EL NÚMERO DE HOSPITALIZACIONES, INFLADO

Más lío con las cifras oficiales: los datos de las CCAA no son homogéneos entre sí

Sanidad admite que sigue incluyendo como hospitalizados casos positivos que han recibido el alta o han fallecido, una metodología diferente a la que siguen algunas comunidades autónomas

Foto: Una pareja de ancianos pasa ante el Hospital de La Paz, en Madrid. (EFE)
Una pareja de ancianos pasa ante el Hospital de La Paz, en Madrid. (EFE)
Adelantado en

Continúan los quebraderos de cabeza con las cifras oficiales del impacto del coronavirus en España. A la tardanza del Ministerio de Sanidad en ofrecer el desglose por edad y sexo de los casos positivos y fallecidos —no fue hasta el domingo cuando empezó a publicarlo— y a la elaboración de informes epidemiológicos con “encuestas de casos todavía incompletas” y basados en información obtenida de la mitad de los casos positivos, ahora hay que añadir las diferencias entre comunidades autónomas a la hora de clasificar la situación hospitalaria de los enfermos más graves, lo que resulta en una imagen distorsionada e inflada de los datos de ingresados en planta y en la UCI.

La guerra que España está librando ahora mismo contra el coronavirus tiene dos principales frentes de batalla: el de salvar vidas y el de evitar el colapso sanitario, especialmente el de las Unidades de Cuidados Intensivos. Para este último frente resulta imprescindible conocer la situación hora a hora de cada hospital y las camas ocupadas tanto en planta como en la UCI. Pero a la hora de agregar esta información, cada comunidad tiene una metodología diferente que distorsiona la imagen del conjunto de España.

Madrid ejemplifica la primera forma de clasificar los casos positivos. Las últimas cifras oficiales hablan de 12.352 positivos confirmados en la comunidad, pero la suma de hospitalizados (10.443), fallecidos (1.535) y curados (2.291) da cerca de 14.300 personas. ¿Cómo se explica? La Comunidad de Madrid remite al Ministerio de Sanidad, que contesta que “todos los datos son acumulados, incluidos los de hospitalizados. Por tanto, en hospitalizados se incluyen UCI y la mayoría de fallecidos y curados”. De acuerdo a esta metodología, un paciente que haya estado ingresado en la UCI y hoy esté en su casa tras recibir el alta aparece contabilizado tres veces en las estadísticas oficiales: como hospitalizado, como ingresado en la UCI y como curado.

Esta forma de clasificar los casos positivos —que a su vez tiene una especial incidencia en los datos nacionales, ya que la Comunidad de Madrid representa el 31% de los casos confirmados de Covid-19— explicaría el elevado porcentaje de hospitalizados de la región, con casi un 85%: no se trataría de ingresados a día de ayer sino aquellos positivos que han estado hospitalizados en algún momento de su enfermedad. También explicaría que, pese a tener una ocupación sobre el papel del 118% de las camas UCI disponibles en Madrid, como ha revelado Datadista, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, retrase este hipotético colapso de las UCI a dentro de dos semanas: los 1.050 ingresados en la UCI en Madrid corresponden al acumulado desde el inicio del brote de coronavirus, y no a la situación de ayer.

Castilla-La Mancha ejemplifica una segunda forma de estratificar a los pacientes de coronavirus. En su caso, separa a los recuperados y fallecidos del número de hospitalizados, pero no así a los ingresados en la UCI, que también están incluidos en la cifra de hospitalizados. Ello puede explicar que Castilla-La Mancha aparezca, tras Madrid, como la segunda comunidad con más porcentaje de hospitalizados de acuerdo a las estadísticas oficiales del ministerio, con casi un 75% de los positivos.

El tercer modelo para contar a los pacientes de coronavirus es el que propugnan Castilla y León y País Vasco: cada paciente es encuadrado en una única categoría, ya sea ingresado en planta, ingresado en la UCI, recuperado o fallecido, en el caso de Castilla y León, o como recuperado, dudoso, no recuperado y fallecido, según la clasificación de Euskadi, además de diferenciar también entre hospitalizados en planta y en UCI. En todo caso, la suma de estas categorías coincide con el número total de positivos. Esta clasificación excluyente es la que también sigue Italia en su repositorio de datos en GitHub, donde cada día publica las cifras oficiales del coronavirus a nivel nacional, por regiones y provincias.

En la orden ministerial en que Sanidad demanda a las comunidades autónomas una serie de datos no se detalla la definición de cada campo de información ni cómo contabilizarlo y si, por ejemplo, los ingresados en la UCI han de contabilizarse también como hospitalizados o no. Esta ausencia de una metodología clara y concreta posibilita que cada comunidad autónoma recopile la información de acuerdo a su propio criterio, que no tiene por qué ser el mismo que el de otra región. Esto hace que las cifras oficiales de hospitalizados e ingresados en la UCI que cada día publica el ministerio, así como la comparativa entre comunidades autónomas, haya que cogerlas con pinzas.

Precisamente este lunes, la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, anunciaba la creación de una oficina del dato del coronavirus con el objetivo de centralizar toda la información recopilada por las comunidades autónomas. Visto lo visto, el primer reto de esta oficina será definir una metodología común para que todas las comunidades clasifiquen los casos de coronavirus de la misma manera.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios