CULPA A LOS RECORTES DE LA CRISIS

Adif localiza 270 puentes, túneles y vías con daños de alto riesgo por nula conservación

La entidad de Fomento ha sacado a concurso un contrato por 10,5 millones de euros para abordar tramos que "precisan proyectos urgentes de reparación"

Foto: Técnicos de Adif revisan una vía del tren tras el paso de la borrasca Gloria el pasado mes de enero. (EFE)
Técnicos de Adif revisan una vía del tren tras el paso de la borrasca Gloria el pasado mes de enero. (EFE)
Adelantado en

“Adif tiene catalogados un considerable número de elementos de infraestructura con deficiencias distribuidos por toda la red ferroviaria”. Con estas palabras, el organismo público dependiente del Ministerio de Transportes ha desvelado la falta de conservación y mantenimiento de varios puntos de la red ferroviaria de interés general y que achaca a los recortes durante la crisis económica. Adif enumera al menos a 270 tramos —25 puentes, 59 túneles y 135 terraplenes utilizados por Renfe y Feve, además de otros 51 puntos de la red de alta velocidad— "en los que de forma preventiva se cree necesario actuar" al presentar daños estructurales y de alto riesgo, algunos de los cuales "precisan proyectos urgentes de reparación”.

Estos datos figuran en la licitación de un contrato de 10,5 millones de euros, dividido en seis lotes, para la redacción de proyectos de mejora de la infraestructura de puentes y viaductos, túneles y explanaciones durante los próximos tres años. Adif justifica este concurso abierto por “la limitada inversión en labores de conservación y mantenimiento de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) sostenida durante los años de recesión económica, los altos estándares de calidad que se derivan de la implantación de la cultura de seguridad en todos los ámbitos del sector ferroviario y la exigencia social de fiabilidad”.

A pesar de incluir un anexo con la relación detallada de estas 270 infraestructuras y sus daños, Adif señala que estas cantidades “deben ser entendidas solo a título orientativo y sin menoscabo de que existan otras infraestructuras que deban ser tratadas en base al estado actual que presenten y que deban ser valoradas como resultado de las inspecciones a realizar dentro de los trabajos englobados en este contrato”. En este sentido, la empresa pone de manifiesto la existencia de “numerosos puentes más con daños C2” que pueden afectar la seguridad de la estructura a largo plazo.

Desde Adif, explican que “todos los elementos se evalúan mediante inspecciones básicas y principales, determinándose de esta manera el nivel de riesgo”. Además de la licitación de este contrato específico, la empresa ferroviaria señala que “existen otras figuras contractuales que completan el mantenimiento de la infraestructura y permiten cumplir las prescripciones normativas, tales como campañas de reparación o el contrato general de Mantenimiento de Infraestructura y Vía en toda la red ferroviaria”.

Grietas y apoyos defectuosos

El mantenimiento de los puentes es uno de los elementos clave de la conservación de la red ferroviaria de interés general. Una instrucción técnica ‘ad hoc’ “obliga a la reparación de los daños calificados como de clase 1 [los más graves] en un plazo no superior a cuatro años, y los de clase 2 en función del criterio del administrador de la infraestructura”, tal y como recoge el informe sobre inicio de expediente redactado por Adif.

En este sentido, la empresa matiza que “tanto los proyectos como las obras que se desarrollen con posterioridad se acometerán de forma gradual y también solapados entre sí”. “Se irán, por tanto, aprobando proyectos de todos los elementos y licitándose las correspondientes obras a lo largo de toda la ejecución del contrato de redacción de proyectos, y sin que sea preciso que este haya concluido. El hecho de haberlo dividido en seis lotes facilita, además, el solapamiento de proyectos y su optimización en cuanto a plazos”, añaden desde Adif.

Entre los 25 puentes con daños C1 (aquellos defectos que pueden afectar a la seguridad de la estructura y, por tanto, a su capacidad de resistir las cargas para las que fue proyectada) figuran cinco del tramo León-Gijón con fisuras, socavaciones y hasta pérdida de piezas. Por su parte, en la red de alta velocidad se plantea la mejora de cuatro viaductos en la línea Córdoba-Málaga, otra en el ramal La Sagra-Toledo y la sustitución de apoyos en el viaducto del Tajo del eje Este (Madrid-Valencia).

Respecto a los túneles con los daños más severos, en el listado aparecen 47 con problemas estructurales, motivados especialmente por grietas, filtraciones y desprendimientos. El más largo es el de Gaitán, en la línea Córdoba-Málaga, de 5,3 kilómetros de longitud. Otros 10 túneles aparecen catalogados con defectos funcionales, como el túnel de Sol de Madrid, de 5,7 kilómetros, al presentar “filtraciones, depósitos que atascan las bombas y ocupaciones de circuitos”. En la alta velocidad, también se han detectado filtraciones en los túneles de El Rincón del Silvo y La Cabrera, del eje Este.

Por último, los 135 terraplenes y desmontes de riesgo alto se encuentran repartidos por casi toda la geografía española. Para evitar riesgos, Adif limita temporalmente la velocidad de los trenes en estos tramos, con “un impacto importante en la circulación”. Por este motivo, la mejora de estas explanaciones tiene “la doble finalidad de mejorar el estado de la infraestructura, y la fiabilidad de las líneas y la disponibilidad del servicio”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios