Iván Redondo vs. MAR: la otra batalla en la guerra contra el coronavirus
  1. España
LA GESTIÓN DE LA PANDEMIA EN ESPÀÑA

Iván Redondo vs. MAR: la otra batalla en la guerra contra el coronavirus

Oficialmente, todo es "unidad" entre Moncloa y Sol, pero en las sombras se filtran portadas, bulos que tardan en desmentirse y reproches por ganar el pulso de la opinión pública

placeholder Foto:

"Si el Gobierno socialista no utiliza este asunto políticamente para atacar Madrid, la relación va a ser leal: no cabe más opción que mirar por la salud pública, con sentido de Estado y responsabilidad, porque otra cosa sería nefasta. Pero el bulo de cerrar Madrid, no querer adoptar medidas y, sobre todo, la irresponsabilidad de mantener el 8-M no son ejemplo de responsabilidad y prudencia". Un político del entorno más cercano a Isabel Díaz Ayuso resume la relación estos días entre Sol y Moncloa en plena lucha contra la pandemia de coronavirus y, también, por ganar la guerra de la opinión pública entre el Gobierno del país y el principal poder autonómico del PP.

En este pulso por no perder la batalla de la propaganda se enfrentan, "por un lado, Iván Redondo, el todopoderoso ministro 23, por otro, Miguel Ángel Rodríguez, el encargado de hacer de Ayuso el 'rompeolas' contra el Gobierno de Sánchez e Iglesias. Y los dos se temen mucho", resume un experto en comunicación política que prefiere guardar el anonimato. "Los dos saben que este es un momento crucial para el país, y que de los aciertos y errores —y de cómo se vendan ante la opinión pública— dependerá lo que pase después, tanto para el PSOE y Podemos como para el PP".

Esta guerra soterrada explica por qué, oficialmente y de cara a la ciudadanía, tanto unos como otros hablan de "perfecta coordinación", "decisiones consensuadas" y "agradecimiento mutuo", al tiempo que aparecen portadas e informaciones "de fuentes" que hablan de retrasos deliberados en las medidas por parte del Gobierno central, intenciones de cerrar Madrid que luego son desmentidas o constantes informaciones en medios afines al Gobierno y en RTVE denunciando los recortes en la sanidad pública madrileña del PP como una de las causas de la situación actual.

"Los dos saben que este es un momento crucial para el país y que de cómo se vendan ante la opinión pública dependerá lo que pase después"

RTVE tuvo que rectificar una información sobre cómo había descendido el número de profesionales sanitarios en Madrid desde 2010 a 2018. El problema: el dato era falso. Según el INE, de 2010 a 2020 han aumentado. Ayer, sin embargo, en el Informativo en directo, un enfermero entrevistado a las puertas de La Paz volvía a denunciar la política de recortes de los populares y el papel de la sanidad privada mientras la reportera asentía y Ana Blanco le despedía resaltando el "discurso de este enfermero". Cayetana Álvarez de Toledo denunciaba después que se les había 'olvidado' recordar que era Guillem del Barrio, que fue candidato de Podemos. En el PP regional no dudan en señalar "a Iván Redondo detrás de todos estos intentos de culpabilizar al PP de Madrid de la crisis para lograr dos objetivos: uno, debilitar al Gobierno que más visibiliza que otra política es posible; y dos, quitarse de encima la responsabilidad de haber actuado tarde en esta crisis". La indignación en el PP era tal que, a última hora de la tarde, la presidenta de Madrid enviaba una carta a Rosa María Mateo denunciando lo sucedido.

Reproches mutuos

placeholder Pinche para leer la carta de Díaz Ayuso.
Pinche para leer la carta de Díaz Ayuso.

La propia presidenta, en su intervención en Telemadrid —territorio 'hostil' para Miguel Ángel Rodríguez y en donde era entrevistada por primera vez— lanzó dos reproches al Gobierno de Sánchez en su mensaje institucional. Uno, cuando aseguró que Madrid estaba "comprando nuevo material sanitario, en la medida que nos permite el Ministerio de Sanidad". El Confidencial ha intentado averiguar en la comunidad a qué se refería, sin obtener respuesta. La segunda, cuando desmintió que pensara cerrar Madrid. "Lo peor de ese rumor es el daño que están causando a la población y a las empresas las informaciones falsas no desmentidas por el Gobierno central, algo que no debe producirse en una crisis sanitaria".

"El tema de cerrar Madrid escoció mucho por cómo se planteó, aunque es cierto que luego se ha desmentido, pero cuando ya se había extendido"

"El tema de cerrar Madrid escoció mucho por cómo se planteó, aunque es cierto que luego se ha desmentido, pero cuando ya se había extendido", insiste el político del PP que conoce de primera mano cómo está viviendo la crisis el Gobierno de Ayuso. "Esperemos que a partir de ahora todo vaya como debe ser, porque la crisis requiere plena coordinación".

Coordinación es la palabra mágica que, oficialmente, aparece cada vez que se pregunta por los posibles roces. De hecho, el presidente del Gobierno, en su comparecencia sin periodistas presenciales en Moncloa, ha dado respuesta a todas las quejas que ha planteado Ayuso. Anunció el "suministro centralizado" de medicamentos y la adquisición "de 410.000 mascarillas, de ellas 130.000 para Madrid" y despidió su comparecencia enfatizando que "la colaboración y la coordinación es la única vía a seguir, la que hemos seguido estos días". Por si fuera poco, quiso manifestar su "reconocimiento a todos los gobiernos autonómicos y municipales de cualquier color político que están dando un ejemplo de colaboración".

La 'bala política' del 8-M

Sin embargo, el presidente rechazó asumir como un error haber pospuesto todas las medidas hasta después de las marchas del 8-M. Y esa es una bala política que el PP se guarda en la recámara "si sigue habiendo juego sucio desde Moncloa", advierten. "Hay que observar ahora [tras el caso de Irene Montero] y esperar a ver cómo evoluciona el contagio. Si empiezan a aparecer los casos de mujeres conocidas que estuvieron en la manifestación, puede ser solo la punta de un iceberg...", insisten en el PP de Madrid.

En la teleconferencia de presidentes autonómicos. volverán a verse las caras Sánchez y Ayuso. Detrás, en la sombra, volverán a estar Redondo y Rodríguez

"Una buena coordinación, constante y leal" es la valoración que hace Ciudadanos —que ostenta la vicepresidencia del Ejecutivo madrileño a través de Ignacio Aguado— de la relación entre Moncloa y el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Pero nadie duda de que las informaciones cruzadas en los medios salen de algún lado. "Todos miran a los mismos, a Redondo y a Rodríguez". Y, oficialmente, todo son buenas palabras tanto en Moncloa como en Sol. El siguiente reto, la teleconferencia de los presidentes autonómicos. Allí volverán a verse las caras —vía plasma— Sánchez y Ayuso. Detrás, en la sombra, volverán a estar Redondo y Rodríguez.

Coronavirus Sanidad pública
El redactor recomienda