El padre de un legionario muerto dona al Ejército 10.000 mascarillas
  1. España
para sus "hermanos" de armas

El padre de un legionario muerto dona al Ejército 10.000 mascarillas

A Juanjo se le ha cosido al alma una sombra de rabia y tristeza por la muerte de su hijo. Pero su necesidad de justicia se ha visto pausada indefinidamente por el coronavirus

placeholder Foto: La Legión se suma en Almería y Ronda a la vigilancia para cumplir el estado alarma. (EFE)
La Legión se suma en Almería y Ronda a la vigilancia para cumplir el estado alarma. (EFE)

A Juanjo, el padre de Alejandro, el rictus serio le acompaña desde que su hijo falleció hace ahora un año. Murió en Alicante a los 21 años tras recibir un impacto en el corazón durante un ejercicio de tiro con fuego real. En un principio a Juanjo le explicaron que se había tratado de un accidente. "Ha sido mala suerte. Una bala rebotada", les repitieron una y otra vez. La investigación de la Guardia Civil determinó que de accidente nada de nada, que había materia penal y que alguno de sus compañeros legionarios ocultaron datos y mintieron. Tanto es así que un juez militar mantiene imputados a más de una docena de personas por el fallecimiento.

Desde que descubrió la verdad, a Juanjo se le ha cosido al alma una sombra de rabia y tristeza de la que no logra desprenderse. Su único objetivo en la vida es hacer justicia y que se depurasen todas las responsabilidades. "Después ya se verá", comenta. Sin embargo, su necesidad de justicia se ha visto pausada indefinidamente por el coronavirus.

"No te preocupes, te voy a ayudar. Puedo conseguirte aproximadamente 10.000 mascarillas de uso quirúrgico"

"Un día noté en mi interior que mi hijo de alguna manera me decía algo", comenta Juanjo. "La legión ha salido a la calle a ayudar a los ciudadanos, a colaborar, a mantener la seguridad en el estado de alarma. Si él hubiera estado vivo, si una bala maldita no me lo hubiera robado, seguro que habría querido salir el primero. No puede hacerlo, pero me ha mandado un mensaje a mí para que ayude a sus "hermanos" del tercio. No quiere que caiga ninguno. Se me ocurrió que la única manera de ayudar era conseguir material de protección para ellos. Todos sabemos que hay escasez de mascarillas, así que contacté con un proveedor internacional que me va a entregar a principios de esta semana unas 500 FPP2 homologadas, que junto con las FPP3 son las que más alta protección ofrecen".

placeholder El legionario fallecido, Alejandro Jiménez Cruz
El legionario fallecido, Alejandro Jiménez Cruz

Juanjo, que las va a pagar de su propio bolsillo, quería más, pero no había forma de conseguirlas. Aun así no desesperó. Quizá fue casualidad, quizá el destino o que Alejandro desde el cielo le ayudó, pero en el camino del padre de este legionario se cruzó una persona de la localidad de Bornos, en Cádiz. A él le contó quién era su hijo, lo que le había sucedido hace un año, cuál era su propósito y los problemas que estaba teniendo para conseguir mascarillas. Para su sorpresa este hombre, impactado por la historia que acabada de escuchar, le dijo: "No te preocupes, te voy a ayudar. Puedo conseguirte aproximadamente 10.000 mascarillas de uso quirúrgico".

Foto: El legionario fallecido, Alejandro Jiménez Cruz

En Bornos un grupo de mujeres solidarias, altruistas y comprometidas han engrasado sus máquinas de coser y se están dedicando a coser mascarillas de uso quirúrgico casi 24 horas al día. Van destinadas a todos aquellos que las necesitan: sanitarios, policías, guardias civiles… De ahí salen esas aproximadamente 10.000 restantes que Juanjo va a entregar esta semana a la Legión.

Una vez garantizado el suministro, el padre de Alejandro se puso en contacto con la Legión. "Me ha surgido la posibilidad de echaros una mano. Sé que estáis saliendo a la calle a ayudar y apoyar. También sé que no hay material suficiente y necesario para que los legionarios salgan a realizarlo. Aun así lo estáis haciendo. Voy a conseguir una buena cantidad de mascarillas. Me gustaría donarlas a los legionarios de Almería para ayudaros en esta pandemia en nombre de mi hijo. Hay también mascarillas tipo FPP2, que son de las mejores. Estas me gustaría que les llegasen a los legionarios que están a pie de calle, los que tienen que salir a ayudar y a lo que sea menester".

En la legión están sumamente agradecidos con el ofrecimiento del padre de Alejandro. También entre los antiguos compañeros del joven fallecido ha corrido el rumor de esta generosa iniciativa. En el Ejército, el compromiso es servir a los españoles y siempre se arrima el hombro cuando es necesario, va en su ADN, y ese espíritu sobrevive incluso en los familiares de los caídos.

Rabia Guardia Civil Alicante Cádiz ADN Almería
El redactor recomienda