SUMA A SU NÚCLEO A JOAN MESQUIDA

Arrimadas elige de número dos a Marina Bravo y Garicano renuncia a ir en su lista

La candidatura propuesta tiene la cúpula más femenina que nunca vio el partido, con Bravo como secretaria general y Melisa Rodríguez en la portavocía. Siguen Cuadrado y Espejo

Foto: Inés Arrimadas (i), junto a la diputada Marina Bravo (d). (EFE)
Inés Arrimadas (i), junto a la diputada Marina Bravo (d). (EFE)

Inés Arrimadas ha desgranado la parte nuclear de su candidatura para liderar Ciudadanos. La acompaña de número dos la diputada autonómica en el Parlament de Cataluña, Marina Bravo, que se incorporó a la ejecutiva nacional de Albert Rivera como sustituta de Toni Roldán al frente de la secretaría de Programas. Es una dirigente que en los últimos meses ha ganado enteros dentro del partido, como avanzaba este diario y que, finalmente será la secretaria general de Arrimadas si gana las primarias. Es decir, el relevo de José Manuel Villegas, una figura fundamental dentro de la formación. Bravo entró en Ciudadanos en 2015 como diputada autonómica, se afilió un año después y en apenas cinco años ha culminado una trayectoria ascendente. Según ha podido saber este diario, continuará ocupándose de los programas electorales.

La ausencia más sonada es la de Luis Garicano, que comunicó personalmente a Arrimadas que no quería formar parte de la lista y, por lo tanto, no estará en la futura ejecutiva del partido. Tampoco concurrirá en la de Francisco Igea, que este martes confirmó que competirá por el liderazgo.

La cúpula propuesta por Arrimadas cuenta también con dos vicesecretarías generales. La primera estará ocupada por Carlos Cuadrado —uno de los pocos dirigentes que quedan en la formación del núcleo duro de Rivera y que hasta ahora se había ocupado de las finanzas del partido, cosa que continuará haciendo— y Joan Mesquida, uno de los fichajes que la formación hizo para las elecciones del 28 de abril y en el que la jerezana se ha apoyado mucho en los últimos tiempos. De la vicesecretaría de Cuadrado cuelga un adjunto, que será José María Espejo, secretario general del grupo parlamentario y otra pieza clave del engranaje interno.

Inés Arrimadas, junto a Edmundo Bal y José María Espejo. (EFE)
Inés Arrimadas, junto a Edmundo Bal y José María Espejo. (EFE)

Una estructura más horizontal

La apuesta de Arrimadas ha sido una estructura novedosa y más descentralizada que, por primera vez en el partido, acaba con el superpoder de la secretaría general. Fuentes de la candidatura aseguran que la cabeza de lista quería que su sello fuera el de tener un partido más horizontal, con más mujeres y personas en lo orgánico que tuvieran una dedicación total al partido. De hecho, por primera vez habrá carteras de máxima importancia —como Organización— que dependerán a su vez de una vicesecretaría general; o la de Comunicación, que será transversal en la cúpula y no tendrá un solo responsable.

La portavocía nacional estará en manos de la exdiputada canaria Melisa Rodríguez, que ya ha ejercido como portavoz de la gestora durante el periodo de interinidad. Además, la portavocía adjunta dependerá de Lorena Roldán, actual portavoz naranja en el Parlament y anterior portavoz de la última etapa de la ejecutiva de Rivera. Sin duda, la cúpula más femenina que ha tenido hasta ahora el partido naranja.

Sobre el resto de nombres, se han hecho públicos algunos de ellos como los vicepresidentes autonómicos, el madrileño Ignacio Aguado y el andaluz Juan Marín; la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís; la consejera de Cultura de la Comunidad, Marta Rivera. También estarán Edmundo Bal y Marcos de Quinto, además de la diputada valenciana, María Muñoz. Los tres fueron también fichajes del 28-A.

Melisa Rodríguez y Carlos Cuadrado, en la sede del partido. (EFE)
Melisa Rodríguez y Carlos Cuadrado, en la sede del partido. (EFE)

Es también significativa la recuperación de Jordi Cañas, exportavoz del partido en el Parlament y dirigente histórico que durante unos años tuvo que abandonar la formación (por una imputación en un asunto personal) y que Rivera recuperó para las elecciones europeas. Las dos incorporaciones más novedosas de la gestora, el diputado malagueño, Guillermo Díaz, y la exparlamentaria gallega Beatriz Pino también estarán en el nuevo núcleo duro.

Por último, el valenciano Toni Cantó y el catalán, Carlos Carrizosa, figuran también en el organigrama provisional. Según explican fuentes de la candidatura de Arrimadas, la idea es una lista numerosa (podría incorporar un máximo de 50 personas), por lo que aún faltan nombres por desvelarse, ya que por ahora solo se conocen 19 de ellos.

Hervías, fuera del nuevo equipo

De los nombres que quedaban en el aire pertenecientes al núcleo duro de Rivera está el de Fran Hervías, secretario de Organización también apodado como 'el señor lobo' dentro de la formación, cuya salida está ya confirmada. Arrimadas no lo tendrá en el nuevo equipo. En las últimas semanas el exdirigente ya reconocía en privado que no estaría en la candidatura y que daba por finalizada su trayectoria en el partido. Durante su etapa como jefe del aparato naranja llevó a cabo la implantación territorial de Ciudadanos, que solo tenía vida en Cataluña, y que llegó a todas las comunidades autónomas. En los últimos tiempos, su labor organizativa ha estado plagada de polémicas en los distintos territorios, con especial incidencia en Andalucía, como ha publicado este diario en distintas ocasiones. El relevo al frente de esta cartera interna lo tomará Borja González, el coordinador del partido en el País Vasco.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios