POSIBLE ALIANZA COM.VALENCIANA-ANDALUCÍA

Moreno coge el guante de Puig y acepta abrir un diálogo para desatascar la financiación

El 'president' valenciano resalta los "déficits comunes" de su autonomía con Andalucía y pide superar el debate partidista para lograr un gran acuerdo en el reparto territorial de recursos

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (Fernando Ruso)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (Fernando Ruso)

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP), recogió la mano tendida de su homólogo valenciano, Ximo Puig, para formar un alianza por la reforma de la financiación autonómica que favorezca el impulso hacia un nuevo modelo y desborde el actual bloqueo en las relaciones entre el PSOE y el Partido Popular. Moreno se mostró convencido de que “el diálogo es la base del acuerdo”, según expresó en un mensaje en su cuenta de Twitter. “Andalucía ha tendido la mano desde el principio para lograr un nuevo modelo de financiación autonómica que preserve la igualdad y sea justo”. “Hablaré con todos los presidentes para conseguirlo”, concluyó.

El Gobierno andaluz anunció que "pasa a la ofensiva" y Moreno Bonilla abrirá una ronda de contactos con los distintos presidentes autonómicos, menos los del régimen foral, para establecer "bases para construir un nuevo modelo de financiación". Están fuera de esos contactos País Vasco y Navarra y tampoco hará ninguna llamada al presidente de la Generalitat Quin Torra, porque está "inhabilitado". El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, aseguró que el presidente andaluz ha comunicado esta nueva ronda de reuniones durante el encuentro del Consejo de Gobierno y después de que no haya existido respuesta a las tres cartas enviadas a Pedro Sánchez solicitando una reunión. El Gobierno andaluz de PP y Cs promete actuar "desde la lealtad institucional" y "sin hacer frente común contra nadie" pero insisten en hablar con todos los presidentes al margen de su color político. Andalucía avisa, además, de que no permitirá "concesiones o privilegios para callar al independentismo".

Moreno ha comunicado a su Gobierno que abrirá una ronda de contactos con todos los presidentes de régimen común para desatascar la financiación

Moreno ha hecho de la reforma de la financiación una de las demandas más urgentes al Gobierno de Pedro Sánchez, con quien sigue esperando reunirse tras enviar tres misivas reclamando un encuentro que no han tenido respuesta. El presidente andaluz ha hecho suyo un documento elaborado por la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cuando era consejera andaluza y que ratificaron en el Parlamento en 2018 todos los partidos políticos del arco andaluz, excepto Cs, que se mantuvo al margen.

El presidente valenciano, Ximo Puig. (EFE)
El presidente valenciano, Ximo Puig. (EFE)

Ese documento, que ahora el Gobierno de PP y Cs enarbola para urgir a Montero a que abra un reforma, fija en 4.000 millones de euros anuales más las necesidades de Andalucía para hacer frente a servicios públicos básicos como educación, sanidad y dependencia. El PSOE andaluz, que estuvo al frente de ese documento cuando Susana Díaz presidía la Junta, guarda ahora una distancia prudente ante la ofensiva de PP y Cs, que cuenta en su alianza con sus socios parlamentarios de Vox y con el partido Adelante Andalucía, que también reclama una reforma de la financiación como prioridad al Gobierno de PSOE y Podemos.

Moreno exige el pago de los 537 millones de euros pendientes de IVA desde 2017 y se ha enfrentado al Ministerio de Hacienda también por el anuncio de Montero de armonizar los impuestos de Sucesiones y Donaciones entre todas las comunidades autónomas. El Gobierno andaluz de PP y Cs, siguiendo los pasos de Madrid y cumpliendo su principal promesa electoral, emprendió una reforma fiscal para bajar los impuestos que gravan las herencias.

Puig: Tenemos que hablar

Por su parte, el 'president' valenciano aprovechó un acto público en Valencia para defender el diálogo entre las autonomías sea cual sea su color político con el objetivo de lograr un sistema de distribución más equitativo, superando las batallas "partidistas". A preguntas de los periodistas tras la publicación de El Confidencial se refirió concretamente al posible acercamiento con la Junta andaluza: "Es cierto que nosotros con Andalucía tenemos un déficit común y que en ese caso tenemos que hablar y tenemos que acordar".

Puig: "Hay que ir consolidando una posición mayoritaria que defienda la singularidad entre las regiones y de cada nacionalidad histórica"

No obstante, el barón socialista, consciente de que su homólogo popular está haciendo bandera también de la financiación para consolidarse y desgastar el Gobierno de Pedro Sánchez, se cuidó mucho de plantear una posible alianza como un ejercicio de confrontación con el Ejecutivo de coalición de PSOE y Podemos o con otros territorios. "No se trata de ir desde el frentismo entre unas comunidades y otras, sino superando precisamente las dificultades para dar respuestas a las autonomías a los tres pilares del bienestar que nosotros estamos gestionando: la sanidad, la educación, los servicios sociales y también todas las competencias que tenemos que impulso a la economía", dijo en una entrega de premios de la edición valenciana de 'La Razón'.

Sobre un posible encuentro con el gobierno andaluz, Puig señaló que su voluntad se reunirse con la Junta de Andalucía y el resto de territorios "para hablar y para dialogar". "Lo hemos venido haciendo desde el principio del mandado anterior. Ya hemos hablado en el pasado con todas las comunidades autónomas, hemos participado muy directamente en lo que ha sido el trabajo del comité de expertos del Ministerio de Hacienda y lo que pensamos es que hay que ir consolidando una posición mayoritaria que defienda la singularidad entre las distintas regiones y de cada nacionalidad histórica, pero al mismo tiempo también la igualdad entre españoles".

El Consell valenciano quiere recuperar el trabajo técnico que se desarrolló en la anterior legislatura. Incluidos los papeles que consensuaron distintos territorios, entre ellos la Comunidad Valenciana y Andalucía, cuando la Junta estaba encabezada por la socialista Susana Díaz. La presidenta socialista llegó a firmar con Puig unos criterios básicos compartidos que, a su juicio, debían regir la reforma hacia un nuevo sistema de financiación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios