Coronavirus

Ya se notan los efectos del confinamiento: depresión, estrés, insomnio y ansiedad

La Universidad Complutense de Madrid ha elaborado un estudio durante la semana del 15 al 22 de marzo entre 2.000 personas que ya arroja resultados psicológicos sobre el encierro

Foto: Síntomas de angustia y ansiedad son habituales durante este confinamiento.
Síntomas de angustia y ansiedad son habituales durante este confinamiento.

Depresión, estrés, insomnio o ansiedad pueden ser las consecuencias psicológicas del confinamiento debido al estado de alarma por la pandemia del coronavirus, según un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Los profesores de la Facultad de Psicología de la UCM Alfredo Rodríguez, Mirko Antino y Paula Ruíz-Zorilla, en colaboración con Ana Sanz-Vergel, de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), están realizando un estudio sobre el estado de salud mental a más de 2.000 personas en 17 comunidades autónomas "Con este estudio queremos entender las consecuencias del confinamiento durante tantas semanas y ver cómo evolucionan los síntomas", ha asegurado Rodríguez en una entrevista telefónica con EFE.

Un "elevado porcentaje" de personas sufre ansiedad o angustia y, con menos frecuencia, problemas para dormir o síntomas depresivos

Los resultados preliminares del estudio muestran un "elevado porcentaje" de personas que sufren reacciones de ansiedad o angustia y, con menos frecuencia, problemas para dormir o síntomas depresivos. "Queremos ver cómo evolucionan estos síntomas durante el confinamiento. Lo lógico sería que la mayoría de estas personas resuelvan estos cuadros psicológicos cuando acabe la cuarentena", ha señalado Rodríguez, pero advierte de que "no se deben minimizar los aspectos psicológicos durante una crisis sanitaria".

Sanitarios, población en riesgo

Los primeros resultados se han obtenido a partir de la primera semana de confinamiento en casa, del 15 al 22 de marzo, y continuarán observando el estado de salud mental de la población española. Rodríguez ha apuntado que uno de los grupos de "riesgo tradicional" serán los sanitarios que probablemente muestren las "consecuencias psicológicas" 'a posteriori' ya que en estos momentos están "dedicados 100% a su trabajo y no están recibiendo el golpe psicológico". Las personas de avanzada y los niños son otro de los sectores que pueden vivir situaciones "muy criticas" durante el confinamiento.

Para reducir los efectos negativos, Rodríguez ha recalcado que el confinamiento "es físico pero no tiene que ser también mental" y recomienda que se aprovechen las tecnologías para seguir "manteniendo los lazos sociales y estar abiertos hacia el exterior".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios