en washington DC

Moncloa rescata a la exministra Montón como embajadora tras dimitir por un máster

Así consta en el sumario de lo aprobado este martes en el Consejo de Ministros en la web de Moncloa. El nombramiento se recoge en un escueto texto dentro del ámbito de 'acuerdos de personal'

Foto: Fernando Grande-Marlaska besa a la exministra de Sanidad Carmen Montón (c). (EFE)
Fernando Grande-Marlaska besa a la exministra de Sanidad Carmen Montón (c). (EFE)

El Consejo de Ministros celebrado este martes, que estuvo centrado en aprobar medidas urgentes para frenar el contagio del coronavirus, también trató otros asuntos que podían haber pasado desapercibidos. Uno de los más notables es el nombramiento de la exministra de Sanidad, Carmen Montón, como nueva observadora permanente ante la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington DC. El nombramiento se produce vía real decreto y pertenece a los "acuerdos de personal" a los que Moncloa ha dado luz verde.

La OEA es el organismo supranacional en el que están representados los países de todo el continente americano y tiene como secretario general a Luis Almagro.

Montón (Burjasot, Valencia, 1976) fue nombrada ministra de Sanidad para formar parte del primer gabinete de Pedro Sánchez tras la moción de censura. Dimitió a las ocho de la tarde del 11 de septiembre de 2018 tras horas aguantando una polémica que solo podía terminar con su marcha. 'Eldiario.es' publicó un día antes que la exministra obtuvo un máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid plagado de irregularidades, obteniendo una buena nota en la mitad de las asignaturas a pesar de que no pisó las clases ni trató con profesores.

A pesar de la insistencia de los medios para que entregara su trabajo fin de máster, Montón tardó tiempo en reaccionar. Horas después se supo por qué no lo facilitaba: había pasajes enteros copiados, sin citar e incluso fragmentos tomados directamente de Internet. En realidad, 19 páginas de un total de 52 se encontraban en esta circunstancia. Un plagio que actuó como detonante de su dimisión. Pedro Sánchez había sacado la cara por ella horas antes, tratando de evitar otra marcha dentro de su Gobierno. Pero fue imposible de aguantar. El jefe del Ejecutivo afrontaba la segunda baja dentro de su Consejo de Ministros en apenas 101 días, después de sacrificar a Màxim Huerta solo siete días después de la constitución de su gabinete.

Tras su dimisión, Montón estuvo meses desaparecida, aunque nunca terminó de abandonar la órbita del Partido Socialista. Como ya publicó este diario, el PSOE decidió incorporarla a distintos actos en la campaña de mayo de las autonómicas y municipales, aunque finalmente no estuvo en ninguna lista. Aseguró a este diario que algunos compañeros le habían pedido su colaboración para hablar de asuntos relativos a la Sanidad, afirmando que, en realidad, "nunca se había ido" de la formación. Estuvo en Valencia y luego viajó a Cantabria para apoyar a Pablo Zuloaga, secretario general del PSOE en la comunidad autónoma.

La exministra de Sanidad Carmen Montón. (EFE)
La exministra de Sanidad Carmen Montón. (EFE)

Una socialista de cuna

Montón siempre ha sido, pese a lo que pueda parecer, una encajadora curtida en mil batallas desde que comenzó a despuntar en las Juventudes Socialistas, a las que se afilió con apenas 16 años. Su padre fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Burjassot, uno de los municipios del llamado 'cinturón rojo' del área metropolitana de Valencia. Precisamente, de su padre heredó el virus de la política. De su madre, gobernanta durante años en uno de los hospitales públicos de Valencia, ese gusanillo por el mundo sanitario que la inclinó a estudiar medicina, al igual que sus dos hermanas.

También libró sus primeras batallas en Burjassot, donde fue elegida concejala en 1999 con apenas 23 años. Su habilidad para navegar por las aguas de la siempre agitada federación socialista valenciana, su discurso socialdemócrata de libro y sus vínculos con el llamado sector lermista (el expresidente autonómico y senador Joan Lerma fue uno de sus primeros valedores) la elevaron a la candidatura del PSOE al Congreso de los Diputados por Valencia en 2004, el año que José Luis Rodríguez Zapatero accedió al Gobierno.

En la Cámara Baja, Montón pronto consolidó su posición en otras dos banderas de su partido: el feminismo y la igualdad y la defensa de los derechos LGTB. Desde su escaño, fue ponente de la ley de matrimonio de personas del mismo sexo y de la ley del aborto, que despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14ª de gestión. Montón trabajó, paseó y conspiró en las moquetas del Congreso de los Diputados durante tres legislaturas, desde 2004 hasta 2015. Tiempo suficiente para trabar nuevas amistades y buscar nuevos aliados en el PSOE. Fue aquí donde conoció a Pedro Sánchez y también a Alfredo Pérez Rubalcaba, otro de los 'capos' del PSOE que vieron potencial político en la exministra.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios