Quedaba claro que era propaganda

La Junta Electoral archiva sin sanción el envío de SMS de Pablo Casado en campaña

En el texto y contenido del mensaje, se desprende con claridad meridiana su contenido electoral, dice el acuerdo

Foto: Pablo Casado, presidente del Partido Popular.
Pablo Casado, presidente del Partido Popular.

La Junta Electoral Central (JEC) ha archivado sin sanción al PP el envío de millones de SMS pidiendo el voto para Pablo Casado poco antes de las elecciones del 10-N. El caso fue denunciado por la Agencia Española de Protección de Datos. El pasado 8 de noviembre, dos días antes de las generales, millones de españoles recibieron un SMS: "Hola, soy Pablo Casado. Te pido tu voto para sumar una nueva mayoría de cambio en España frente a la crisis económica y el desafío separatista". Y un enlace al PP. El PSOE y varios receptores denunciaron el caso a la Agencia de Protección de Datos y esta lo trasladó a la Junta Electoral Central, el órgano encargado de velar por la limpieza de las elecciones, compuesto por ocho magistrados del Tribunal Supremo elegidos por sorteo y cinco catedráticos propuestos por los partidos.

El acuerdo de la JEC indica que los mensajes remitidos indicaban claramente el carácter electoral de la actividad. "La identificación que se hace en el propio mensaje del remitente, mediante el nombre y apellido del que resulta ser presidente de un notorio partido político, concurrente a las elecciones generales de noviembre de 2019, así como el texto o contenido del mensaje, se desprende con claridad meridiana su contenido electoral y, por tanto, que se trata de propaganda emitida durante la campaña electoral", dice.

Pese a ello, realiza una advertencia general. El acuerdo especifica que las buenas prácticas electorales deberían configurar "una posibilidad real" de que aquellos ciudadanos que lo deseen no reciban mensajes de propaganda electoral en el teléfono, incluso en aquellas ocasiones en las que esa propaganda sea emitida utilizando datos telefónicos "anonimizados".

Descarta uso de datos privados

La Junta descarta en el caso analizado un uso irregular de datos. Dice que los relativos al número de teléfono móvil podrá ser considerado dato personal en tanto que el uso que se haga del mismo lo haya sido conociendo o pudiendo conocer la persona física vinculada a él. Esto es, sería necesario que el número de teléfono sea acompañado de otros datos que identifiquen o puedan identificar a su titular. "En el caso que nos ocupa y en el ámbito en el que se está actuando, a falta de otra prueba, tan solo se tiene constancia de que el Partido Popular ha contratado los servicios de remisión de los mensajes SMS bajo el compromiso de la empresa prestataria del servicio de usar bases de datos anonimizados" de modo que los datos de los que hizo uso no son datos personales.

La Junta también concluye que los datos relativos a los números de teléfono no se obtuvieron de copias del censo ni, como ha informado la Oficina del Censo Electoral, obra tal dato en las copias que dicho organismo facilita a quienes concurren al proceso electoral. "Otra cuestión sería la de determinar si por la empresa que prestó el servicio se respetaron las reglas en materia de protección de datos a la hora de facilitar los números de sus abonados a terceros, y las condiciones en que aquellos han contratado el servicio, en relación con el derecho de protección de datos, lo que es ajeno a la competencia de la Junta Electoral Central", especifica.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios