el protocolo, punto por punto

Neumonía, edad y factores de riesgo: así es el nuevo protocolo de Covid-19 en Urgencias

El viernes entró en vigor este plan de actuación que determina la acción terapéutica en salas de emergencia y establece cómo y cuándo debe ser el ingreso

Foto: Urgencias del hospital de Igulada. (EFE)
Urgencias del hospital de Igulada. (EFE)

Ante la crisis sanitaria actual que vive el planeta por culpa de la nueva pandemia del coronavirus Covid-19 y la velocidad con la que avanza, los sistemas sanitarios de todos los países no tiene más remedio que adaptarse a la situación y en muchos casos 'testar' nuevas herramientas terapéuticas ante este nuevo enemigo desconocido que ha puesto en pie de guerra a la comunidad científica. Por este motivo, y en la situación límite que vivimos, no hay tiempo para ensayos clínicos: solo existe la literatura y el conocimiento científico acumulado.

Desde el pasado viernes, los protocolos operativos en las Urgencias españolas están en continuo cambio y actualización. Por eso, existe un nuevo protocolo de actuación para los pacientes que acuden a los hospitales bajo la sospecha de estar afectados por Covid-19. El documento, al que ha tenido acceso El Confidencial, detalla la forma de abordaje terapéutico de los afectados tanto en casos leves ambulatorios, como la pauta que determina el ingreso hospitalario.

Además, esta forma de catalogar los casos al llegar a las Urgencias hospitalarias sirve también para derivar los casos más leves a otras zonas habilitadas para ellos como es el caso de los hoteles medicalizados o el hospital de campaña creado en IFEMA, en Madrid, que funciona desde este fin de semana y ya atiende a más de 100 pacientes.

​Este documento detalla el protocolo de actuación del sistema sanitario español según los estados en los que se encuentre cada paciente: si tiene o no neumonía, si presenta otros factores de riesgo como la edad, hipertensión, diabetes, cardiopatías u otras patologías previas o pertenece a algún grupo de riesgo como pueden ser los sanitarios.

Formas leves ambulatorias

Para pacientes sin neumonía y sin factores de riesgo que presentan síntomas leves, el documento detalla este protocolo:

  • Alta con tratamiento sintomático
  • Solo valorar Dolquine en mayores de 50 años, más de siete días de fiebre y en personal sanitario. Se trata de un fármaco indicado para la artritis reumatoide aguda o crómica, el lupus eritematoso sistémico y discoide crónico. También para la profilaxis y tratamiento de malaria no complicada causada por especies de plasmodio sensibles, como alternativa a cloroquina (cuando no resulten adecuados o no estén disponibles los tratamientos de primera elección).
  • Acetilcisteína de 600 mg cada 25 horas o 200 mg cada 8 horas durante 3-5 días.

Sin embargo, para pacientes sin neumonía pero que tengan factores de riesgo (mayores de 60 años con hipertensión, diabetes, cardiopatía, insuficiencia renal crónica e inmunodeprimidos), la forma de actuar sería la siguiente.

  • Dolquine: 400 mg cada 12 horas el primer día y después 200 mg cada 12 horas durante 7 días.
  • Kaletra (fármaco que ayuda a controlar la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Esto es posible ya que actúa impidiendo que la infección se extienda rápidamente. No es una cura para la infección por VIH o el Sida). 2 comprimidos cada 12 horas opcional en función de las interacciones.
  • Acetilcisteína: 600 mg cada 24 horas o 200 mg cada 8 horas durante cinco días.

Incluso en el caso de pacientes que presenten neumonía de carácter leve podría darse el caso de que puedan ser dados de alta si no presentan ningún tipo de factores de riesgo. En ese caso el protocolo sería diferente:

  • Dolquine: 400 mg cada 12 horas el primer día y después 200 mg cada 12 horas durante 7 días.
  • Acetilcisteína: 60 mg cada 24 horas o 200 mg cada 8 horas durante cinco días
  • Asegurar control domiciliario

Ingreso

Solamente se establece el ingreso hospitalario en pacientes con neumonía moderada o grave y que presenten insuficiencia respiratoria y/u otro cuadro clínico considerado grave.

  • Dolquine: 400 mg cada 12 horas el primer día, después 200 mg cada 12 horas durante 7 días.
  • Azitromicina. Fármaco para infecciones en el pecho como empeoramiento de bronquitis crónica y neumonía, también para las Infecciones de senos paranasales, garganta, amígdalas u oídos. Infecciones de leves a moderadas de la piel y tejidos blandos, por ejemplo la infección de los folículos del pelo (foliculitis), infección bacteriana de la piel y sus capas más profundas (celulitis), infección de la piel con hinchazón y de color rojo brillante (erisipelas). En los casos de eritema migratorio (primera fase de la enfermedad de Lyme) y para las infecciones producidas por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis, que pueden producir inflamación del conducto que lleva la orina desde la vejiga (uretra) o del lugar donde la matriz se une con la vagina (cérvix).
  • Kaletra: 2 comprimidos cada 12 horas durante 7 días en función de la evolución.
  • Acetilcisteína: 600 mg cada 24 horas o 200 mg cada 8 horas durante cinco días.
  • En los casos de afectación severa y no ingreso en UCI: Interferón beta 1b 8M748 horas subcutáneo. Se trata de un fármaco de acción antivírica, antiproliferativa e inmunomoduladora que se usa en Esclerosis Múltiple (premedicar con 1 gr de paracetamol).
  • No usar rezolsta, terapia para el VIH (desaconsejado).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios