ENTIENDE QUE ARRIMADAS DEBE CEDER

Paco Vázquez respalda a Feijóo: "El acuerdo con Cs debe mantener las siglas del PP"

El excalde de A Coruña defiende la propuesta de Arrimadas, pero entiende "las razones de Feijóo" en el caso gallego: cualquier acuerdo deberá girar en torno a las siglas de la mayoría absoluta

Foto:

El que fuera alcalde de A Coruña durante 23 años, el exsocialista Francisco Vázquez, al que todos llaman Paco y que se ha convertido en uno de los principales referentes del constitucionalismo en Galicia, respalda “una unión de los partidos comprometidos con la Constitución, PP y Ciudadanos”, concreta, para las próximas elecciones autonómicas del 5 de abril. A pesar de que la negociación entre ambas formaciones se ha recrudecido en las últimas horas, el expolítico insiste en que deben llegar a un acuerdo y “evitar el riesgo de que la ley electoral aminore su representación, dando el Gobierno a los nacionalistas”. Lo que tiene claro es que las siglas del PP deben prevalecer en el pacto.

Vázquez, cuya relación con Ciudadanos y Albert Rivera ha sido estrecha durante años tras apadrinar la llegada del partido naranja a esta comunidad en 2014, cuando el nombre del partido aún se pronunciaba en catalán, comparte la propuesta de Inés Arrimadas —una alianza preelectoral para Galicia, País Vasco y Cataluña— pero entiende “las razones de Feijóo” para rechazar una coalición como tal. “Galicia es un caso muy particular para el PP y para el centro derecha. Feijóo tiene tres mayorías absolutas, es una figura respetadada y legitimada. Renunció a irse a Madrid para quedarse en Galicia y creo que tiene razón. Cualquier acuerdo debe girar en torno a las siglas del PP en Galicia”, apuntilla en una conversación con este diario.

El exalcalde de A Coruña y embajador, Francisco Vázquez. (EFE)
El exalcalde de A Coruña y embajador, Francisco Vázquez. (EFE)

El exalcalde coruñés considera que las conversaciones entre los dos partidos debe continuar hasta el último momento (el próximo jueves termina el plazo para registrar las coaliciones) aunque en Galicia, reconoce, solo ve como salida lo propuesto por Feijóo: que Ciudadanos se integre en las listas con algunos de sus cuadros y la candidatura esté liderada por las siglas populares, que acreditan un éxito en el centro derecha desde hace décadas.

Vázquez, refente para ambas formaciones y muy especialmente para la naranja, insiste en que esa misma postura deberían tomar los dos actores políticos en Cataluña: “Que hagan lo contrario para las elecciones catalanas. Ciudadanos allí es la fuerza constitucionalista mayoritaria y el PP quedó con una representación ínfima. En ese caso debería renunciar a sus siglas e integrarse en el partido de Arrimadas”, zanja.

A pesar de compartir la estrategia de la portavoz parlamentaria naranja sobre un acuerdo para las tres comunidades en las que existe una amenaza real de que el nacionalismo se haga con el poder, el exsocialista —que lleva años fuera de la familia del PSOE gallego— entiende que Feijóo no solo debe liderar el acuerdo, sino que la marca popular en su caso es una garantía.

No duda en cargar contra la alternativa que lideraría el que fue su partido: “Tiene que haber un acuerdo constitucionalista porque lo que hay enfrente no es un proyecto para Galicia. Solo hay un caos multipartidista con el PSOE en la indefinición total”, asegura a este diario, apuntando al futuro tripartito que los socialistas firmarían con el BNG y la posible candidatura llamada Galicia en Común (Podemos e IU, a la espera de confirmar si Anova entrará en la coalición).

Vázquez —embajador de España en el Vaticano de 2006 a 2011— conoció a Rivera antes de dejar su cargo como diplomático, en 2010, durante una estancia en Barcelona. Aunque la verdadera relación llegaría cuatro años más tarde con el lanzamiento del proyecto naranja en Galicia. El coruñés presentó la plataforma ‘Movimiento Ciudadano’ como una nueva forma de hacer política, que buscaba “romper con el condado de la partitocracia” y que defendía la unión de España por encima de la lucha de PP y PSOE. En aquel acto, que reunió a 500 personas en A Coruña, también estaban Javier Nart y Carolina Punset, hoy fuera de Ciudadanos.

El presidente de la Xunta de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente de la Xunta de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

En noviembre de 2018 el apoyo de Vázquez se intensificó al protagonizar en su ciudad natal un acto de partido junto a Rivera —llamado “El futuro del constitucionalismo español”— en el que respaldó las principales tesis de Ciudadanos y cargó contra Pedro Sánchez, ya como presidente después de la moción de censura, “por negociar España solo para mantenerse en el poder”. Los reproches del exalcalde coruñés al líder naranja llegarían, como ocurrió con otros tantos, después de las elecciones de abril, cuando el partido de Rivera y el PSOE se mostraron incapaces de negociar un acuerdo a pesar de que sumaban mayoría absoluta.

El pasado mes de octubre Vázquez reaparecía, esta vez junto a Feijóo, en una manifestación por la defensa de la unidad de España y el orden constitucional. La concentración en una céntrica plaza de A Coruña fue convocada por el regidor y Sociedad Civil Catalana en distintos puntos de España tras los altercados sucedidos en Cataluña cuando se conoció la sentencia del procés. Aquel día Pedro Sánchez se encontraba también en la ciudad herculina. Feijóo lamentó que el presidente no hubiera participado en la concentracón y aseguró que “sería bueno que algunos políticos actuales escucharan más a Vázquez que a Torra, y más a los constitucionalistas que a los independentistas”.

Paco Vázquez respalda a Feijóo: "El acuerdo con Cs debe mantener las siglas del PP"

Cs se presentará si no hay coalición

La cuestión es que Ciudadanos se ha decantado por incrementar la presión sobre el PP en las últimas horas, después de una primera reunión entre Teodoro García Egea y José María Espejo en la que el acuerdo quedó todavía más lejos. Que el principal escollo en las conversaciones sigue siendo Galicia ya no es novedad. Mientras que en País Vasco (con Alfonso Alonso al frente) y Cataluña (la fórmula se determinará más adelante) el camino parece allanado, el caso gallego genera cada vez más incertidumbres en el desenlace de la historia.

El PP de Feijóo no tiene incentivos ni interés en cambiar de idea y, por ahora, Génova tampoco fuerza a su principal barón autonómico a un giro en la estrategia. Ciudadanos, en clara posición de debilidad, lanza ahora un último aviso: el partido naranja se presentará en Galicia haya o no coalición. “Va a haber una papeleta con las siglas de Ciudadanos si Feijóo insiste en que no haya acuerdo”, aseguran fuentes del entorno de Arrimadas.

La única baza que la formación puede jugar es el temor —creciente— entre los populares a que una fragmentación del voto en el centro derecha pueda hacer perder a Feijóo la cuarta mayoría absoluta que persigue.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios