ARRIMADAS, MAÑANA A LA UNA CON EL PRESIDENTE

Casado no se verá con Sánchez mañana: negocia una cita para la próxima semana

El PP rechaza el encuentro anunciado en una rueda de prensa sin su conocimiento para este jueves y negocia con el equipo del presidente una nueva cita para los próximos días

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso. (EFE)

El PP pretende acudir a la cita con el presiente del Gobierno, pero no lo hará mañana, jueves, como anunció el Ejecutivo ayer a través de su portavoz, María Jesús Montero. Según explica la formación de Pablo Casado en un comunicado, después de la solicitud —"hoy sí, por los cauces habituales" para hablar de propuestas "a medio plazo y no de planes de choque urgentes"— los equipos de ambos están coordinando una fecha para que el encuentro se produzca "a inicios de la próxima semana".

La formación popular considera que "no es creíble la voluntad de pacto" de Pedro Sánchez, "después de intentar volar todos los puentes insultando" al líder de los conservadores en la misma sesión en que Casado apoyaba "la medida más drástica de nuestra historia democrática". Los populares se refieren así al último debate en el que el presidente volvió a solicitar una prórroga del estado de alarma y en el que habló de unos "pactos para la reconstrucción" (con el objetivo de reeditar unos segundos Pactos de la Moncloa) sin contar con el principal partido de la oposición. "No es creíble cuando solo le ha dedicado cuatro minutos por teléfono en los últimos 24 días y le informa de sus reuniones por la prensa", zanja el comunicado.

El Gobierno, por su parte, recalca la convocatoria de las fuerzas políticas "para poner en marcha un pacto de país" por la reconstrucción social y económica de España. Esta misma tarde el Ejecutivo insistía en un nuevo comunicado en el que hacía otro llamamiento al líder del PP, "el presidente muestra su plena disposición a reunirse por videoconferencia mañana, el viernes o el sábado, cuanto antes". El Ejecutivo asegura ahora que "no es el momento de la confrontación, sino de la unidad" y que en España toca "abrir paso a una nueva manera de entender la política". "Cada minuto cuenta", insisten desde el entorno de Sánchez, que sí agradece a los grupos con los que ha contactado su disponibilidad para mantener estas citas en los próximos dos días.

Más allá de cuándo se produzca el encuentro con el líder de la oposición, los populares tienen claro que en su opinión "lo urgente es un plan de choque sanitario y económico para evitar más víctimas, enfermos y destrucción de empleos", y siguen sin ver la necesidad del debate de unos Pactos de la Moncloa como salida a la crisis del coronavirus. Lo que hay que hacer, aseguran los populares, es abordar "la llegada inmediata de suficientes mascarillas, test y prestaciones por ERTE", y lo que no hace ninguna falta, dicen, es "tanta propaganda de renovación de pactos históricos, que construyeron un sistema institucional y económico plenamente en vigor para resolver cualquier crisis".

"No queremos contribuir a la estrategia de distracción del verdadero drama nacional que todavía cuesta centenares de vidas humanas y miles de empleos todos los días", insisten desde el partido de Casado. Además, el PP reprocha al presidente no haber detallado "ni el contenido ni los participantes de unos pactos a medio plazo", que solo "pretenden corresponsabilizar a los demás de sus errores". Entienden que la base para cualquier acuerdo es la confianza, "pero ya nadie se fía de él", reza el comunicado. "Ha engañado tanto a tanta gente que ya no le creen ni sus propios socios".

Arrimadas, mañana; Abascal no va

Por su parte, la líder de Ciudadanos ha confirmado que mantendrá una reunión telemática mañana, jueves, sobre la una de la tarde con el presidente. En ese encuentro, Inés Arrimadas trasladará a Sánchez su propuesta para empezar a trabajar en unos pactos de la reconstrucción, que ya envió ayer a Moncloa y que hizo pública, insistiendo en que unos pactos de esta naturaleza "no deben servir para un cambio de régimen, sino para consensuar de forma urgente la salida económica, social y sanitaria de la crisis" con tres grandes acuerdos. Un plan urgente de contingencia sanitaria, uno estratégico de reactivación económica y uno de protección social.

En cuanto a Vox, tercera fuerza en el Congreso y que hace días decidió romper con todo y no apoyar la última prórroga del estado de alarma propuesta por el Gobierno, su líder, Santiago Abascal, volvió a declinar la llamada del jefe del Ejecutivo. La formación de ultraderecha aseguró que no cogería el teléfono a Sánchez porque “no es momento de propaganda, sino de acciones decididas para detener la destrucción de vidas, de empleos y de libertades” que está propiciando “este gobierno negligente, falsario y desleal”. Abascal critica el “atrevimiento” del Gobierno para “reclamar unidad a las fuerzas políticas” cuando el vicepresidente Iglesias “ataca sistemáticamente al jefe del Estado”.

Vox insiste en su propuesta de formar un Gobierno de emergencia nacional, entre otras de las medidas que ya hizo públicas y que, ante la falta de respuesta del Ejecutivo, hoy ha hecho llegar “a los dos grandes partidos”. “Sobre ellas y sobre otras sí estamos dispuestos a hablar”, concluye el comunicado sin especificar con quién se han puesto en contacto. Eso sí, la condición necesaria para entablar cualquier tipo de diálogo, insiste Vox, pasa por el cese inmediato de Iglesias.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios