Niega relación con los presos del 'procés'

El Gobierno deja abierta la vía del indulto pese al estado de alarma

Asegura que la intención es proteger tanto a los afectados por una suspensión de entrada en prisión como a aquellos que, habiéndolo solicitado, continúan cumpliendo sus condenas

Foto: Pedro Sánchez y Quim Torra. (EFE)
Pedro Sánchez y Quim Torra. (EFE)

El Boletín Oficial del Estado de este sábado 21 de marzo incluía una novedad que levantó las suspicacias de muchos. Una resolución dictada por el Ministerio de Justicia acordaba la reanudación del procedimiento para solicitar y conceder el indulto. La palabra va inevitablemente aparejada en el imaginario colectivo a los presos del 'procés' pero, sin embargo, fuentes del Gobierno aclaran que la previsión se ha adoptado para evitar que aquellos condenados que lo han solicitado queden en un limbo jurídico mientras se prolonga la actual situación. Niegan vinculación alguna con una hipotética gracia para Oriol Junqueras y el resto de políticos catalanes condenados por sedición y malversación.

"Había que aclarar los plazos de los indultos cuando se suspendieron los trámites administrativos por el decreto de alarma", indican las fuentes consultadas que hacen referencia expresa a los casos en los que la tramitación de esta medida afecta a la suspensión de entrada en prisión y, al contrario, a personas que, habiéndolo solicitado, continúan cumpliendo sus condenas. Más, si cabe, en fechas cercanas a la Semana Santa cuando suelen concederse tradicionalmente muchos de ellos.

La resolución que redacta la Subsecretaría de Justicia se refiere en concreto a que la suspensión de plazos fue posteriormente matizada para habilitar a la Administración a acordar la continuación de aquellos procedimientos "que sean indispensables para la protección del interés general". Considera la instrucción que proteger el indulto lo es, dado que implica "la consecución de la justicia material".

"Se considera imprescindible la tramitación de estos procedimientos para dar una respuesta adecuada a los ciudadanos que los insten, evitando los perjuicios que pudieran irrogarse por la suspensión que determina el estado de alarma", continúa la resolución. Por ello, queda reanudados todos los procedimientos para solicitar y conceder la gracia "que estuvieran en tramitación con fecha 14 de marzo o que se hayan iniciado o vayan a iniciarse con posterioridad a dicha fecha", concluye.

La medida adoptada por el Gobierno afecta así a aquellos que hayan solicitado ya la gracia o lo hagan a partir de ahora. Lejos de lo que pueda parecer, la petición del indulto es mucho más habitual de lo que pueda pensarse. Se emplea como última vía y en condenados con penas de prisión bajas el afectado solicita habitualmente que se suspenda la ejecución en tanto se resuelva. Es decir, la persona continua en libertad hasta quemar ese último cartucho. En el extremo contrario están aquellos que han solicitado el indulto y permanecen en prisión a la espera de su resolución. En este caso la urgencia es evidente al verse afectada su libertad.

El 'procés'

La concesión futura de indultos a los presos del 'procés' fue una de las cuestiones que se plantearon en la mesa de negociación abierta entre el Gobierno central y el catalán, cuya continuidad ha quedado paralizada por la emergencia sanitaria. Sin embargo, el único trámite real, aún no iniciado pero ya anunciado y que afecta a los condenados -que disfrutan ya de una semilibertad en aplicación del 100.2- es el relacionado con la exconsellera Dolors Bassa.

UGT de Cataluña anunció hace unos días que solicitaría oficialmente el indulto en nombre de la antigua encargada de Asuntos Sociales del Govern de Puigdemont a finales de este mes. El sindicato, del que Bassa es militante y que incluso llegó a dirigir en Girona, anuncio en enero a través de su secretario general Camil Ros que realizaría la solicitud que cuenta con el apoyo de la afectada.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios