LEY DE MEMORIA HISTÓRICA

Insumisos de la Memoria Histórica: las 94 calles donde Franco todavía sigue presente

El nombre de los protagonistas de la Guerra Civil y de la dictadura se ha eliminado de 800 vías desde 2016, aunque 249 municipios aún mantienen 400 calles con vestigios franquistas

Foto: Foto: Jorge Álvaro Manzano.
Foto: Jorge Álvaro Manzano.

Franco ha salido del Valle de los Caídos, pero no del callejero español. Las referencias al dictador, en cualquiera de sus múltiples formas (Generalísimo, General, Caudillo), siguen dando nombre a 94 calles y plazas, situadas en su mayoría en pequeños pueblos de las dos Castillas y Aragón. Son los últimos reductos en honor al dictador que aún sobreviven a la Ley de Memoria Histórica pese a que durante la pasada legislatura se ha acelerado el borrado de las placas franquistas. Desde 2016 se ha eliminado el nombre de Franco de 233 calles de toda España, además del topónimo de algunos municipios, como los anteriormente conocidos como Guadiana del Caudillo, ahora simplemente Guadiana, o Bembézar del Caudillo, ahora Bembézar. Otros, en cambio, mantienen su topónimo franquista, como Llanos del Caudillo, en Ciudad Real.

En diciembre de 2015, El Confidencial publicaba que casi 1.200 viales de toda España mantenían el nombre de los principales protagonistas del franquismo y del golpe de Estado del 18 de julio: Franco, José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma y los generales Mola, Queipo de Llano, Moscardó, Sanjurjo, Varela y Millán Astray. De estas calles, 317 llevaban el nombre de Franco por las 373 de José Antonio. Cuatro años después, unas 400 calles de 249 municipios mantienen su denominación franquista (hemos incluido en el análisis a Onésimo Redondo, fundador de las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica, uno de los embriones de la Falange), después de que su rastro haya sido borrado de casi 800 placas. Las 94 calles y plazas a las que da nombre Franco solo son superadas por las 158 en honor a José Antonio.

A raíz del reportaje, el senador Carles Mulet, de Compromís, empezó a pedir en la cámara alta listados con las calles que mantenían denominaciones franquistas y a enviar 4.500 requerimientos —uno por cada vial— a los ayuntamientos para que retiraran estos símbolos. "Tenía cierta impotencia por ver que la Ley de Memoria Histórica [aprobada en diciembre de 2007] no se aplicaba. Hacía falta aplicarla para ver en qué fallaba y en qué se podía mejorar", afirma.

La insistencia de Mulet, la llegada de los gobiernos del cambio a varias ciudades, entre ellas Madrid, y una circular del Ministerio de Justicia de hace un año dirigida a 656 ayuntamientos han acelerado la eliminación de las placas franquistas. Más de 450 calles con los nombres de Franco y José Antonio han sido cambiadas durante los últimos cuatro años. Las denominaciones preferidas para sustituir las referencias al dictador han sido plaza o calle Mayor (35 casos), España (17) y Constitución (8). El general Mola ha sido el tercer mayor damnificado del borrado de viales franquistas, con 115 modificaciones. En total, 373 localidades han eliminado todo vestigio franquista que mantenían hace cuatro años, de acuerdo al análisis realizado por este medio.

"Algunos ayuntamientos nos dijeron que era un problema del INE porque no habían actualizado el callejero, mientras que otros convocaron plenos extraordinarios para cambiar el nombre de las calles. Y unos pocos se pusieron gallitos en plan: 'No tengo ni presupuesto para plantar árboles como para cambiar placas'", señala el senador de Compromís.

Los vestigios franquistas son más abundantes en los pueblos pequeños. No obstante, capitales de provincia como Murcia (con seis calles en honor a Franco, José Antonio, Onésimo Redondo y los generales Mola, Moscardó y Sanjurjo), Almería, Albacete, Santander, Castellón, Badajoz, León, Cáceres o Teruel mantienen algún vial con denominación franquista, de acuerdo al último callejero electoral publicado por el INE con datos del pasado mes de julio.

Callejeros franquistas locales

No suficientemente contento con estos cambios, Carles Mulet va a seguir dando la batalla a los ayuntamientos durante esta legislatura para modificar más calles franquistas, muchas de ellas con un carácter más local. "Cada provincia tiene su propio callejero franquista de alcaldes o gobernadores civiles. Si bien estos personajes no merecen el escarnio público, tampoco tienen los méritos suficientes para tener una calle al haber accedido al cargo no por un proceso democrático ni por la voluntad del pueblo", sostiene el senador.

Para empezar, Mulet ha solicitado todas las calles que se llaman Manuel Fraga o Rodolfo Martín Villa, que ocuparon altos cargos políticos durante el franquismo pero al mismo tiempo jugaron un importante papel durante la Transición: "Martín Villa es una persona requerida por la Justicia argentina por presuntos delitos de sangre. El caso de Fraga es más controvertido, pero también sirve para provocar".

En toda España quedan más de 150 calles en honor a José Antonio y otras tantas de Los Mártires

Algunos de estos personajes secundarios durante el franquismo ya han sido retirados de las calles de España. Es el caso de Diego Salas Pombo, gobernador civil de varias provincias y procurador de las Cortes franquistas, cuyo rastro ha sido eliminado de 61 calles y aún permanece en 23; o el general Yagüe, con 21 viales eliminados y 12 que aún resisten.

En los últimos cuatro años también se han borrado 19 referencias al 18 de Julio (16 siguen) y 12 a Los Caídos (continúan 23) de los viales. Los Mártires, en cambio, encabeza la 'resistencia franquista' a los cambios de calles promovidos por la Ley de Memoria Histórica: casi 170 viales mantienen este nombre y solo se han eliminado nueve. Los Mártires son, junto a José Antonio, los últimos insumisos de la memoria histórica, con más de 150 calles en su nombre.

Nota metodológica

La fuente original de datos en los que se basa este reportaje es el callejero de censo electoral que publica el INE en su página web. Los archivos originales que se han utilizado es el callejero de julio de 2015 (con más de 871.000 calles), el más reciente de julio de 2019 (con más de 884.000 vías) y los archivos semestrales de variaciones desde enero de 2016 hasta junio de 2019, que suman un total de 35.500 altas, bajas y modificaciones de calles en este periodo.

En primer lugar, se filtraron aquellas variaciones relativas a bajas, modificaciones y recodificaciones de calles, reduciendo el listado a casi 17.000 vías. Posteriormente, a través de los códigos de municipio y de vía, se cruzó esta información con el callejero de julio de 2015 para hallar las vías que modificaron su denominación franquista durante este periodo. Por último, se consultó el callejero más reciente, de julio de 2019, para encontrar las calles que siguen teniendo nombre relacionado con la Guerra Civil o la dictadura de Franco y verificar los nombres de los anteriores viales franquistas.

A la hora de aceptar o descartar una calle franquista, se ha seguido la misma metodología empleada en el artículo publicado en diciembre de 2015. Así, se han eliminado aquellas calles de orden inferior (travesía o callejón) cuya antigua o nueva denominación coincide con otra superior (calle o plaza). En cambio, si un personaje da nombre en una misma localidad a una plaza y a una calle (como plaza Generalísimo y calle Generalísimo en el pueblo abulense de Papatrigo) y los dos nuevos nombres son diferentes (plaza Mayor y calle Acacias, respectivamente) se ha interpretado como dos cambios de nombre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios