EL SECTOR DEL TRANSPORTE LLAMA A LA CALMA

Los supermercados piden más camiones: "La gente tiene que parar de comprar"

Los supermercados refuerzan sus flotas de reparto tras una semana de asalto a los lineales. "No faltan suministros, el problema es la histeria de la gente", dicen los transportistas

Foto: El pánico social hace que miles de personas hagan acopio de productos en los supermercados. (EFE)
El pánico social hace que miles de personas hagan acopio de productos en los supermercados. (EFE)

Una semana de asalto indiscriminado a los Mercadona de todo el país ha hecho que la empresa solicite refuerzos en su flota de camiones de reparto. Su sistema logístico está sobrepasado y Acotral, la principal empresa logística en que se apoya Mercadona, está tratando de reforzar su flota a la vista de que la demanda no afloja. "Si lo normal es entregar a un supermercado 60 palés, ayer se entregaron 135 y aun así no fue suficiente. O dicho de otra manera, si una tienda hace el día con dos camiones, ahora llevamos dos camiones solo para el producto seco", explica uno de los transportistas. "La gente está comprando sin conocimiento, impulsada por el miedo. El suministro de alimentos y productos está garantizado, la gente tiene que dejar de obcecarse con llevárselo todo porque no tiene sentido y al final, con su actitud, van a provocar un desabastecimiento de verdad".

Acotral no es la única compañía de transportes que solicita refuerzos. Las empresas logísticas de los grandes supermercados (Lidl, Carrefour, Alcampo, entre otros) están subcontratando camiones para hacer frente a la demanda. "Los supermercados están medio vacíos no porque falten suministros, sino porque la histeria de la gente no da tiempo a los camiones a hacer el trayecto entre el almacén y el supermercado", explica otro transportista dedicado al reparto a Mercadona. "En mi caso, lo que antes era un viaje diario al centro logístico de Mercadona en Antequera [Málaga], ahora son tres viajes diarios. Es una locura. Eso es imposible de cubrir, claro, por eso se necesita subcontratar camiones con urgencia".

La histeria de la gente provoca que no dé tiempo a los camiones a hacer el trayecto entre el almacén y el supermercado

"Ha habido un pico enorme de trabajo y la consecuencia es que estamos desbordados. Los supermercados están vacíos porque el transporte no da para más, todo está preparado para una dinámica de mover un número específico de kilos y la situación nos ha sobrepasado", reconoce Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) de Madrid. "No hay necesidad de acaparar cuando el problema no es la falta de suministro de alimentos y productos de primera necesidad. Los almacenes están llenos, toda la cadena logística funciona perfectamente. La gente tiene que parar de comprar pero sigue igual, no logro entender esta locura".

Víctor González, presidente de la Federación Nacional de Transporte por Carretera (Fetransa) pide a la población "no dejarse llevar por el bombardeo de información mezclada con bulos porque eso llama a la alarma y a las situaciones que estamos viendo en los supermercados". "Las organizaciones profesionales del transporte estamos lanzando un mensaje de tranquilidad, pueden contar con nosotros, no vamos a descabalgarnos ni a quedarnos en casa. Que la gente esté tranquila, los supermercados van a estar abastecidos durante las próximas semanas".

"Que la gente esté tranquila, los supermercados van a estar abastecidos durante las próximas semanas", piden desde Fetransa

La llamada a la calma y al sentido común de los transportistas contrasta con las escenas de absoluta locura vividas en las últimas horas, con supermercados asediados por docenas de personas llenando los carros a la carrera y colas interminables en la calle antes de la hora de apertura. Los transportistas insisten: si usted ve el lineal de papel higiénico vacío, o el de la carne y el pescado, no es porque los almacenes estén vacíos, sino porque no hay camiones suficientes para hacer el viaje de ida y vuelta y reponerlo todo a tiempo.

"Asumimos nuestro rol en esta crisis como lo hacen los sanitarios y las fuerzas y cuerpos de seguridad. Seguiremos dando el callo para garantizar un servicio esencial", asegura el presidente de Fetransa. A diferencia de los sanitarios, los transportistas no están sometidos a jornadas de trabajo extenuante porque su actividad les impone unos límites horarios, como son las nueve horas al volante o el kilometraje máximo que marca el tacógrafo, por una cuestión de seguridad. De ahí, en parte, la urgencia de los supermercados de contar con más camiones de reparto.

De hecho, el decreto de estado de alarma emitido este sábado incide en la importancia del transporte en la presente crisis sanitaria. "Se establecerán las condiciones necesarias para facilitar el transporte de mercancías en todo el territorio nacional, con objeto de garantizar el abastecimiento", advierte. Entre ellos, la flexibilización de los límites de trabajo de los transportistas. En un principio, solamente para facilitar que aquellos profesionales que terminen su turno en una de las zonas rojas del brote puedan salir y no tener que hacer noche.

Los transportistas esperan que, una vez termine esta crisis, la sociedad repare en su importancia, en la misma medida en que ahora pone en valor la sanidad pública. "La sociedad no se da cuenta nunca de la importancia del transporte", se lamenta el presidente de Fetransa. "Solo se acuerda de nosotros para decir que generamos atascos, pedir que nos desvíen a autopistas de pago para que no molestemos, restringirnos horas de conducción el fin de semana para no entorpecer a los turistas o porque no le gusta que aparquemos el camión cerca de sus casas. Ahora se ve que somos un servicio público y lo importante que es el transporte".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios