GERENCIA Y RESPONSABLES JURÍDICO Y FINANCIERO

Iglesias se reservará el nombramiento y cese de los cargos más sensibles de Podemos

Será la ejecutiva y no la dirección estatal, como hasta ahora, el órgano que tendrá la capacidad de nombrar o cesar al gerente, así como a los jefes de las áreas jurídica, de finanzas y auditoría

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (c), en la presentación de su candidatura a la Tercera Asamblea Ciudadana. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (c), en la presentación de su candidatura a la Tercera Asamblea Ciudadana. (EFE)
Adelantado en

La ejecutiva de Podemos, el órgano denominado Consejo de Coordinación Estatal, pretende asumir una parte de las competencias que hasta ahora detentaba la dirección estatal del partido —el Consejo Ciudadano Estatal—. A diferencia del primer órgano, el consejo ciudadano se elige mediante votación de las bases en asamblea e integra a los líderes territoriales, representantes de círculos y de las personas inscritas residentes en el extranjero. El cambio lo recoge el documento organizativo con el que se presentará a la tercera asamblea de Podemos el equipo liderado por Pablo Iglesias, según el cual será la ejecutiva y no la dirección estatal quien tendrá la capacidad de nombrar o sustituir al gerente, así como a los responsables de las áreas jurídica y de finanzas. A mayores, se incluye la competencia de nombrar y sustituir al delegado de protección de datos.

Los nombramientos y ceses de los cargos más sensibles de la organización —gerencia, jurídico, finanzas y protección de datos— recaerán por tanto en la ejecutiva. La última crisis interna del partido se produjo, precisamente, por el control del área legal que asumió la secretaría de Organización. La formación cesó al responsable jurídico de Podemos, José Manuel Calvente, alegando "motivos de acoso laboral por razón de género", y a la responsable de Cumplimiento Normativo del partido, Mónica Carmona, supuestamente por actuar en connivencia con el primero. A través de una carta enviada al Consejo Ciudadano Estatal, Carmona denunció que tanto ella como Calvente habrían sido cesados en "represalia" por investigar "graves irregularidades" internas. Entre ellas, apuntaba "irregularidades financieras" y en "materia laboral". Acusaciones negadas desde la formación, que anunció acciones legales y volvió a justificar el cese como un despido disciplinario.

El Consejo Ciudadano, por su parte, mantendrá sus actuales facultades para elegir las estructuras de funcionamiento de los grupos parlamentarios en el Congreso y el Senado, incluidas las portavocías y los responsables de desempeñar las distintas responsabilidades. Este órgano también seguirá teniendo las competencias para nombrar y sustituir a los responsables de las secretarías y áreas estatales, así como a las personas que forman el Consejo de Coordinación.

Otro de los cambios, en lo que a nombramientos de cargos sensibles se refiere, tienen que ver con el Comité de Garantías Democráticas. En los documentos que se presentarán a la tercera asamblea ciudadana, se elimina la obligatoriedad de que el 70% de sus miembros cinco titulares y cinco suplentes sean juristas. Sí se mantiene, como en todos los órganos, la obligación de garantizar una presencia de al menos un 50% de mujeres. En lo que respecta a la secretaría general, se añaden a sus actuales funciones la de "convocar espacios de coordinación ejecutiva para tratar temas específicos de naturaleza tanto política como organizativa, formados por un número de personas que variará en función de las necesidades del debate en cada momento". Por otra parte, los secretarios autonómicos pasarán a denominarse coordinadores autonómicos.

Pablo Iglesias, presentando su candidatura para la Tercera Asamblea Ciudadana. (EFE)
Pablo Iglesias, presentando su candidatura para la Tercera Asamblea Ciudadana. (EFE)

A nivel organizativo, la formación potenciará la figura del militante, en detrimento del inscrito. Así, para ser integrante de pleno derecho en la organización, será necesario abonar una cuota y, además, esta militancia deberá estar vinculada a un único círculo. Desde el partido se considera "ineludible este compromiso material y simbólico para con un proyecto que se sostiene al margen de los bancos".

Los nuevos estatutos que se promueven desde la candidatura liderada por Pablo Iglesias establecen, por otra parte, una nueva normativa para sus círculos, la unidad básica de organización y la primera instancia de participación del partido, desarrollando nuevos requisitos tanto para formarlos como para crearlos. Para participar en los círculos, se deberá ser militante, además de inscrito, lo que implica "estar al corriente de pago de la cuota establecida", como especifica el texto. Asimismo, los militantes deberán adscribirse al círculo territorial que les corresponda, "limitando la capacidad de cambio de círculo a un máximo de una vez al año". Actualmente, para participar en los círculos no se exigía ni militar ni tampoco estar inscrito en Podemos.

La aportación económica de las bases se defiende desde el equipo que lidera Pablo Iglesias como un "elemento fundamental que permita a Podemos crecer constantemente desde lo cotidiano y destinar esos fondos de forma proporcional a de dónde vienen". En este sentido, el documento organizativo establece nuevas medidas redistributivas de los recursos de la organización priorizando los niveles inferiores y creando mecanismos de compensación entre territorios.

El límite salarial fijado hasta ahora en tres SMI desaparecerá para crear en su lugar un nuevo sistema de donaciones. Según se justifica en los propios documentos, el actual baremo "ha servido para regular las donaciones de nuestros cargos públicos sin perder de vista que el objetivo principal ha sido el de mejorar las condiciones vitales y laborales de la ciudadanía. Por esto mismo, creemos que hay que introducir una nueva medida para regular las donaciones de nuestras personas representantes públicas, en este caso pasaremos a un sistema de porcentajes sobre el total del ingreso neto basado en las responsabilidades y en la exposición pública". Se defiende asimismo que este cambio "se adecua a la nueva realidad organizativa de Podemos, en la cual la asunción de responsabilidades ha aumentado de forma considerable".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios