DESEMBARCO DE LA CÚPULA ESTE VIERNES

Arrimadas da por perdido el pacto con Feijóo y convoca un acto electoral en Galicia

Llamamiento a la plana mayor del partido el viernes en Galicia para arropar su candidatura propia e intentar sacar músculo tras el fracaso de entendimiento con el presidente de la Xunta

Foto: La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, durante un encuentro con afiliados. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, durante un encuentro con afiliados. (EFE)
Adelantado en

Ciudadanos trabaja desde hace días con el escenario de que acudirá a las elecciones gallegas en solitario. A pesar de su acercamiento al PP y las negociaciones para cerrar una coalición en las comunidades autónomas que van a las urnas este año, el presidente de la Xunta y líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, cerró la puerta a una alianza preelectoral de este tipo desde el primer momento. El plazo para registrar las coaliciones caducó el viernes pasado y solo entró en el acuerdo el País Vasco. La formación de Inés Arrimadas lanzó el proceso de primarias la semana pasada y los militantes deben elegir este jueves a su candidata, que con toda seguridad será Beatriz Pino.

La exdiputada por Pontevedra y ‘peso pesado’ del nuevo núcleo de Arrimadas se enfrentará —salvo sorpresa de última hora— a Feijóo como candidata a la Xunta. La votación de las primarias (a las que se han presentado seis aspirantes) comenzó este miércoles y acaba este jueves a las siete de la tarde. Para escenificar el inicio de la precampaña electoral, Ciudadanos planea un gran acto este viernes en Galicia —en Vigo o en Ourense, ya que la comunidad está en plenos carnavales— con la plana mayor del partido.

Arrimadas quiere que los principales dirigentes de toda España estén presentes y que se vuelquen con la candidata. El objetivo es sacar músculo en Galicia y lanzar el mensaje de que ha sido el PP el que ha evitado una coalición de centro derecha.

Begoña Villacís y Beatriz Pino, en la gestora de Ciudadanos. (EFE)
Begoña Villacís y Beatriz Pino, en la gestora de Ciudadanos. (EFE)

Ciudadanos se abrió a una fórmula de acuerdo distinta a la coalición —al constatar que el barón popular no cedería a compartir sus siglas— que tampoco convenció a Feijóo. Para el partido naranja, la prioridad es mantener su autonomía. Es decir, estaría dispuesto a que algún dirigente estuviera en la lista del PP como independiente (dejando claro que pertenece a Ciudadanos) siempre y cuando los populares les garanticen esa autonomía y libertad de voto para ciertos asuntos.

El plan de los negociadores naranjas pasaba por evitar a toda costa la palabra 'integración' y cerciorarse de poder decir que ellos se presentan en todas las comunidades autónomas porque son un partido nacional.

La idea pasaba por pactar con Feijóo un acuerdo concreto —por ejemplo, apoyar su investidura, unos presupuestos y otras cuestiones nucleares como hicieron en Navarra con UPN—, pero garantizando su autonomía para algunos debates en los que los partidos discrepan, e incluso plantearon que sus dirigentes pudieran pasarse al Grupo Mixto.

Una oferta que Feijóo criticó duramente en Madrid este martes, llegando a acusar a Arrimadas de “utilizar el vehículo del PP para obtener diputados” y, después, contribuir “a una división o inestabilidad, cuando es justo lo que se pretende evitar con el pacto”. Según los populares, una “incoherencia” difícil de explicar a los propios votantes.

Como publicó este diario, Ciudadanos pretendía agotar las vías para llegar a un acuerdo —aunque, en realidad, el escenario idóneo era la coalición, como en Euskadi— a sabiendas de su posición de debilidad en Galicia. Acudir junto al PP era un valor seguro. Pero, por encima de eso, está mantener la autonomía del partido. Aún más cuando la formación se encuentra a las puertas de un congreso y es una gestora (una dirección interina) la que pilota los mandos naranjas. “Es muy difícil explicar a los militantes antes de una asamblea general que vamos en una lista del PP. Otra cosa distinta es la coalición, que es la unión de dos partidos. Necesitamos preservar nuestra autonomía”, resumen en el entorno de Arrimadas.

La mayor parte de los dirigentes siempre consideró que si la coalición no salía, la única posibilidad era acudir en solitario. De ahí que hace días Ciudadanos lanzara la convocatoria de primarias. Como publicó este diario, por un lado mantenía el órdago al PP (“que vean que vamos en serio, y que nos vamos a presentar sí o sí”, insistían) y, por el otro, el proceso interno les permitía estar preparados si algo salía mal, como todo apuntaba que sería en Galicia.

A las siete de la tarde de este jueves finaliza la votación telemática de los candidatos y, salvo sorpresa, Pino será proclamada candidata a la Xunta. El plazo para lanzar las listas también acaba el 1 de marzo, por lo que hay ya escaso margen para que prospere otra negociación con el PP.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios