un 29,8% más la semana previa a la cuarentena

Menú de cuarentena: cada día más chocolate, alcohol y frutos secos

La harina es el producto estrella en los carritos durante el confinamiento, aunque también suben los precocinados y congelados

Foto: Colas en los supermercados durante la crisis del coronavirus.
Colas en los supermercados durante la crisis del coronavirus.

Los supermercados y tiendas de alimentación son los grandes protagonistas de este confinamiento. Al principio, por las imágenes de hileras de papel higiénico y conservas vacías, arrasadas por los más previsores y por el efecto del cierre de colegios. Después, por ser prácticamente el único lugar al que podemos seguir acudiendo, en busca de suministros que llenen la nevera y, también, el tiempo.

Cómo y qué estamos consumiendo estos días dice mucho sobre los hábitos y actividades que está desarrollando la sociedad española durante su encierro. La harina se ha alzado ya como producto estrella, sacando del armario innumerables pizzeros y panaderos que han encontrado la vocación con el confinamiento. Es el producto más constante en las semanas desde el 9 de marzo al 5 abril, si se comparan con el mismo periodo del año pasado, como publicó el pasado martes el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Pero las preferencias de los españoles han variado con el paso de los días. Del 9 al 15 de marzo, las cestas de la compra se llenaron con pasta, arroz, azúcar, aceite y conservas. Es decir, se disparó el consumo de productos perecederos ante la incertidumbre y en vista de las cuarentenas que se iban declarando en otros países de nuestro entorno, como Italia.

A partir de la segunda semana, con el decreto del estado de alarma para, inicialmente, quince días, aumentaron las bebidas espirituosas y la cerveza, a las que acompañaron los frutos secos y el chocolate la semana siguiente, como puede verse en el gráfico previo. Durante el último periodo del que se tienen datos, del 30 de marzo al 5 de abril, se han registrado incrementos todavía mayores del consumo de alcohol: hasta un 70% respecto a 2019 en el caso de la cerveza, un 79% las bebidas espirituosas y un 63% el vino.

Con el paso de los días, el consumo de productos congelados y preparados está aumentando

También está aumentando con el paso de los días el consumo de productos congelados y preparados, señal de que las ganas culinarias se van apagando con el encierro.

En toda España, la semana antes del encierro se compró un 29,8% más de productos de alimentación que respecto a 2019. La semana siguiente, con las neveras llenas, se redujo —aunque siguió subiendo— a un 10,9%, estabilizándose luego con un 17,6% y un 22,2%, efecto de la normalización de las salidas puntuales para adquirir alimentos de primera necesidad.

El lugar donde compramos los productos de primera necesidad también ha cambiado. Si bien casi todos los tipos de establecimientos han aumentado sus ventas respecto a 2019, no todos lo hacen igual. Al principio, se optó por los hipermercados, con una subida del 42% si se compara con 2019, consecuencia de las grandes compras que se hicieron. De hecho, con el confinamiento, las tiendas tradicionales, más cercanas, pasaron de una subida del 14% del 9 al 15 de marzo a una del 19% la semana después. El hipermercado también vendió más ese periodo, pero solo un 4%.

Sin embargo, aunque el crecimiento del hipermercado físico caiga, las compras a través de internet se multiplican: a partir del 23 de marzo, primera semana de la que el ministerio recoge datos, el carrito 'online' sube un 84% respecto a 2019, y lo mismo los siete días siguientes. Como contábamos hace unos días, todas las webs de grandes marcas han experimentado subidas en sus visitas el último mes, hasta el punto de tener que cambiar su logística. Incluso aquellas que no contaban con un consumo masivo de su carrito 'online', como Mercadona o Alcampo, están atrayendo ahora más consumidores.

Las grandes perjudicadas, según las cifras del ministerio, son las tiendas de descuento, que incluso han llegado a decrecer alguna semana en relación con el año pasado.

Un 30% más antes del confinamiento

Geográficamente, hay grandes diferencias sobre cómo se ha repartido el momento de hacer la compra. Los extremeños son los que llenaron la despensa más preventivamente; el consumo de toda la comunidad aumentó antes del 16 de marzo en un 63%. Les siguieron los cántabros, con un 54%, mientras que Madrid, el primer y principal foco de contagio, subió esa semana previa en un 32% y se quedó solo en un 3,4% la del 16 de marzo.

La primera semana del confinamiento el consumo de productos de alimentación subió un 11%

Curiosamente, Extremadura no volvió a aumentar su consumo hasta la semana del 30 de marzo al 5 de abril, cuando volvió a subir en un 50%. La más estable en el tiempo ha sido Castilla y León, rondando el 10%, e incluso ha bajado alguna semana su consumo respecto a 2019.

Del 16 al 22 de marzo, al inicio del estado de alarma, prácticamente todas las comunidades subieron menos en su consumo de alimentación, aunque Canarias, Andalucía y País Vasco continuaron subiendo su consumo en un 35%, 20% y 31% respectivamente. Después, en líneas generales, el consumo se estabiliza, aunque sin dejar de registrar importantes incrementos respecto a 2019, debido al aumento de las comidas en casa tras el cierre del país.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios