DESDE QUE COMENZÓ EL CONFINAMIENTO

Los bomberos triplican las entradas en casas por muerte o enfermedad grave

Fuentes del cuerpo aseguran que se están efectuando entre 15 y 20 intervenciones diarias en viviendas desde que se decretó el estado de alarma

Foto: Bomberos se preparan para acceder a una vivienda.
Bomberos se preparan para acceder a una vivienda.
Adelantado en

Diez días de marzo de 2019 frente a 10 días de marzo de 2020. El trabajo de los bomberos en Madrid capital arroja otra de esas cifras que no suben al contador de datos oficiales que ofrece diariamente Sanidad. El cuerpo ha multiplicado por tres las intervenciones en domicilios por fallecimiento o por enfermedad grave de residentes. De 75 entradas hace un año se pasó, en ese periodo, a 186. La cifra se ha incrementado en los últimos 10 días y aunque no se cuenta por el momento con datos oficiales, fuentes del cuerpo aseguran que se están efectuando entre 15 y 20 entradas diarias en viviendas. A veces más. No hay duda sobre el motivo: los contagios por coronavirus.

El dato no es exclusivo de la capital. Miembros de los bomberos de la comunidad pertenecientes a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) aseguran que también se ha notado un evidente repunte en otras localidades como Aranjuez o Alcalá de Henares. "Hay muchas personas, sobre todo ancianos, que viven solas. Hay días que hacemos 18 entradas, otros, 22. Lo que antes eran llamadas por caídas de mayores sin compañía se han convertido ahora en una labor mucho más triste. En un buen número de ocasiones, encontramos fallecidos en las casas", indica uno de los bomberos consultados.

La situación se repite una y otra vez. Reciben una llamada de alerta ante la imposibilidad de contactar con una persona determinada hace días. Suelen avisar los vecinos, algún familiar al que no le cogen el teléfono o los profesionales de los servicios de teleasistencia a mayores. A partir de ahí, se activa un sistema de intervención que requiere de la presencia de sanitarios, policía y bomberos y que ha sufrido cambios desde el inicio del estado de alarma.

El incremento de este tipo de operaciones es tan evidente e imparable que ha llevado a los bomberos del ayuntamiento a implementar un nuevo protocolo destinado a incrementar la protección de los profesionales que acceden a las casas y compensar carencias por el desbordamiento de los efectivos, sobre todo de atención médica. El sistema previsto, consultado por El Confidencial, deja claro que el repunte viene provocado por el Covid-19.

El procedimiento operativo de actuación frente a posibles casos de coronavirus establece que, para las intervenciones en viviendas, los bomberos deben acceder equipados con traje de protección tipo 3, mascarilla FFP2, dos pares de guantes de nitrilo, gafas de protección ocular y botas de PCV. Para las aperturas de puerta con entrada, se recomienda evitar, en la medida de lo posible, el contacto. "Recordar entrar siempre en la vivienda con las manos juntas con los dedos entrelazados para evitar tocar nada", dice el documento.

Los bomberos del ayuntamiento están tratando estas intervenciones como de riesgo biológico grave. En declaraciones a 'Vozpópuli', el consejero de Justicia e Interior, Enrique López, aseguró que el incremento experimentado en marzo fue del 45%, pero los profesionales consultados apuntan que es mucho mayor. Como primera medida y según el plan descrito, deben dar aviso a los servicios sanitarios. No siempre es posible y han comenzado a acceder a los domicilios equipados con maletines para aplicar oxígeno en caso de encontrar enfermos en el interior.

Bomberos se preparan para entrar en una vivienda.
Bomberos se preparan para entrar en una vivienda.

Hasta las entradas de rutina se han convertido en operaciones vinculadas al virus. Uno de los profesionales consultados recuerda una actuación de los primeros días de confinamiento. Una anciana caída en el pasillo de su casa que, tras tropezar, no podía levantarse. No fue una caída fortuita sino un mareo provocado por el virus, como confirmó la prueba que se le hizo tras encontrarla.

Fuentes policiales confirman la misma situación, pero, en su caso, denuncian la falta de protección, con la que sí cuentan sus compañeros bomberos. En las entradas a los domicilios, los únicos que no cuentan con equipamiento de protección son los agentes. Aseguran que la mayoría de las intervenciones ahora son de este tipo. "Hemos empezado a recibir muchas más llamadas de vecinos o familiares, alertando de que no saben nada de tal o cual persona. Ahí van los bomberos, entran si pueden sin forzar nada, por la ventana o por un piso contiguo", dicen. "En no pocos casos, se encuentran con cadáveres dentro", aseguran.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios