DESINFORMACIÓN EN MEDIO DEL CORONAVIRUS

El medio centenar de bulos detectados por Interior desde que comenzó la crisis sanitaria

El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado recopila las informaciones falsas vinculadas al coronavirus que han propagados las redes sociales

Foto: Que el papa se infectó de coronavirus fue un bulo que circuló en las redes sociales. (EC)
Que el papa se infectó de coronavirus fue un bulo que circuló en las redes sociales. (EC)

El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) dependiente del Ministerio del Interior ha recopilado durante los últimos días casi medio centenar de falsas noticias que los ciudadanos han difundido a través de las redes sociales o de las aplicaciones de mensajería instantánea creyendo en muchas ocasiones que se trataba de información fiable relativas al coronavirus. Estos bulos han corrido como la espuma durante todo el mes de marzo y han generado en ocasiones una gran alarma entre la gente a cuenta de virtuales problemas de desabastecimiento, supuestas consecuencias del Covid-19, ficticios modos de comprobación del contagio o fraudulentos testimonios médicos que dan cuenta de hechos no sucedidos.

El primero de estos bulos saltó el pasado 2 de marzo, seis días antes de la criticada manifestación del 8M, cuando aún no existía una concienciación social en España sobre la necesidad de no salir a la calle ni había sido promulgado el estado de alarma. En ese momento comenzó a circular el primer tuit falso. El mensaje suplantaba la identidad del Ministerio de Sanidad y de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, aunque se limitaba a alertar ya entonces de la importancia de seguir las medidas de protección para no contagiarse del Covid-19. El segundo 'fake' registrado por Interior de fuentes abiertas y con fines meramente analíticos que sirven a los responsables del Citco para hacer su trabajo apareció el 9 de marzo y apuntaba a una supuesta conspiración del Gobierno chino para introducir el virus digitalmente Estados Unidos y occidente en general. Ese mismo día, según recoge el informe de Interior al que ha tenido acceso El Confidencial, fue detectado otro bulo sobre cómo afectaba el contagio al bigote y a la barba.

Al día siguiente, las falsedades se multiplicaron. Aparentemente varios periódicos de tirada regional y nacional dieron por bueno que la exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, había contraído el coronavirus, extremo que finalmente fue desmentido. Se trataba de cuentas falsas de esos diarios en redes sociales. En paralelo, una 'noticia' sobre un presunto error en un mapa que había publicado RTVE sobre los casos de coronavirus que, según el bulo, "en realidad" hacía referencia al "tamaño medio del pene por comunidades", se hizo viral y luego fue desmentida, ya que el gráfico sí que era real y se refería a los contagios del Covid-19. El mismo día, otra pseudoinformación sobre cómo acabar con el virus a través de la ingesta de agua y de aguantar la respiración, una segunda sobre un saqueo a un supermercado de Vitoria que en realidad ocurrió en Chile y una tercera sobre que las clases de los niños madrileños se recuperarían en verano circularon también por las redes sin filtro. Las tres las recoge Interior en el citado informe y las tacha como 'fakes', al igual que otra 'información' de ese día también relativa al audio de un supuesto médico que iba de chat en chat vía WhatsApp y una más sobre un supuesto colapso de un supermercado de Aldi que en realidad estaba ubicado en Alemania y correspondía a un vídeo de 2014.

Textos sobre las bondades de beber agua caliente y sus beneficios contra el virus, otros que aseguraban que la princesa Leonor y la reina Leticia o Sofía tenían coronavirus, un cartel que se ofrecía a contagiar el virus a cambio de 60 euros o las alertas de que había ladrones haciéndose pasar por personal sanitario para robar circularon el 11 de marzo, el día del aniversario de los atentados de Atocha, entre un mar de información que ese día fluía por las redes. Esa misma jornada, mensajes sobre el supuesto equipo médico de 14 personas destinado a cuidar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, contra el coronavirus o declaraciones de Fernando Simón que apuntaban que era "mejor" infectarse ahora porque luego no habría camas para todos 'rompieron' los chats de Whatsapp y dieron lugar a especulaciones sin fundamento, ya que se trataba de informaciones fake, como también recoge Interior.

El 12 de marzo, una información sobre el posible cierre del metro de Madrid fue la protagonista. Al día siguiente, una sobre que el Ejército iba a cerrar todas las comunidades autónomas, otra sobre que el dirigente de Vox Javier Ortega Smith había salido a la calle con su madre, una tercera sobre que El País había publicado que el rey emérito Juan Carlos I había dado positivo o una cuarta sobre que el Gobierno daría "por aprobados" los exámenes circularon por las redes como si fueran verdades. El 14 de marzo, un vídeo de personas pidiendo que les dejaran ir a misa no era del momento actual, sino del episodio del Valle de los Caídos y el traslado de los restos del exjefe del estado Francisco Franco. Ese día también se propagó como la pólvora que un helicóptero del Ejército iba a pulverizar toda la provincia de Málaga contra el virus, que había 600 madrileños confinados en el hotel Cavanna de La Manga del Mar Menor o que EFE había informado de que el Gobierno impondría multas de hasta 300.000 euros a quienes cambiaran de comunidad autónoma. Las tres cosas eran falsas.

Como lo era igualmente una supuesta orden de la Policía Nacional que obligaba a permanecer en sus casas a todos los habitantes de la Comunidad de Madrid bajo apercibimiento de multa de mil euros, la declaración de zona limpia de determinados hospitales madrileños, la creación por parte del Gobierno egipcio de un "suero" que curaba el virus o las multas por saltarse la cuarentena. Que el Mercadona tomaría medidas para "evitar las aglomeraciones", que Felipe González había dicho que "el experimento de la coalición" había caducado o que Ortega Smith había dicho que prefería "tener el coronavirus que ser homosexual" también fueron historias inventadas por alguien y recogidas por el informe del Citco, que destaca igualmente como fake las 'informaciones' sobre las dos UVI móviles que tenían Pablo Iglesias e Irene Montero en su casa, sobre los consejos de beber mucha agua o hacer gárgaras como recomendaciones para evitar contagiarse o en relación a que las aseguradoras no cubrían los accidentes de tráfico durante el estado de alarma.

En total, el informe del Ministerio del Interior detalla casi medio centenar de bulos que se refieren a otros momentos temporales, que alguien ha lanzado desde cuentas anónimas, que suplantan la identidad de perfiles de personas, de diarios o de instituciones o que mezclan conceptos de otras crisis u otros contextos con la realidad actual vinculada al coronavirus. Todos ellos están siendo analizados por el Citco con el fin de que los investigadores del centro puedan enfocar más adecuadamente sus tareas. No tienen un fin en sí mismos, sino que les sirven para no rastrear en el territorio 'fake'. De momento, se explican desde el departamento dirigido por Fernando Grande Marlaska, Interior rastrea las redes para monitorizarlas, no con el objetivo de detectar a quienes están detrás de la propagación de los mencionados bulos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios