NUEVA COMPARECENCIA EN LA MONCLOA

31.100 denuncias, 350 detenidos, 157 agentes contagiados: el balance de seis días de alarma

Marlaska destaca el buen comportamiento general de los ciudadanos, pero también que hay actitudes insolidarias que no se van a tolerar. Se reforzará el control para impedir traslados injustificados

Foto: Agentes de la policía local de Murcia informan a una familia de que no puede pasear por la calle, el pasado 16 de marzo. (EFE)
Agentes de la policía local de Murcia informan a una familia de que no puede pasear por la calle, el pasado 16 de marzo. (EFE)

Casi una semana después de que el Gobierno declarase el estado de alarma, ya se han levantado más de 31.100 denuncias por incumplir las normas. Y ya se ha detenido a 350 personas. 157 policías y guardias civiles han resultado contagiados.

Son los datos ofrecidos en la tarde de este viernes por el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que compareció en rueda de prensa telemática desde la Moncloa con el responsable de Justicia, Juan Carlos Campo. El Gobierno no deja de insistir a diario, y también lo hizo el ministro hoy, que la ciudadanía está manteniendo un buen comportamiento, que respeta las duras limitaciones impuestas por el decreto, pero también llama a "no bajar la guardia y mantener la defensa muy alta", porque la pandemia sigue extendiéndose sin control y hace falta proteger la propia vida y la de los demás cumpliendo a rajatabla con el confinamiento.

Además, ahora se entra en otra fase. De una cierta manga ancha a una vigilancia más estrecha. Primero, las Fuerzas de Seguridad adoptaron una postura de "pedagogía" y flexibilidad ante una situación novedosa. Pero una vez transcurrido ese "plazo razonable", se impone la "obligación" de que la norma se cumpla estrictamente. "Tolerancia cero", decía apenas unas horas antes el director operativo de la Policía (DAO), el comisario principal José Ángel González. Tanto él como su homólogo de la Guardia Civil, el teniente general Laurentino Ceña, había manifestado su preocupación por la "tendencia alcista" de incumplimientos en los últimos días, prueba igualmente del cierto relajamiento de los ciudadanos.

El ministro llama a "no bajar la guardia y mantener la defensa muy alta" y advierte de que caducó la fase de "pedagogía". "Tolerancia cero", añade el DAO


Marlaska señaló que, desde la entrada en vigor de la alarma —a las 23:48 del sábado 14 de marzo—, se habían levantado más de 30.000 denuncias y se habían practicado 315 detenciones. Interior actualizó los datos muy poco después. A las 19:00 de este viernes 20, ya se computaban más de 31.100 denuncias por incumplimiento de las normas contenidas en el decreto y 350 detenidos. Los números incluían a todos los cuerpos policiales en toda España, todos ahora bajo el mando de Marlaska.

Propuesta de sanción

El ministro señaló que las conductas que se imputan en esas 31.100 actas de denuncia es, en concreto, haber violentado el artículo 7 del decreto de alarma. O sea, transitar por la vía pública sin que concurran causas justificadas y tasadas —ir al supermercado, a la farmacia o a comprar bienes de primera necesidad, asistir a centros sanitarios, desplazarse al trabajo, retorno a la residencia habitual, cuidado de mayores, menores, dependientes o discapacitados, ir a entidades financieras o de seguros, por causa de fuerza mayor o cualquier otra actividad análoga—. Es decir, propuesta de multa por poner "en riesgo" la salud de los ciudadanos.

Interior ultima un protocolo con la DGT y los distintos cuerpos policiales para garantizar que se cumplen las normas de movilidad

31.100 denuncias no es sinónimo de 31.100 multas. Son propuestas de sanción que los agentes extienden, en virtud de la Ley de Seguridad Ciudadana (o, si hay delito, según el Código Penal), que tiene después su cauce administrativo y judicial hasta su resolución definitiva.

Marlaska informó de que Interior está ultimando un protocolo para todos los cuerpos de seguridad para asegurar que se cumplen las restricciones de movilidad que impone el decreto de alarma. Se está trabajando con la Dirección General de Tráfico y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Respecto a los controles, que serán más intensos este fin de semana no habitual (este jueves, San José, fue festivo en varias CCAA), la Guardia Civil trabajará en coordinación con la Ertzaintza y los Mossos, ya que Euskadi y Cataluña tienen transferida la competencia de tráfico. Todos los cuerpos harán esa labor de campaña y vigilancia para impedir traslados no justificados o desplazamientos a segundas residencias aprovechando el puente de San José. Aclaró, en ese sentido, que solo una persona puede viajar por vehículo, salvo que tenga que acompañar a un dependiente. No cabe ya, por tanto, una "flexibilidad excesiva".

31.100 denuncias, 350 detenidos, 157 agentes contagiados: el balance de seis días de alarma

No obstante, pese a esos avisos, el Gobierno está satisfecho con el comportamiento de los ciudadanos. Así, el titular de Interior indicó que el tráfico en los accesos y salidas de las grandes ciudades ha caído entre un 65% y un 70%.

Marlaska agradeció el esfuerzo de las Fuerzas de Seguridad de toda España, y también del Ejército, en la lucha conjunta contra el coronavirus. El ministro informó de que dentro de la Policía y la Guardia Civil se han detectado 157 positivos. Un número de contagios en ambos cuerpos que es "ligeramente superior" al del resto de la sociedad, explicable porque su labor les expone a un "riesgo importante", ya que están "en contacto" directo con los ciudadanos, sin poder cumplir con la obligación de confinamiento.

El Gobierno insiste en que no es necesario el confinamiento de una comunidad. Las medidas son "las más drásticas de Europa", defiende Marlaska

El Ejecutivo ha apostado por una restricción casi total de los movimientos de los ciudadanos, y no por el cierre de las comunidades que son más foco de casos, como Madrid o Cataluña. El 'president', Quim Torra, en cambio, sigue insistiendo en la necesidad de confinar su autonomía y que incluso no se permita ir a trabajar a los ciudadanos. Marlaska defendió que las medidas adoptadas en España son "las más drásticas de Europa" y de las más duras "a nivel mundial". Medidas, enfatizó, tomadas "de conformidad con los criterios de las autoridades sanitarias". La próxima semana el Ejecutivo decidirá si prorroga el estado de alarma, como parece ya prácticamente seguro, y sobre todo por cuánto tiempo. Marlaska no quiso anticipar escenarios. Pedro Sánchez, como autoridad competente, lo analizará para, "como se viene haciendo hasta hoy, adoptar las medidas necesarias para garantizar salud pública".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios