La prisión del coronavirus: tras las madres y la cuidadora de niños, tres sospechosos más
  1. España
LA CÁRCEL MÁS VIGILADA

La prisión del coronavirus: tras las madres y la cuidadora de niños, tres sospechosos más

Aranjuez es el primer centro penitenciario que registra un caso positivo. Interior no confirma otros tres posibles Covid-19. Los sindicatos piden termómetros para controlar la fiebre de los funcionarios

Foto: La prisión del coronavirus: tras las madres y la cuidadora de niños, tres sospechosos más
La prisión del coronavirus: tras las madres y la cuidadora de niños, tres sospechosos más

Aranjuez es actualmente la prisión sometida a más vigilancia del país en términos sanitarios. Es uno de los centros penitenciarios madrileños, lo que ya de por sí implica una diferencia en cuanto a seguridad. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias prohibió las comunicaciones con el exterior en todas las instalaciones de la comunidad autónoma, salvo para los abogados, personal cuya labor sea imprescindible o los sacerdotes, que solo podrán tener contacto con los internos de estas cárceles a través del locutorio, nunca físicamente. Además, también ordenó impedir las salidas de los presos al exterior en los siete centros madrileños, en el de Álava y en el de Logroño.

Pero es que, además, la prisión Madrid VI, nombre técnico de la instalación situada en Aranjuez, es el lugar donde se ha registrado el que por el momento es el único positivo en coronavirus que hay dentro de los muros de los diferentes centros penitenciarios de España. Una técnica del jardín de infancia del módulo de familia del centro fue contagiada el pasado sábado. Desde entonces, las medidas de seguridad fueron en aumento. Ese mismo día, dos madres de tres niños que habían estado en contacto con la trabajadora que había dado positivo presentaban síntomas de desarrollar el Covid-19.

Foto: Dos madres y sus hijos esperan en su celda desde el sábado a que les hagan la prueba

Las cinco personas fueron entonces inmediatamente aisladas en sus respectivas celdas, de las que no salen desde entonces. El 112 fue alertado de que había cinco casos sospechosos de haberse contagiado, pero los servicios sanitarios a día de ayer aún no habían enviado a ningún equipo de especialistas a hacer la prueba a las madres y a los niños, todos ellos menores de tres años. Las medidas de higiene fueron extremadas en el centro desde el momento en que se conoció el primer contagio, tanto entre el mencionado colectivo sospechoso como entre el resto de internas.

Ayer, además, según informan desde el sindicato Acaip-UGT, mayoritario entre los funcionarios de prisiones, volvieron a saltar las alarmas entre rejas por la aparición de tres posibles nuevos casos de coronavirus en Aranjuez. Según explican desde esta organización, dos funcionarios fueron enviados a sus respectivos domicilios tras presentar síntomas compatibles con Covid-19. A las pocas horas, otro funcionario más, continúan desde el sindicato, también fue enviado a su casa por ser considerado sospechoso tras haber estado el fin de semana en la zona de aislamiento. Desde Instituciones Penitenciarias, sin embargo, niegan que haya nuevos casos. Tan solo admiten el mencionado de la técnica de jardín de infancia y los posibles de las madres encerradas con sus hijos en régimen de aislamiento.

Desde Acaip-UGT, exigen extender las medidas de prevención que rigen el funcionamiento de la prisión de Aranjuez al resto de centros penitenciarios de España. Consideran que es fundamental prohibir las comunicaciones de los reclusos con el exterior, con el fin de proteger tanto al colectivo de internos, que es considerado de riesgo, como al de funcionarios de prisiones, que tienen que pasar 24 horas en contacto directo con los presos. De momento, las medidas restrictivas más exigentes se limitan a los mencionados centros de la Comunidad de Madrid, de Álava y de Logroño, donde se ha registrado el mayor número de casos.

Foto: División en las asociaciones por los actos del 11-M en plena crisis del coronavirus

Ayer se reunió el Comité de Seguridad y Salud Laboral, órgano convocado para informar a los sindicatos de las medidas que toma la Administración en relación con el coronavirus en las instituciones penitenciarias, pero los temas a tratar eran tantos y tan variados que el encuentro no terminó y continuará a lo largo de la mañana de hoy. Durante la reunión, los representantes de Acaip-UGT reclamaron extender la mencionada restricción de las comunicaciones a todos los centros de España con el fin de minimizar el riesgo de infección del personal de prisiones y de los reclusos.

El sindicato también ha pedido termómetros para tomar la temperatura a todos los funcionarios cuando estos entran y salen de trabajar, medida que de momento los representantes de la Administración no ven claro implantar, aunque no está todo decidido. Durante la reunión que continuará hoy, se seguirá tratando el tema. Los responsables de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, acordaron hacer las consultas pertinentes a las autoridades sanitarias con el fin de decidir si finalmente ven viable implantar los termómetros o no.

Coronavirus Ministerio del Interior Sistema penitenciario
El redactor recomienda