ARRANQUE DE LA PRECAMPAÑA DEL 5-A

Sánchez combate la imagen de moderación de Feijóo: "Es la política del PP a escondidas"

El presidente arropa a su candidato, Gonzalo Caballero, y advierte de que el líder de la Xunta representa a un partido que significa "retroceso social, corrupción y confrontación territorial"

Foto: Pedro Sánchez y el líder del PSdeG y candidato a la Xunta, Gonzalo Caballero, este 23 de febrero en Santiago. (EFE)
Pedro Sánchez y el líder del PSdeG y candidato a la Xunta, Gonzalo Caballero, este 23 de febrero en Santiago. (EFE)

Los socialistas vienen de un buen ciclo electoral en Galicia. Ganaron en votos y escaños en las generales del 28 de abril (nunca había sucedido), se hicieron con las alcaldías de cinco de las siete grandes ciudades (Santiago, A Coruña, Vigo, Ferrol y Lugo), vencieron en las europeas y empataron con el PP en diputados en las legislativas del 10 de noviembre. Ahora queda poco más de un mes para las autonómicas del 5 de abril y, aunque las afrontan con mayor fortaleza que las anteriores, las de 2016, saben que tienen enfrente a un candidato muy poderoso, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. El barón que confronta con Pablo Casado y que proyecta una imagen de moderación en su propio partido. Por eso el primer objetivo del PSOE en esta competición es asociar al líder popular con su formación, desmontar ese retrato que, a su juicio, es falso. Y es que, por primera vez en 11 años, los socialistas ven la oportunidad de arrebatar Galicia, un feudo clásico de los conservadores, a un Feijóo que creen "agotado". La última vez que un dirigente del PSdeG gobernó la Xunta fue entre 2005 y 2009, con Emilio Pérez Touriño al frente de un bipartito con el BNG.

En definitiva, los socialistas quieren taladrar en el votante que Feijóo es el PP, ni más ni menos. Ese fue el principal mensaje, de hecho, de Pedro Sánchez es su vuelta al ruedo de los mítines este domingo. Se desplazó a Santiago de Compostela, al Espacio Multiusos Fontes do Sar, para arropar a su candidato y secretario general, Gonzalo Caballero, y para repetir que el jefe de la Xunta es un político que "esconde", que no es claro y que no da "la cara". También durante el mitin calzó algunas ideas sobre Cataluña, en defensa del diálogo y de su 'Agenda para el reencuentro', la que llevó a Quim Torra el pasado 6 de febrero y que volverá a esgrimir en la reunión de la mesa entre gobiernos de este próximo miércoles. Y, como hace una semana, en el comité federal del PSOE, insistió en que su partido no aceptará "lecciones de constitucionalismo" de la derecha.

"Si buscáis en vuestro móvil, en Internet, 'Feijóo esconde', más o menos hay 189.000 referencias. La mayor parte de ellas dice que Feijóo esconde las siglas del PP. ¿Y sabéis por qué esconde las siglas del PP? Porque en Galicia, como en España, las siglas del PP significan corrupción, retroceso social y confrontación territorial. Esa es la política de Feijóo: la política del PP a escondidas", sostuvo ante los 1.500 militantes y simpatizantes, según la organización, congregados en Santiago. "Si no, que se lo digan a la gente que sale a la calle para defender una sanidad pública en Galicia, si no que se lo digan a aquellos, [como] a un ex director general de una compañía mexicana, Pemex, para hablar algo de corrupción, o si no que se lo digan en la confrontación territorial en aquella famosa foto de los tres partidos [de la derecha] en la plaza de Colón, en la que también estaba Feijóo, pero escondido. ¡Ahí estaba también Feijóo!". Y si la política de Feijóo es "la del PP a escondidas", la de Caballero es la del "avance social, la ejemplaridad y la política del diálogo territorial". Todo aquello que Galicia "necesita", dijo.

El líder del Ejecutivo recuerda las manifestaciones a favor de la sanidad en Galicia o la relación de Feijóo con el directivo de Pemex acusado de corrupción


La contraposición a un Feijóo que se "esconde" es la de un PSOE, un PSdeG y un Gobierno central que "da la cara". Entonces el presidente reivindicó las negociaciones fracasadas en Bruselas del nuevo Marco Financiero Plurianual y la defensa que allí ha hecho de la Política Agraria Común (PAC), o su "compromiso" con la industria gallega y el sector lácteo, o con la llegada del AVE a la comunidad, tras "muchos años de retraso", en 2021. O la garantía de que el Ejecutivo se volcará con el Xacobeo de 2021 y con Caballero "como presidente de la Xunta".

"Fans, conversos", pero no "lecciones"

Sánchez insistió en que su Gobierno aplicará "diálogo territorial", porque no le importa "el color" de cada Administración, ya que antepone "el interés general" al interés partidario de los gobiernos autonómicos o locales. Porque eso "es lo que mejor representa el espíritu constitucional".

Sánchez avisa de que no admitirá "lecciones" de la derecha de "constitucionalismo". Reivindica el diálogo con Cataluña y su política del "reencuentro"

Esa reflexión le dio pie a colar en su discurso en Santiago la referencia a Cataluña. Ahora que "la derecha anda montando frentes constitucionalistas", dijo, en referencia a su perseguida alianza con Ciudadanos (en Euskadi, pero no en Galicia, porque Feijóo la rechazó), el PSOE saca pecho de su trayectoria. "Admitimos fans, conversos, pero no admitimos ninguna lección por parte de la derecha de la Constitución española, del compromiso constitucional del PSOE", sostuvo, en línea con lo que ya hiciera el pasado 15 de febrero ante el comité federal de su partido.

Sánchez combate la imagen de moderación de Feijóo: "Es la política del PP a escondidas"

Frente a una derecha que, a su juicio, "reduce" la Carta Magna al artículo 155, el que permite la intervención de Cataluña, el PSOE defiende todo el texto y los derechos contenidos en él. "Los socialistas somos constitucionalistas, sí, pero de toda la Constitución", clamó. Al "tripartito del apocalipsis", PP, Ciudadanos y Vox, le pide que si no quieren "arrimar el hombro", al menos no sea un "obstáculo" para el avance de Galicia y del resto de España. "Avance" que representa, añadió, su Gobierno de coalición, que "funciona a pleno rendimiento y a pleno entendimiento". Era su forma de zanjar también las discrepancias afloradas con Unidas Podemos a cuenta de la política migratoria y de la Ley de Libertad Sexual. Un Gobierno que pretender ser "resuelto, con acción y con diálogo con los agentes sociales, con todos los territorios y con todas las generaciones".

El "ruido" de Madrid

A tres días de la formación de la mesa con el Govern, Sánchez insistió en que "si alguien va a apostar por la 'Agenda para el reencuentro' es el PSOE". Y ahí están sus propuestas frente a una derecha de la que el Ejecutivo no ha escuchado "nada" para abordar cuestiones como el empleo, la transición ecológica o el reto demográfica. El PP solo "se ha aliado con los que quieren regresar a una España" a la que los socialistas "no quieren regresar", dijo, en referencia a Vox.

Caballero recibe el apoyo de Sánchez, del expresidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño, y de los alcaldes y dirigentes del PSdeG

Sánchez pidió a los suyos que se abstraigan del "ruido en el ambiente". Una demanda que también les hizo hace una semana. Su tesis es que la polémica y tensión que existe "en Madrid" —con asuntos como el 'Delcygate', que no citó— no refleja las preocupaciones de la mayor parte de los ciudadanos. "Si quieren crispar, que crispen; si quieren insultar, que insulten; si quieren gritar, que griten. Nosotros, a lo nuestro, que es hacer avanzar a Galicia y a España".

Pedro Sánchez, junto al candidato socialista a la Presidencia de la Xunta de Galicia, Gonzalo Caballero (4d); la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey (6d); el expresidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño (5d); la concejal de Educación, Noa Díaz (2d), y el alcalde de Vigo, Abel Caballero (d), al comienzo del mitin de este domingo en Santiago. (EFE)
Pedro Sánchez, junto al candidato socialista a la Presidencia de la Xunta de Galicia, Gonzalo Caballero (4d); la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey (6d); el expresidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño (5d); la concejal de Educación, Noa Díaz (2d), y el alcalde de Vigo, Abel Caballero (d), al comienzo del mitin de este domingo en Santiago. (EFE)

Los que "dan la cara"

Para rematar su intervención en Santiago, el presidente volvió a contraponer al jefe del PSdeG con Feijóo. "Frente a los políticos que se esconden, me gustan los políticos que dan la cara. Frente a los que pasaban por allí, me gustan los políticos que creen y sienten su bandera, y la bandera de Galicia y del PSOE la lidera como nadie Gonzalo Caballero".

Caballero subraya que los últimos 11 años, los de Feijóo, no son los de la "década prodigiosa", sino los de los "recortes". Galicia "necesita un cambio", dice

El candidato recibió el apoyo de Sánchez, pero también del último expresidente socialista de la Xunta (2005-2009), Emilio Pérez Touriño, y de los alcaldes de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; de A Coruña, Inés Rey, y de Vigo, Abel Caballero, su tío. La tónica dominante del mitin fue el apremio a la movilización, pues solo si la izquierda participa en las urnas, creen en el PSdeG, podrán arrebatar el Gobierno a Feijóo. El cabeza de cartel también buscó romper esa imagen del líder popular como buen gestor: los últimos 11 años, los que acumula al frente de la Xunta, no son los de la "década prodigiosa", dijo, sino los de los "recortes" en servicios sociales y especialmente la sanidad, los de una Galicia "a ritmo de ralentí por la inacción del Gobierno". El líder conservador, agregó, en línea con Sánchez, "quiere aparentar ser el más reformista y el más progre del PP como hacía Gallardón", cuando pertenece a un partido que "votó en contra" del divorcio, del aborto y del matrimonio gay. El proyecto de Feijóo está "agotado", subrayó, y Galicia "necesita un cambio", "una mayoría progresista", y él quiere ser la "esperanza de los gallegos".

Sánchez abraza a Gonzalo Caballero, emocionado al final de su discurso. (EFE)
Sánchez abraza a Gonzalo Caballero, emocionado al final de su discurso. (EFE)

Caballero se emocionó al final de su discurso, cuando recordó que había llegado a la política activa, al liderazgo del PSdeG, hace dos años, procedente de la universidad, donde ejercía como profesor. "Hoy quiero decir a mis hijos, especialmente a uno de ellos, que tiene diversidad funcional, que algún día entiendan este trabajo".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios