189 votos favor, 159 en contra

La Eurocámara debatirá este martes sobre el caso Ábalos pese al rechazo socialista

El Parlamento Europeo, con los votos en contra de los socialistas, aprueba debatir este martes sobre el encuentro entre Ábalos y la vicepresidenta venezolana en el aeropuerto de Madrid

Foto: Vista exterior del Parlamento Europeo que muestra las banderas de los países miembro. (EFE)
Vista exterior del Parlamento Europeo que muestra las banderas de los países miembro. (EFE)

Del barrizal que se convirtió el ‘caso Ábalos’, Bruselas ha conseguido salir, hasta ahora, indemne. Desde el primer momento la Comisión Europea explicó que ella no podía supervisar si España había incumplido o no las sanciones a Venezuela que impedían que Delcy Rodríguez, vicepresidenta del Gobierno de Nicolás Maduro, ingresara o transitara por uno de los Estados miembros de la Unión Europea.

Pero el caso ha acabado llegando a la esfera europea a través de otra vía: el Parlamento Europeo. A petición del grupo europeo de Ciudadanos, con el apoyo del popular y los votos en contra de la familia socialista, la Eurocámara ha decidido mantener este martes un debate sobre el polémico encuentro entre José Luis Ábalos, ministro de Transporte, y la vicepresidenta de Venezuela en el aeropuerto de Madrid en la madrugada del pasado 20 de enero.

El cambio en la agenda, que programa el debate para las 16:00 de este martes, ha sido aprobado con 189 votos favor, 159 en contra y 10 abstenciones. Además, los populares han enviado una pregunta escrita al Consejo con el objetivo de que aclare si está “recabando todas las informaciones relevantes sobre el caso”.

La Comisión Europea ha explicado en numerosas ocasiones durante las últimas semanas que no les corresponde a ellos supervisar el cumplimiento de las sanciones, y que esto depende de cada Estado miembro: son las distintas autoridades nacionales las que deben asegurarse del cumplimiento del régimen de sanciones, y solo hay una coordinación europea en el caso de la congelación de activos.

Trifulca nacional con tintes serios

Javier Moreno, jefe de filas de los socialistas españoles en la Eurocámara, ha afeado a Ciudadanos y al Partido Popular que usen la institución “como trinchera para atacar sin motivos al Gobierno español”. Por su parte, Jordi Cañas, eurodiputado de Ciudadanos e impulsor del debate, ha señalado que la vicepresidenta venezolana “permaneció catorce horas ilegalmente en suelo español”.

Cañas ha asegurado que el objetivo del debate es que “la Comisión y el Consejo informen sobre las explicaciones recibidas por parte dl Gobierno español y asumn si las consideran suficientes o no”. Hasta ahora, y según fuentes diplomáticas, el Ejecutivo no ha dado explicaciones a Bruselas, pero tampoco ha recibido ninguna petición de que aclare la situación.

Fuentes diplomática españolas admiten que la vía de Guaidó, a quien siguen reconociendo como presidente encargado de Venezuela, no ha tenido los efectos que se crían hace un año, y que eso ha llevado a un proceso de reflexión para buscar nuevas maneras de lograr que el país avance hacia unas elecciones presidenciales libres.

Javier Moreno ha afeado a Ciudadanos y al Partido Popular que usen la institución "como trinchera para atacar sin motivos al Gobierno español"

Sin embargo, más allá de las trifulcas internas, la reunión de Ábalos y Rodríguez tiene una dimensión europea en lo que respecta a la aplicación de las normas sobre

La Comisión Europea ha seguido todo este escándalo con cierta perplejidad, y en varios ocasiones fuentes comunitarias han explicado que no tienen por qué pensar que un país que ha aprobado las sanciones las incumpliría ahora. Pero han rechazado tomar medidas porque no les corresponde: son las autoridades nacionales las que deben asegurarse del cumplimiento de las sanciones. Es decir, el ministerio de Exteriores.

La Unión Europea no tiene capacidad para ejercer su poder por muchas vías en materia exterior, y la principal son las sanciones. Éstas solo son efectivas en la medida en la que sus efectos son creíbles. La simple duda en este asunto ya daña la credibilidad exterior de la Unión Europea, porque genera dudas sobre hasta qué punto las sanciones se cumplen.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios