PRESIDENCIA LICITA EL CONTRATO HASTA 2024

El Gobierno saca a concurso la comida de Moncloa: almuerzos a 5 euros y pinchos a 1,8

Presidencia pone en marcha el proceso para adjudicar el servicio de cafetería y restauración del complejo de la Moncloa durante los próximos cuatro años con los precios de la carta limitados

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, momentos antes de recibir en el Palacio de la Moncloa al presidente de Ucrania. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, momentos antes de recibir en el Palacio de la Moncloa al presidente de Ucrania. (Reuters)

El Ministerio de Presidencia ha sacado a concurso el contrato de cafetería y restauración del complejo de la Moncloa durante los próximos cuatro años, prorrogables por otros dos. La empresa adjudicataria servirá unos 320 almuerzos y 500 desayunos diarios a los 2.004 empleados que trabajan en las instalaciones del Gobierno, entre responsables políticos, personal de confianza y funcionarios, según aclaran los pliegos de adjudicación. También deberá asumir la limpieza de los distintos comedores y cocinas que integran esas dependencias.

A cambio, la compañía que preste el servicio recibirá hasta 589.769,5 euros al año por la parte de la limpieza —un 4,5% más que el último contrato en vigor— y podrá quedarse con el dinero que saque de las comidas, aunque los precios de los productos no son libres. Las condiciones del concurso fijan las tarifas máximas de los menús del día, comidas de protocolo, desayunos, raciones y bebidas que pagarán los trabajadores de Moncloa al menos hasta 2024, y utiliza un sistema de baremación que premia a quienes ofrezcan los mayores descuentos, aunque sin descuidar la calidad (los criterios cualitativos pesan un 51%, frente al 49% de los económicos).

Así, el anexo 1 del concurso estipula que el menú del día (primer plato, segundo plato, postre, bebida y pan) no podrá valer en ningún caso más de nueve euros, el precio máximo de un primer plato suelto será de 2,5 euros y el de un segundo, cuatro. Un postre deberá valer como mucho 1,10 euros y un yogur, 0,90. En cuanto a los desayunos, el “tipo 1: café con leche, infusión o cacao con bollería; o con tostada a la plancha con mantequilla o mermelada; o con churros o porras”, no deberá superar los 2,20 euros, ni el café solo o con leche podrá pasar de 1,30.

Por su parte, el apartado del anexo 1 dedicado a los “bocadillos, raciones y pinchos” fija los precios máximos del bocadillo de bacon en 1,70 euros, del bocadillo de jamón serrano en 2,50, del bocadillo de tortilla de patata con “huevos de primera” en 2,45, de la pulga de queso manchego en 1,40, del sándwich mixto con huevo en 2,30, de la ración de croquetas (12 unidades) en 4,75, de la ración de jamón serrano en 4,60 y de la ración de calamares a la romana en 4,50, entre otros platos. Las bebidas también están limitadas. Los refrescos podrán costar como mucho 1,30 euros; la caña de cerveza, 1,20; el botellín de tercio, 1,40, y la copa de tinto Rioja o Ribera del Dueño, 1,40, por ejemplo. El último apartado se centra en las comidas de “protocolo”. La adjudicataria estará obligada a ofrecer hasta nueve menús distintos de esta categoría, que oscilarán entre los 30 euros máximos del más barato y los 40 del más caro.

Los precios definitivos serán muy inferiores. La empresa que ofrezca las mayores rebajas sobre esos precios se llevará el contrato. Además, el sistema de puntuación también tiene en cuenta que los trabajadores del complejo de la Moncloa puedan beneficiarse de descuentos de hasta el 20% en el precio de las comidas con la compra de bonos de 20 menús y de hasta un 10% en los precios de los desayunos por bonos de 10 unidades. Es decir, que el coste máximo del menú ordinario caería de partida a 7,20 euros, y el del desayuno, a 1,98, precios que es imposible encontrar en las calles de Madrid, ni siquiera en las zonas más humildes.

Los propios pliegos, a los que ha tenido acceso El Confidencial, estiman que el adjudicatario ofrecerá unos 320 menús y platos combinados al día con un importe medio de 4,96 euros; 500 desayunos, cafés, infusiones y bollería a 1,34 euros por unidad; 300 bocadillos, raciones y pinchos diarios a 1,86, y unas 25 comidas de protocolo por jornada a 28,93 euros.

En todos los casos, se valorarán la “variedad y cantidad [de la comida y bebida] siguiendo los criterios de una dieta equilibrada y saludable”. Puntúan de forma especial los “productos de agricultura o ganadería ecológica”, la frescura y categoría de la materia prima, la presentación de certificados de calidad y el “adecuado gramaje”, entre otras variables. El primer trabajador deberá estar en el complejo de Presidencia a las 6:30 y el último saldrá a las 21:00. Incluso los domingos y festivos tendrá que estar abierta la cocina. El 29% de los empleados estará destinado de forma permanente a Presidencia del Gobierno, mientras que el 23% trabajará en el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, el 11%, en la Secretaría de Estado de Comunicación, y el 35% restante prestará servicio en las zonas comunes del complejo.

El concurso servirá para cubrir el vacío que ha dejado la rescisión del contrato que estaba en vigor desde 2017. Presidencia lo liquidó de forma anticipada el pasado diciembre ante la reiteración de incumplimientos del adjudicatario, Dulcinea Nutrición SL, participado en un 16% por una nieta de Francisco Franco. La treintena de trabajadores de esta empresa en las dependencias de Moncloa lleva meses sin cobrar sus nóminas y había empezado a movilizarse.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios