El Gobierno no rompe con el Govern aunque se indigna con Torra por su "deslealtad"
  1. España
EL 'PRESIDENT' BUSCA 'EXPORTAR' SU QUEJA

El Gobierno no rompe con el Govern aunque se indigna con Torra por su "deslealtad"

El Ejecutivo da por "amortizado" a un 'president' que se queda solo en su Govern en la defensa del confinamiento de Cataluña. Sánchez mantiene la apuesta por el diálogo, pero ahora "no piensa en eso"

placeholder Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles, este pasado 18 de marzo en el Congreso. (EFE)
La ministra de Defensa, Margarita Robles, este pasado 18 de marzo en el Congreso. (EFE)

Para el Gobierno, Quim Torra esta vez ha cruzado "todos los límites", traspasado "todas las barreras". El 'president' ha exportado sus contundentes críticas contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez, llevándolas a instituciones y medios internacionales. Su mensaje es que Madrid no impone medidas de control suficientes para parar la expansión de la pandemia, y no accede a confinar Cataluña, la segunda comunidad más afectada, con 4.203 positivos y 122 muertos, según los últimos datos facilitados por la Generalitat, en la noche del viernes. Para el Ejecutivo de Sánchez, se trata de una muestra de "deslealtad" de un Torra que da ya por "amortizado". La irritación con él es total. Sin embargo, ello no detendrá el diálogo con Cataluña. La apuesta por la negociación se mantiene, pero esa es ahora la última de las preocupaciones de un Gabinete que se enfrenta al enorme reto de superar la devastación sanitaria, económica y social generada por el Covid-19.

El malestar del Gobierno ha ido acrecentándose durante la semana. Ya el pasado domingo, el jefe del Govern, en la videoconferencia de presidentes autonómicos, se separó del resto, al no firmar la declaración conjunta, que simbolizaba esa "unidad de acción" de todas las administraciones contra el virus. Torra no fue especialmente duro en la charla con sus homólogos y Sánchez, según relataban al término varios mandatarios socialistas, pero no se privó de cargar contra el Ejecutivo en rueda de prensa posterior. El decreto de alarma ya estaba en vigor desde unas horas antes y la Generalitat denunciaba la "imposición" unilateral y la "confiscación de competencias".

La ministra de Defensa, Margarita Robles, le daba la réplica desde la Moncloa. Quien quiera hacer una batalla política con el coronavirus, "queda al margen de la vida pública", dijo taxativa. Más aún: quien haga eso, señaló en referencia explícita a Torra, "no merece ser llamado responsable político". Sin embargo, el 'president' no se apeó de su tren y continuó quejándose de la actitud del Ejecutivo, reclamando una y otra vez el confinamiento de Cataluña. Esto es, el aislamiento total de la comunidad como única medida para frenar el avance de la enfermedad. Sánchez se negó desde un principio, alegando que el decreto de alarma restringe los movimientos de todos los ciudadanos, vivan donde vivan, porque el SARS-CoV-2 no entiende de "colores", gobiernos o "territorios". Argumentación que ha seguido manteniendo el Ejecutivo toda esta semana.

El 'president' fue entrevistado por la BBC y luego escribió sendas cartas a los presidentes del Consejo Europeo, la CE y el Comité de las Regiones


A la vista de que su mensaje insistente se diluía, Torra emprendió una ofensiva internacional. El jueves dio una entrevista a la BBC, en la que defendió el cierre de puertos y aeropuertos. "Los expertos y científicos que nos aconsejan dicen que la mejor manera de frenar el coronavirus es con confinamiento domiciliario, pero el Gobierno español dice que no hace falta", resumió la Generalitat en un tuit lanzado desde la cuenta del Govern. Este viernes, el 'president' envió sendas cartas a los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel; de la Comisión, Ursula von der Leyen, y del Comité de las Regiones, Apostolos Tzitzikostas. En esos tres escritos, Torra critica al Ejecutivo y viene a denunciar que el Gobierno desatiende las orientaciones de las autoridades sanitarias.

Foto: Una mujer descansa en un banco en los jardines del Instituto Catalán de Oncología en L'Hospitalet (Barcelona), (EFE)

"No vale todo"

El jefe del Govern pide que la Unión "asegure que las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son respetadas estrictamente por los Estados miembros, y que son implementadas respetando las competencias y valorando las experiencias de cada nivel de gobierno". "Creemos que [...] las necesidades y experiencia de las regiones debe ser tenida en cuenta". En la carta, Torra recuerda que el Govern ha pedido a Sánchez el "confinamiento domiciliario obligatorio", el parón de las empresas o la prohibición completa de entrada o salida de Cataluña y otros focos [como Madrid] de coronavirus". La Comisión Europea adelantó que responderá a la carta, pero son los Estados miembros, recordó, los que son libres de aplicar las medidas que consideren en sus regiones si se cumple la Constitución, informa EFE.

Robles y Laya cargan contra Torra por no estar a la "altura" de las circunstancias y no remar del lado del Gobierno en una crisis sanitaria como esta

"No vale todo", le respondió desde primera hora de la mañana Robles. "No tiene ninguna altura como responsable político", la ciudadanía de Cataluña "está muy por delante de él", añadió. Volvía así a poner de manifiesto el malestar del Gobierno. La titular de Defensa, aunque se ajusta poco a la doctrina de partido, tiene hilo directo con el presidente. Más aún desde el pasado sábado, pues ella es, junto a los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska; Sanidad, Salvador Illa, y Transportes, José Luis Ábalos, una de las cuatro autoridades competentes delegadas, que a diario siguen la evolución del Covid-19 y adoptan nuevas medidas. "Lo que solicito a todos los representantes públicos es un mínimo de lealtad institucional y un mínimo de cooperación", reclamó Marlaska.

En 'Al rojo vivo' (La Sexta), Robles amplió su catarata de reproches. "No está a la altura de las circunstancias, no está a la altura de Cataluña, pero es que además está faltando a la verdad", denunció, porque es "falso" que el Gobierno no haya implantado el confinamiento domiciliario. En eso consiste la alarma, en la fuerte restricción de movimientos para los ciudadanos, explicó. "Creo que mis palabras no se han interpretado bien", intentó arreglar Torra, subrayando que él se refería al 'lockdown', al cierre de Cataluña, y eso que el citado tuit del Govern era muy claro. Para Robles, el 'president' quiere "sembrar, en una clave de beneficio puramente personal, dudas sobre lo que está haciendo el Gobierno de España". Se mueve, en definitiva, por "razones personales", por su situación "procesal", ya que su condena puede ser confirmada dentro de poco tiempo por el Supremo.

placeholder Consulte aquí en PDF la carta de Quim Torra, a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre el coronavirus.
Consulte aquí en PDF la carta de Quim Torra, a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre el coronavirus.

Fue igualmente dura la ministra de Exteriores, Arancha González Laya. "Lo mínimo que tenemos que hacer los gobernantes es estar a la altura de la responsabilidad que están mostrando los ciudadanos y para eso tenemos que ser tremendamente responsables, estar unidos, ser leales y trabajar para responder a los problemas del coronavirus", respondió en una entrevista en 'Espejo público'. La jefa de la diplomacia remarcó que el Ejecutivo sí "ha confinado en sus casas a 47 millones de ciudadanos, incluyendo a siete millones de catalanes", para evitar así la propagación del patógeno y aplanar la curva de contagios. "Europa no espera cartas de presidentes regionales, sino respuestas como la orden de confinamiento que se ha dado ya a todos los españoles", abundó en Catalunya Ràdio.

Críticas también de otros partidos

Más tarde, tanto Illa como Marlaska descartaron, al menos por ahora, la opción del confinamiento de una comunidad. Los dos ministros insistieron en que las medidas contenidas en el decreto alarma son de las más drásticas de la UE y del mundo, y si se cumplen a rajatabla permitirá doblegar al virus. "Naturalmente estudiaremos todas las medidas y sugerencias que nos lleguen y, si en algún momento pensáramos que son necesarias, las adoptaríamos", indicó el titular de Sanidad. Similar argumento utilizó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Marlaska, en línea con Robles, subrayó que el Ejército seguirá estando presente en Cataluña, como en el resto del territorio. Allí "seguirá actuando las veces necesarias y precisas". "En ese aeropuerto [el de El Prat] y en cualquier otra infraestructura donde sea necesaria para las labores de desinfección", añadió.

"La mentidad y la deslealtad no son aceptables cuando nos jugamos vidas de miles de ciudadanos pasa todas las barreras", advierte una ministra

Torra no encontró el respaldo ni de sus socios de Govern. Marta Vilalta, portavoz de ERC, pidió no caer en la "politiquería" y sí luchar "con todos los esfuerzos" contra el virus, aunque sí comparten los republicanos hacer "críticas constructivas" a aspectos que se puedan mejorar. Vilalta reconoció que ahora sí hay un "confinamiento generalizado". Meritxell Budó, portavoz del Ejecutivo independentista y miembro de JxCAT, como el 'president', sostuvo que no se trata de una "pelea política", sino de diferentes enfoques sobre cómo preservar la salud.

Despliegue del Ejército en Cataluña

El jefe del Govern, junto a su partido, se halla solo. "No es momento para la confrontación, hay que sumar y cooperar", le apercibió en nombre de los comunes el diputado David Cid. "Miente, intenta dañar la imagen de España y pone su delirio separatista por delante de la unidad de todos frente al coronavirus", le recriminó la portavoz del PP en la Eurocámara, Dolors Montserrat. Análoga reacción por parte de Carlos Carrizosa, de Cs: Torra "miente" y se muestra "irresponsable e insolidario".

Foto: Dos sanitarios en el exterior del Hospital de Igualada, Barcelona. (EFE)
La curva no se aplana: el Covid-19 llevará a las UCI españolas a colapsar en unos días
Antonio Villarreal Datos: María Zuil Gráficos: Jesús Escudero

Desde el equipo más cercano al presidente, y también destacados ministros del Gobierno, coincidían en expresar a este diario el profundo malestar e indignación con Torra. "Es inaceptable, pero es tan evidente su deslealtad y su mentira que se vuelve contra él. Se desacredita a sí mismo. No nos ha hecho falta contrarrestar su mensaje fuera de España porque Pedro tiene mucho prestigio en Europa", señala una ministra que ha podido intercambiar impresiones sobre este asunto con el presidente y es consciente de su irritación con el 'president'. "La deslealtad y la mentira quizá las puedes aceptar en la normalidad. Pero cuando nos jugamos vidas de miles de ciudadanos pasa todas las barreras. Y encima no representa ni a su propio Govern", indica esta misma fuente, quien reprocha al líder independentista una "mentalidad provinciana": "Su defensa del confinamiento de la comunidad es no entender que el mundo está globalizado, pero lo hace para aislar Cataluña, que el sueño del separatismo. Tiene cero cabeza".

En el Gobierno contraponen la actitud de Torra con la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha pedido al Ejército, a través de la UME, la instalación de un centro de acogida en la Fira de Barcelona. Se habilitará el pabellón número 7 del recinto para albergar hasta a 1.000 personas, el número de personas que pernoctan aproximadamente en las calles de la ciudad, informa EFE.

Foto: Una fábrica de mascarillas en Taiwán. (EFE)

Caso distinto con Ayuso

Torra "está de salida de todo" y por eso "se pasa mil pueblos". "La negociación de Cataluña tiene a Torra amortizado. Está dejando en ridículo el maravilloso cargo que tiene y el nombre de Cataluña", incide una responsable de la máxima confianza de Sánchez. En definitiva, "va por libre".

El Ejecutivo entiende que Torra "va por libre". "Cuando todo pase, nuestra estrategia de Cataluña es la misma: diálogo. No hay otra", insiste

En el Gobierno, que intenta preservar la unidad de todas las administraciones contra el Covid-19, sí se ha diferenciado entre Torra y otros presidentes que han manifestado críticas hacia Sánchez, pero en este caso por falta de coordinación o por no proveer a las comunidades del material sanitario que necesitan. Una de las que ha alzado más la voz ha sido la jefa del Ejecutivo madrileño, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta, punta de lanza del PP, había protestado el jueves por carta ante Sánchez por el desabastecimiento de monos, mascarillas, gafas, guantes o respiradores. Sanidad aclaró posteriormente que las comunidades, pese a la compra centralizada de material, podían comprar productos sanitarios. La contienda parecía aplacarse este viernes: Robles pactó con la Comunidad de Madrid el montaje de un hospital de campaña de 5.500 camas en el parque ferial, Ifema. Gesto que agradeció Ayuso. Un ejemplo de "coordinación efectiva", aplaudió Marlaska. Illa siempre ha evitado replicar a las CCAA quejosas, para no "polemizar" con ellas y priorizar la unidad contra el virus. De ahí que destacara tanto la expresión del malestar con Torra. Además, las fuentes del Ejecutivo consultadas insisten en que no se contempla un endurecimiento de las medidas, puesto que se confía en que el comportamiento de los ciudadanos acabe reduciendo el número de contagios.

La sensación, en consecuencia, de que Torra "va por libre" hace que no se crea necesario, desde la Moncloa, romper con el Govern. "Cuando todo pase, nuestra estrategia de Cataluña es la misma: diálogo. No hay otra". La negociación se mantendrá, aunque su futuro es incierto. Obviamente, no hay nueva fecha para la mesa con el Govern, y evidentemente las prioridades han cambiado. El coronavirus "cambia el debate político", dijo Sánchez, y dinamita por completo la legislatura, adentrándola en otro terreno distinto, en el que cobrará protagonismo la "reconstrucción" económica y social y perderá fuerza el debate territorial. Quizá incluso haya una recomposición de aliados para la coalición. Pero aún ese escenario queda muy lejos. Más aún la idea de retomar el diálogo con Cataluña. "Nadie está en eso ahora", remarcan en la Moncloa. Toda la energía está volcada, apunta el Ejecutivo, en una sola cosa: vencer lo antes posible al virus y evitar que el destrozo en el tejido productivo sea aún mayor de lo esperado.

Margarita Robles Ursula von der Leyen Sanidad pública Sanidad madrileña Ministerio de Sanidad Cataluña Sanidad Salvador Illa OMS Ifema Partido Popular (PP) Moncloa Pandemia Quim Torra Meritxell Budó Unión Europea Comisión Europea Isabel Díaz Ayuso Competencias Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Fernando Grande-Marlaska Pedro Sánchez Ministerio de Asuntos Exteriores Ministerio de Defensa Arancha González Laya Coronavirus José Luis Ábalos
El redactor recomienda