YA SE USA EN EL 12 DE OCTUBRE

La enfermera que busca 'tablets' para los pacientes: "Pasan días sin saber de sus hijos"

Una enfermera ha puesto en marcha una iniciativa para distribuir 2.000 'tablets' y móviles por los hospitales para que los pacientes aislados puedan seguir en contacto con sus familias

Foto: Una de las primeras pacientes en usar una 'tablet' para poder hablar con su familia.
Una de las primeras pacientes en usar una 'tablet' para poder hablar con su familia.

"Habitualmente tú puedes estar visitando a tu familiar todo el día, te puedes quedar incluso a dormir, tienes un parte médico cada ocho horas, puedes preguntar a las enfermeras... Ahora mismo hay gente que se encuentra con que ingresan a su padre y no vuelven a saber nada de él en seis días. Y nada es nada. Ahora que los llevan a Ifema o a hoteles, la gente no sabe ni dónde están su familiar muchas veces. Yo he tenido casos que me dicen: 'Oye, es que no sé dónde está ingresado mi padre".

Así describe Esther la situación que se vive en algunos hospitales por la pandemia del coronavirus. En las redes sociales se presenta como 'mienfermerafavorita', pero prefiere no dar su apellido ni identificar el centro en el que trabaja a la hora de explicar la iniciativa que ha puesto en marcha: repartir 2.000 'tablets' y móviles para que los pacientes aislados puedan seguir en contacto con sus seres queridos. "Si se sabe dónde trabajo y luego por lo que sea se envían más 'tablets' ahí...", se justifica.

El plan nació el pasado domingo y ya lo han probado con una veintena de pacientes del Hospital 12 de octubre. Allí cuentan con la ayuda de Victoria Trasmonte, una médico que trabaja en la UVI: "Empecé pidiendo tímidamente tres 'tablets' para utilizarlas en las unidades de medicina intensiva, pero al ver la capacidad de todo esto, lo comenté con los compañeros de otras plantas y ha tenido una gran aceptación... Así que he pedido cuarenta".

A lo largo de la semana, Victoria ha llegado a utilizar su propio móvil para poner en práctica la idea: "Este miércoles lo hice con una paciente muy especial, que es la primera que hemos conseguido extubar en la UCI. Le brindé la posibilidad de que fuera ella misma la que diera la buena noticia a su marido y a su hijo. Diariamente informamos a los familiares por teléfono, pero no pueden visitarles y lo único que saben es lo que les decimos... Entonces esto para ellos fue una sorpresa".

La otra paciente con la que lo han probado es la mujer que protagoniza el vídeo que se incluye en este artículo. A sus 63 años, prefiere no revelar su nombre, pero aclara que ya se encuentra en casa. "Estuve aislada durante una semana ante la sospecha de que podía estar contagiada, pero al final di negativo", explica. "Los primeros días, como no me podían subir nada del exterior, fue muy agobiante, pero luego ya me pasaron a otra habitación y nos dieron permiso para esta 'tablet' y algunas cosillas. Primero me dejaron el teléfono y cuando ya me pasaron la 'tablet', pues claro, cambia la situación. Se te hace pesado, pero por lo menos te ven la cara que tienes, tú les ves a ellos... Cambia mucho".

Para llevar esta iniciativa a otros hospitales, Esther ha tenido que ir limando el proceso a lo largo de esta semana. "Cuando lancé la idea, la gente empezó con que quería donarme su' tablet', pero eso es una locura: no sabes si en esa casa hay algún infectado y entonces acabas metiendo el virus en el hospital". "Lo siguiente a eso fue que el 'influencer' Tomás Páramo se puso en contacto conmigo y empezó a compartirlo. Él es amigo de María Pombo, Dulceida, Tamara Gorro... Lo empezaron a compartir y así llegamos a MásMóvil, que nos da las 'tablets', el wifi y las tarjetas SIM".

La compañía de telefonía se ha comprometido a darles 2.000 'tablets' y móviles, cifra que están dispuestos a aumentar si resulta necesario. Con este material ya preparado, Esther gestiona ahora la entrega, para lo que se exige que los centros se inscriban como titulares de las tarjetas SIM. "La clave está en que lo asuma la institución: la residencia de ancianos, el hospital... Y que después se lo ceda a los trabajadores con un control", explica. "Desde el primer euro hasta el último que vaya a donde tiene que ir".

Esther y Victoria son conscientes de que la iniciativa no va a marcar un antes y un después en la lucha contra el coronavirus, pero ese no es su objetivo: "El proyecto es humanizar. Vamos vestidos como astronautas y la gente no sabe ni cómo es nuestra cara cuando les aislamos y le sacamos de su entorno y de su vida... Es una tontería, sí. No hemos descubierto la pólvora. Pero es tan sencillo que alivia un montón".

a

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios