RESPUESTA A LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Gobierno debate aumentar las restricciones y crear una renta básica

Un sector del Ejecutivo pide al presidente del Gobierno el cierre de toda la actividad económica, incluyendo construcción y otros sectores no esenciales

Foto: Pedro Sánchez, en una de sus comparecencias en La Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez, en una de sus comparecencias en La Moncloa. (EFE)

El Gobierno debate la posibilidad de ampliar las restricciones del estado de alarma y nuevas medidas económicas y sociales que incluyen la posibilidad de instaurar una renta básica, según fuentes del Ejecutivo.

Una parte del Gobierno está presionando al presidente Pedro Sánchez para que se modifique el decreto de alarma y, en la práctica, se paralice totalmente España. Por ejemplo, que cese toda la actividad económica, salvo la de las llamadas empresas esenciales. Es lo que anunció Italia el sábado por la noche después de dos semanas de confinamiento como el de España y después de que expertos chinos hubieron criticado ese sistema por laxo.

El cierre total incluiría el de las empresas constructoras que han seguido trabajando y que supone que un número considerable de personas sigan utilizando día a día transporte público.

Por el momento el presidente no admite esta posibilidad, según las citadas fuentes. La posición que triunfa a día de hoy es la que mantiene la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, que alerta de las consecuencias económicas que tendría esa medida al parar totalmente la actividad.

Calviño ya fue reticente a declarar el estado de alarma por idénticos motivos, pero entonces se impuso la posición de otros miembros del Gobierno.
Calviño es también el dique de contención de otras medidas que proponen otros miembros del Gobierno, encabezados por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

La novedad en este último pulso es que este sector del Gobierno ha empezado a plantear la posibilidad de una renta básica para todos los ciudadanos para ayudar a salir de esta situación y, sobre todo, para sobrevivir en la crisis económica en la que se adentra España.

El debate volverá el martes al Consejo de Ministros con esa medida que extendería casi sin distinción esta renta a todos los ciudadanos. Se sumará a otras que están abiertas desde el pasado martes como la moratoria de los alquileres y medidas para que la Seguridad Social se haga cargo del salario de los trabajadores que se quedan obligadamente en casa.

Esta última medida la defiende el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Se da la circunstancia de que el ministro, que no procede ni del PSOE ni de Unidas Podemos, anunció el pasado 11 de marzo en una entrevista de Carlos Alsina en Onda Cero medidas para paliar la situación que aún no han sido aprobadas y que generan tensiones en el Gobierno.

Ese día aseguró que “la Seguridad Social se hará cargo de todo el coste” de los trabajadores que se quedan en casa y que se tratará a los afectados como si fuese una baja laboral por accidente de trabajo y "desde el día uno lo costea la administración pública".

Fuentes del Ministerio de Seguridad Social señalan que "se está reevaluando. Se planteó en un momento en que los colegios iban a cerrar pero no los centros de trabajo. Ahora estamos en un escenario distinto y estamos viendo si esa prestacion tendría una masa de beneficiarios importante o hay otras medidas más eficaces".

En las últimas semanas ha crecido el distanciamiento entre el equipo económico que encabeza Calviño y un sector del Gobierno, al que a veces se han sumado ministros procedentes del PSOE como José Luis Ábalos y Reyes Maroto. Ese sector del Gobierno no oculta su malestar por algunas de las frases de Calviño en una entrevista que publica este domingo 'El Mundo' y que, según explican, dan impresión de que no ha ocurrido nada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
65 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios