Argelia suspende su cita con Laya por el apoyo español a Marruecos en el Sáhara
  1. España
descontento por la política exterior

Argelia suspende su cita con Laya por el apoyo español a Marruecos en el Sáhara

El nuevo presidente de Argelia adopta una actitud más beligerante con Marruecos y las potencias que respaldan el control que ejerce sobre el Sáhara Occidental

Foto: Argelia suspende su cita con Laya por el apoyo español a Marruecos en el Sáhara
Argelia suspende su cita con Laya por el apoyo español a Marruecos en el Sáhara

Las autoridades argelinas suspendieron este lunes la primera visita a Argel, prevista para el miércoles, de la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya. Alegaron razones de agenda de su homólogo argelino, Sabri Boukadoum, pero el ministro no tiene, por ahora, prevista ninguna actividad oficial ese día. Hoy martes sí atenderá al emir de Qatar, jeque Tamin ben Hamad Al Thani, que pasará solo unas horas en la capital argelina.

Con el aplazamiento, hasta el 4 de marzo, del viaje de la jefa de la diplomacia española, Argel demuestra su descontento ante la política exterior de España de cara al Sáhara Occidental y su abnegado apoyo a Marruecos, que controla esa antigua colonia española, según fuentes conocedoras del frustrado desplazamiento ministerial.

El último gesto de González Laya fue la publicación, el domingo por la noche, de un par de tuits en los que desautorizaba a Nacho Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales y hombre de confianza del vicepresidente, Pablo Iglesias, en el Gobierno de coalición.

Álvarez recibió el viernes en su ministerio a Souilma Birouk, 'ministra' saharaui de Asuntos Sociales. Tras la reunión, puso un par de tuits expresando su “solidaridad con el pueblo saharaui”. El ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, llamó el domingo a su colega española para protestar y esta se apresuró en recordar en las redes sociales que España no reconocía la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y en el Sáhara apoyaba a la ONU.

Foto: El hombre de confianza de Iglesias en el Gobierno desata la ira de Marruecos

La diplomacia española respalda, en realidad, con discreción a Marruecos. Prueba de ello es, por ejemplo, que abogados del Estado español hacen causa común con los que defienden los intereses marroquíes en los procedimientos judiciales en curso en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Los jueces que lo integran deberán pronunciarse sobre la inclusión del Sáhara Occidental y de sus aguas en los tratados de asociación y pesca en vigor entre la UE y Marruecos.

“Los argelinos han querido transmitir ahora un mensaje (…)” aplazando la visita ministerial, explica Emhamed Khadad, coordinador de las relaciones entre el Frente Polisario y la Minurso, el contingente de la ONU desplegado en la antigua colonia española. “Ya nada es como antes”, añade, aludiendo a la toma de posesión, en diciembre, del nuevo presidente, Abdelmajid Teboune. “El Sáhara Occidental es un termómetro de la relación, y lo sucedido con Costa de Marfil lo demuestra”, concluye.

A finales de la semana pasada, Argel llamó a consultas a su embajador en Costa de Marfil, un país con el que mantiene estrechas relaciones, después de que Yamusukro hubiese anunciado la apertura de un consulado en El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental.

Un artículo anónimo pone de relieve el hartazgo de las autoridades argelinas con la política exterior de Sánchez. El autor denuncia la “sumisión” española

Teboune, el nuevo presidente argelino, está siendo aún más beligerante que su predecesor, Abdelaziz Bouteflika, con Marruecos y sus aliados. En la cumbre de la Unión Africana, celebrada en Adis Abeba el 9 de febrero, dedicó gran parte de su discurso al Sáhara Occidental. Habló de “la justa causa saharaui” y de la necesidad de “rematar el proceso de descolonización” aún pendiente en África.

Un artículo anónimo, del que se sabe que está escrito por un diplomático argelino de peso, publicado el 17 de febrero por el diario digital 'TSA', pone de relieve el hartazgo de las autoridades argelinas con la política exterior de Pedro Sánchez. El autor denuncia la “sumisión” española ante Marruecos puesta de nuevo de relieve durante la visita a Rabat, a finales de enero, de Arancha González Laya. Recuerda indignado que Sánchez ya defendió, en septiembre en Naciones Unidas, “una solución política a la cuestión saharaui”. “Al hacerlo, se convirtió en el primer jefe de Gobierno español en eliminar los términos 'referéndum' y 'autodeterminación' de su léxico”, se lamenta.

Foto: Marruecos reta al Gobierno al ampliar sus aguas hasta Canarias sin consulta previa

González Laya tenía previsto viajar de Rabat a Argel en los últimos días de enero, pero en el último momento canceló su desplazamiento y puso rumbo a Las Palmas de Gran Canaria. Allí se entrevistó con el presidente canario, el socialista Ángel Víctor Torres, al que informó con detalle de las consecuencias para el archipiélago de la reciente aprobación por el Parlamento de Marruecos de dos leyes que ampliaban sus aguas territoriales y su zona económica exclusiva hasta solaparse con las de Canarias. Nasser Bourita, que impulsó la adopción de las leyes, actuó sin consultar a España.

Ese cambio de última hora en la agenda de la ministra disgustó a las autoridades argelinas.

Arancha González Laya Argelia
El redactor recomienda