EL MINISTERIO DEL INTERIOR LO ACLARA

Una investigación decidirá si policías caídos por el Covid lo han hecho "en acto de servicio"

Los agentes de las fuerzas de seguridad que se contagien de coronavirus recibirán inicialmente una baja laboral

Foto: Un policía, en la morgue del Palacio de Hielo. (EFE)
Un policía, en la morgue del Palacio de Hielo. (EFE)

Los policías y guardias civiles que se contagien de coronavirus tendrán una baja laboral. Así lo estableció el Ministerio del Interior al comienzo de la crisis sanitaria y de este modo lo recordó ayer la Dirección General de la Guardia Civil a todos los funcionarios que componen el instituto armado. A través de un escrito, la Dirección del Estado Mayor de la benemérita informó de que "con carácter excepcional", con motivo de la implantación del estado de alarma, los agentes de la corporación que se den de baja por el Covid-19 tendrán una "situación asimilada a accidente de trabajo exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de la Seguridad Social" durante el tiempo en el que permanezcan aislados para cumplir los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad.

La baja o ausencia laboral especial se denomina técnicamente "cuarentena" y, por orden de la Dirección General de la Guardia Civil, tendrá efectos desde la aprobación del decreto de estado de alarma. En concreto, la comunicación remitida por el Estado Mayor del instituto armado reza que "la forma de proceder en caso de que un efectivo tuviera grabada una baja o ausencia bajo el motivo cuarentena y que por parte del personal facultativo le fuera extendida una baja médica por enfermedad común que motivó su inicial puesta en cuarentena, se deberá cambiar desde la fecha de extensión de la baja el motivo de la situación a lesiones en acto de servicio".

Esta orden, según explican desde el Ministerio del Interior a El Confidencial, debe entenderse como un recordatorio de que las bajas de los guardias civiles por coronavirus serán consideradas laborales, no como acto de servicio, lo que implicaría una mayor retribución para el funcionario afectado e incluso una mayor pensión en caso de fallecimiento. La condición de lesión o fallecimiento en acto de servicio, ahondan desde el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska, es un procedimiento individualizado que se concede a más largo plazo.

Las mismas fuentes aseguran que la medida se aplicará igual a policías y a guardias civiles. Para todos ellos, reiteran, será válida esta orden que les otorga la baja laboral en caso de que se contagien con la enfermedad, pero no la condición de lesión o fallecimiento en acto de servicio. Fuentes policiales explican que otorgar esta última condición conlleva incluso una pequeña investigación interna por parte de la autoridad policial o de la Guardia Civil, que debe comprobar que la lesión o el fallecimiento se han producido en un contexto que encaja perfectamente con los requisitos exigidos por la ley.

Ayer, decenas de grupos de WhatsApp 'ardían' porque se había difundido el rumor de que el Ministerio del Interior había rechazado la concesión de la condición de lesionado o fallecido en acto de servicio para los policías y guardias civiles que estaban siendo contagiados. El rumor, por lo tanto, se torna irreal, según aclara el departamento dirigido por Grande-Marlaska, que ayer cifró en 792 el número de casos positivos en coronavirus que había entre las fuerzas de seguridad de toda España, incluidos los cuerpos de las policías locales. Hace dos días, desde Interior explicaban a El Confidencial que no llegaba a 400 la suma de contagiados en Policía Nacional y en Guardia Civil.

Los sindicatos policiales y las asociaciones de la Guardia Civil elevaron hace dos días a 15.000 el número de funcionarios de todas estas corporaciones que se encuentran de baja o en situación de aislamiento por presentar síntomas compatibles con el Covid-19. Los protocolos impuestos por el Ministerio de Sanidad han provocado que cualquier funcionario que ofrezca alguna duda sea inmediatamente aislado y apartado del servicio. El director adjunto operativo de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, es el cargo más alto de ambas corporaciones contagiado con la enfermedad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios