid, incluido la Almudena, da de plazo para presentar las ofertas hasta el 23 de abril. “Debido a la situación de emergencia creada por el Covid-19, el número de servicios a realizar por Servicios Funerarios de Madrid se ha visto ampliado, dando lugar a que el consumo del material de silicona necesario para el correcto cerramiento de las unidades de enterramiento se haya visto incrementado”, exponen los pliegos. “Inicialmente, existe un contrato formalizado pero que debido a las circunstancias descritas no cubrirá el gasto real que se genera, por lo que es necesaria la tramitación de un nuevo expediente de licitación”. En este caso, el importe asciende a 33.665 euros.

Foto: Toni acondiciona una sepultura para uno de los cuerpos que llegarán este domingo al cementerio de San Justo. (Foto: Carmen Castellón)

Las fuentes municipales consultadas aseguran que estas medidas garantizarán espacio para nuevos enterramientos. Admiten que el SARS-Cov-2 ha alterado las proyecciones de 2020, pero subrayan que “no hay riesgo de colapso”. “Ante la posibilidad de que los decesos por coronavirus dejen reducidas las reservas de espacios para fallecidos, se están creando nuevas reservas”, señalan a este diario. “La mayoría de los servicios que se contratan son cremaciones”, apuntan. De ahí que la necesidad de columbarios (1.900) sea muy superior a la de nichos (265).

La Comunidad de Madrid parece haber dejado atrás el peor momento de la crisis. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado esta semana el cierre de la morgue del Palacio de Hielo de Majadahonda, la tercera que se abrió para poder acoger los cadáveres de fallecidos por coronavirus. Continúan operativas la del Palacio de Hielo de Hortaleza y la de la Ciudad de la Justicia. El ritmo de decesos ha caído, pero sigue muy por encima de los valores normales. En las últimas 24 horas, han muerto en la región otras 156 personas, el 29% de los fallecidos en el conjunto de España.

El cementerio de la Almudena de Madrid, el más grande de España y uno de los mayores de Europa, se está quedando sin espacio por los efectos devastadores del coronavirus. La catástrofe sanitaria ha desbordado tanto las peores previsiones que la Empresa Municipal de Servicios Funerarios de la capital ha tenido que sacar a concurso por vía de urgencia el contrato para redactar el proyecto de ampliación del camposanto por el “crecimiento de la demanda de unidades de enterramiento debido al aumento en las incineraciones y las inhumaciones producidas por el Covid-19”.

Ministerio de Sanidad Isabel Díaz Ayuso Ayuntamiento de Madrid Madrid
El redactor recomienda