"No debería producir desasosiego"

Dolores Delgado en el Congreso: "Que haya sido ministra es una fortaleza"

Tras hacer un repaso por el entorno para evidenciar que el mecanismo de designación que la llevará al cargo, apunto que no sólo no es extraño sino que hay más garantías que en muchos países

Foto: La exministra de Justicia, Dolores Delgado. (EFE)
La exministra de Justicia, Dolores Delgado. (EFE)

La futura fiscal general del Estado, Dolores Delgado, acudió este jueves al Congreso de los Diputados para pasar su segunda prueba de fuego: el examen de su idoneidad por parte de la Comisión de Justicia de la cámara baja. Era su primera aparición pública desde hace más de un mes. Llegó y defendió ante los diputados de todo el arco parlamentario que su paso a la dirección del Ministerio Público desde su anterior responsabilidad, la de ministra de Justicia, no es un inconveniente sino una ventaja.

"No debería llamar la atención y producir desasosiego", indicó durante su carta de presentación ante los diputados. "Ser ministra de Justicia no es una debilidad sino una fortaleza", lanzó. Hubo también quejas sonbre el cuestionamiento permanente de la independencia de la Fiscalía. "Reducir a la Fiscalía a una institución bajo permanente sospecha es injusto. Es tiempo de avanzar en la apertura de la institución".

Tras hacer un repaso por el entorno internacional para evidenciar que el mecanismo de designación que la llevará al cargo no sólo no es extraño sino que presenta más garantías que en muchos países europeos, defendió que ella lo será. Que será independiente. "Debemos ser autonómos frente al poder ejecutivo y responsables ante la sociedad", dijo. También defendió la reforma anticipada a principios de esta semana por el ministro Juan Carlos Campo que dará a los fiscales la dirección de la instrucción en detrimento de los jueces. "La Fiscalía está preparada para ello", indicó y añadió que la profesionalidad de los miembros de la carrera es garantía de éxito.

En un salto cuando menos sorprendente, la exministra defendió que la institución que liderará debe desvincularse del Ministerio del que procede. "La autonomía se vería reforzada si la propia Fiscalía fuera autoridad central, autoridad nacional, en lugar del Ministerio de Justicia, como ocurre en los países de nuestro entorno lo que eliminaría las indeseables sospechas de injerencia o conocimiento por parte del Ejecutivo de procedimientos en curso", dijo.

Antes de esto, Delgado realizó un detallado recorrido por su trayectoria. Dijo que siempre ha sido, sobre todo, una "funcionaria de trinchera" y recordó destinos complicados y "alejados de las mesas camilla". De Cataluña al Ministerio. Reivindicó el trabajo, las reuniones sucesivas con investigadores, las noches sin dormir". "Siempre he estado al servicio de la función pública, de la defensa de la legalidad, del interés público y al servicio de los ciudadanos", indicó con un especial recuerdo para las víctimas que son -confesó- su guía y su horizonte.

Reproche al CGPJ

No pudo evitar, en un momento, un velado reproche al Consejo General del Poder Judicial que se partió en dos a cuenta de su idoneidad. Indicó que el órgano de Gobierno de los jueces no debe entrar en valoraciones y que su función es la de limitarse a una comprobación del cumplimiento de los requisitos para el cargo: 15 años de experiencia como jurista de reconocido prestigio.

Entre sus futuros objetivos, destacó la especialización para mejorar la lucha contra violencia de género y, ante Vox, defendió la protección de los menores no acompañados "de cualquier origen, procedencia o nacionalidad". También habló de la vulnerabilidad de los inmigrantes y tuvo unas palabras de agradecimiento para su antecesora, la fiscal María José Segarra. "Me avala mi trabajo en la institución y mi relación con la Fiscalía cuando he estado fuera de ella", concluyó tras más de una hora de comparecencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios