Las toxinas en el aire no son peligrosas

La crisis del vertedero de Zaldibar marca el ritmo de la precampaña en País Vasco

El lehendakari Íñigo Urkullu ha visitado de nuevo el vertedero donde siguen los trabajos para encontrar a las dos personas desaparecidas bajo toneladas de residuos hace 10 días

Foto: Imagen de la manifestación para pedir el esclarecimiento de las causas del incendio en el vertedero. (EFE)
Imagen de la manifestación para pedir el esclarecimiento de las causas del incendio en el vertedero. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura6 min

Diez días después del derrumbe del vertedero de Zaldibar, la búsqueda de los dos operarios que quedaron sepultados bajo toneladas de residuos continúa. Además de la crisis medioambiental que está causando el incendio, el vertedero ha provocado una crisis política en Euskadi en plena precampaña para la cita electoral del próximo 5 de abril.

El lehendakari Íñigo Urkullu ha visitado de nuevo este domingo el vertedero, acompañado de los familiares de los dos trabajadores desaparecidos, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán. Antes, ha presidido una nueva reunión de la mesa de crisis tras la que se ha comunicado que la presencia en el aire de furanos y dioxinas debido al incendio en el vertedero no afecta a la salud ni a corto ni a largo plazo. Este intento de calmar la alerta que se ha generado entre los vecinos de Ermua, Eibar y Zaldibar llega después de que el Gobierno recomendara no ventilar las casas ni hacer deporte debido a la presencia de toxinas en el aire.

El Gobierno vasco espera apagar el incendio del vertedero "pronto", según el consejero de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, sin especificar si esto podría ocurrir "hoy, mañana o pasado". "Hemos sido conscientes del problema que suponía y desde un primer momento se ha querido actuar para acometer acciones que pudieran paliar la situación que teníamos. De hecho, el problema añadido es la dificultad para acceder a la zona donde se encuentra el incendio por problemas de inestabilidad del suelo", ha añadido. El consejero ha recordado que los bomberos no han podido acceder a la zona para extinguir las llamas y se ha tratado de hacer por vía aérea, aunque siguen analizando la mejor manera para acceder al área. "Las máquinas están a pie de zona desde el viernes y este sábado se logró acceder al incendio y se ha sofocado una parte".

Las críticas por la gestión de la crisis del vertedero no han tardado en saltar. El presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, ha criticado que el "mal manejo" por parte del Gobierno vasco de la crisis, una gestión que evidencia "una manera de gestionar las cosas desde la soberbia y sin ningún deseo de asumir ninguna responsabilidad". Desde Podemos, Rosa Martínez ha tachado a Urkullu de "insensible" y de estar gestionando la situación de forma "irresponsable y llena de soberbia". "Esto evidencia la falta de conexión y empatía que tiene el actual gobierno con la ciudadanía", ha afirmado la candidata a las primarias de Podemos Euskadi a la Lehendakaritza. Entre la ciudadanía también hay un patente malestar ante la situación. Miles de ciudadanos salieron este sábado a la calle para reclamar al Gobierno vasco que encuentre a los dos trabajadores sepultados desde hace casi dos semanas en el vertedero.

Sin riesgo para la salud

Responsables del Laboratorio de Salud Pública del Departamento vasco de Salud y del Servicio de Aire del Departamento de Medio Ambiente han asegurado que la exposición a furanos y dioxinas —en proporción 50 veces por encima de los habitual que sufren las poblaciones cercanas al vertedero de Zaldibar incendiado tras sufrir un corrimiento de tierras— no tiene afección a la salud "a corto ni a largo plazo".

En una comparecencia en Ermua, donde se ha instalado uno de los dos nuevos laboratorios móviles del Servicio de Aire, (el otro está ubicado en Eibar), los técnicos de Salud y Medio Ambiente han reconocido que "quizás no se explicó bien en el primer momento" la situación medioambiental, al no disponer entonces de datos de todos los contaminantes. Asimismo, han confiado en que la evolución del incendio y de la climatología sea "favorable", lo que permitiría rebajar los niveles de contaminación en el aire, que "no obstante, no tiene afectación en la salud". En declaraciones a los medios de comunicación, la responsable del Servicio de Aire del Gobierno vasco, Saioa Ferro, y el subdirector de Salud Pública de Vizcaya, Joseba Bidaurrazaga, han indicado que el hecho de que haya viento fuerte en la zona dispersa los contaminantes y la lleva más lejos, y a su vez reduce la concentración de toxinas en el aire.

El Gobierno vasco está midiendo en continuo desde este pasado viernes la calidad del aire en las poblaciones cercanas al vertedero de Zaldibar, que suman más de 46.000 vecinos, mediante dos laboratorios móviles del Servicio de Aire ubicados en Ermua y Eibar, y la toma manual de muestras en las demás zonas.

Estos dos nuevos dispositivos —que según ha indicado son unidades "poco convencionales y con los que no cuentan todos los países de Europa"— miden hasta 172 compuestos orgánicos volátiles que se suman al resto de filtros que evalúan benzopirenos y metales pesados. Por lo que respecta al captador de dioxinas y furanos, que mide cada 24 horas estas partículas en el aire, su resultado se procesa en laboratorios de Madrid. De este modo, según han señalado los expertos, los resultados obtenidos hasta la fecha apuntan a que los niveles referentes a compuestos orgánicos volátiles en el aire están "bien". "Los niveles de metales pesados también son correctos y en cuanto al amianto se analizan muestras diariamente y ofrecen un resultado negativo. Esto es que se encuentran dentro de los parámetros lógicos", han dicho.

A la espera de los resultados de los últimos análisis realizados que se reciban el próximo jueves de los laboratorios de Madrid sobre el nivel de furanos y dioxinas en el aire, los técnicos han reconocido que no se esperaban este nivel de toxicidad de estos dos contaminantes. "Nuestra idea es que los niveles (de dioxinas y furanos) vayan bajando, pero depende del incendio y de las condiciones climatológicas", han precisado. Cuestionado por la consecuencia que para la salud de los vecinos podría acarrear la exposición a los actuales niveles de furanos y dioxinas, Bidaurrazaga ha afirmado que "no esperamos ninguna, ni inmediato ni que podamos detectar a largo plazo".

Según ha detallado, para que se produjeran consecuencias en la salud se requeriría una exposición "durante meses y años", y "no hay valores límite establecidos para la exposición que recomienden medidas en cuanto a niveles en el aire, aunque sí los límites establecidos para los alimentos por Naciones Unidas". De este modo, a través del aire "la entrada en el cuerpo de esta sustancias es muy limitada", de tal forma que el "95% de la exposición de los humanos a estas sustancias se produce a través de los alimentos".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios