CIUDADANOS NOTA SU CAÍDA TAMBIÉN EN INTERNET

Twitter, Instagram, YouTube... Vox arrasa en las redes tras el 10N y la crisis catalana

Los perfiles de Vox en las redes sociales experimentaron su mayor subida de seguidores coincidiendo con las pasadas elecciones generales

Foto: Santiago Abascal en Instagram
Santiago Abascal en Instagram

La foto fija de la situación de los partidos políticos en las redes sociales refleja cómo Podemos encabeza el 'ranking' en Twitter, con 1,5 millones de 'followers', y Vox hace lo propio Instagram (502.000 seguidores) y YouTube (255.000 suscriptores), plataformas estas dos últimas en las que ni PP ni PSOE destacan por la parte alta de la tabla. Sin embargo, la instantánea muestra solo el momento actual, no la tendencia ni, por lo tanto, la dirección hacia la que se dirigen las cinco formaciones de implantación nacional más importantes del arco parlamentario.

En este último plano, los perfiles de Vox son los que más crecen. Los de Santiago Abascal utilizaron estas plataformas para darse a conocer y apoyaron en ellas sus campañas electorales, sobre todo al principio, cuando no estaban aún en el foco de los medios tradicionales. Luego, cuando ya formaban parte del escenario público y comenzaban a ser tenidos en cuenta por diarios y televisiones, los dirigentes del partido decidieron seguir siendo fieles a su estrategia. Las redes se lo habían dado todo y entendían que no había motivo para cambiar. "Si hemos llegado hasta aquí sin ellos, podemos continuar sin ellos", llegó a admitir en privado un miembro de la cúpula de la formación durante la campaña a las elecciones generales del pasado 28 de abril en referencia a los medios de comunicación.

Los dirigentes de Vox incluso llegaron a entrar en confrontación directa con algunos periódicos a cuenta de las informaciones que estos publicaban. Los periodistas del grupo Prisa llegaron a estar vetados en la sede del partido, lo que provocó una queja por parte de la editora de 'El País' a la Junta Electoral Central (JEC) que finalmente se resolvió a favor de la formación. La JEC avaló que, fuera de campaña, Vox podía decidir quién entraba y quién no en su cuartel general. Ahora la estrategia se ha modulado y el trato de Vox con la mayor parte de medios está más normalizado. Sin embargo, las redes siguen siendo la mejor tribuna para los de Abascal, que anuncian gran parte de sus posiciones a través de Twitter o YouTube.

La razón de que Vox siga empeñado en primar su estrategia en redes sociales sobre cualquier otra radica en que los usuarios de estas plataformas responden a los de Abascal como no hacen con ningún otro partido. Así lo demuestran los datos. Según la web Twopcharts, que analiza el alcance de todos los perfiles de las redes sociales, las cuentas del partido tienen cada vez más impacto. Conforme pasa el tiempo, no solo crece el número de usuarios, sino también el ritmo de crecimiento de esos seguidores.

En concreto, de hecho, con motivo de las pasadas elecciones generales —que dieron la victoria a Pedro Sánchez— Vox experimentó la mayor subida de seguidores de su historia en Twitter, la asignatura pendiente del partido, que está a la cola en el 'ranking' de las cinco fuerzas parlamentarias mencionadas. Los de Abascal no habían vivido un incremento de relevancia pública 'online' tan importante desde que nacieron, por encima incluso del que la formación registró en las elecciones autonómicas andaluzas, que representaron el acceso a las instituciones del partido y su explosión pública. Según Twopcharts, 48.000 perfiles decidieron seguir a Vox en noviembre, el mes de las últimas elecciones generales, 12.000 más que los que se sumaron en abril, cuando la cuenta del partido ingresó casi 36.000 nuevos 'followers'.

Este último mes fue en el que tuvieron lugar los anteriores comicios generales, esos en los que Sánchez también consiguió la victoria pero no logró conformar gobierno. Los 48.000 nuevo perfiles que se unieron a Vox en torno al 10N, además, representaban 8.000 más que los que la formación recibió en diciembre de 2018, cuando registró 42.500 usuarios con motivo de las elecciones andaluzas, las que significaron la entrada de la agrupación en las instituciones autonómicas con una docena de escaños. Las cifras, por lo tanto, muestran una clara tendencia creciente en la formación que contrasta con la que experimentan sus opositores. Según muestra Twopcharts, desde que Vox entró en las instituciones, ningún otro partido ha mantenido similar ritmo de crecimiento.

Podemos es el que más se ha acercado. En los comicios generales de abril la formación morada registró 27.000 nuevos seguidores y en noviembre 24.000, muy lejos de los 36.000 y 48.000 mencionados que se adhirieron a Vox en los mismos meses. La comparación de ambas derivas muestra, por lo tanto, que en torno al 10N el partido de Abascal logró el doble de 'followers' que su inmediato perseguidor, el de Pablo Iglesias. En las elecciones andaluzas, por su parte, Vox no tuvo ni rival en Twitter. Tan solo Ciudadanos pasó entonces de los 7.000 nuevos seguidores, frente a los citados 42.500 que obtuvo la formación verde, como se expone en los gráficos que acompañan a esta información.

Los que entonces estaban dirigidos por Albert Rivera experimentaron un considerable incremento de cara a los comicios de abril, siempre por debajo del de Podemos, PSOE y Vox. Sin embargo, su gran descalabro en las redes sociales tuvo lugar en las elecciones del 10N, cuando apenas lograron 294 nuevos seguidores. Ciudadanos se desplomó tras la cita con las urnas de abril, cuyo resultado ya avistaba el poco respaldo que recibiría en noviembre. Después del 28A, la cuenta del partido naranja perdió 'followers' a diario. En junio, casi 3.000; en julio, 2.400; y en agosto, 1.800, por poner algunos ejemplos. Lejos quedaban ya los tiempos en los que los de Rivera lideraba junto a Podemos el crecimiento en las redes sociales.

El fuerte crecimiento de Vox en Twitter tiene lugar a pesar incluso del enfrentamiento que la formación mantiene con la propia red social. Twitter cerró el pasado 23 de enero la cuenta oficial del partido después de que los de Abascal acusasen al Gobierno de "promover la pederastia con dinero público". La red social consideró que la formación de ultraderecha "incumplía las reglas que prohíben las conductas de incitación al odio". Sin embargo, el efecto que los responsables de la plataforma consiguieron fue el contrario al esperado. Vox obtuvo esos días el récord de nuevas adscripciones del mes, con casi 2.000 seguidores que se sumaron al perfil en un solo día. En concreto, la cifra la obtuvo la cuenta a la jornada siguiente al cierre.

La gráfica de Twitter muestra una fuerte de caída de la práctica totalidad de los partidos en julio de 2018. Se trata, en concreto, del mes en el que la compañía del pajarito decidió eliminar millones de cuentas falsas, lo que afectó sobre todo al PP, que era la formación, por lo tanto, que contaba con más seguidores fraudulentos de los cuatro partidos. Vox, de nuevo en este punto, apenas notó la decisión de Twitter en sus seguidores, lo que muestra que era la que más perfiles auténticos tenía en su lista de 'followers'.

YouTube e Instagram, donde Vox sí es líder con 255.000 suscriptores y 502.000 seguidores respectivamente sobre el resto de partidos, también tienen a los de Abascal como partido que más crece. En la plataforma de vídeos, la formación es la que suma más abonados cada mes desde hace casi dos años. Las campañas de las elecciones andaluzas, de las generales fallidas del 28 de abril y de las del 10 de noviembre representaron los momentos álgidos para Vox, que ya en octubre de 2017 (coincidiendo con el referéndum ilegal del 1-O) sintió un primer arreón en este canal. El crecimiento de Vox en YouTube ha sido paralelo al de Ciudadanos, segundo partido que más ha sentido el tirón en los citados momentos temporales.

En Instagram, donde Vox saca más del doble a su inmediato perseguidor (Podemos), la gráfica es paralela a las que reflejan el crecimiento en Twitter y YouTube. Las elecciones andaluzas y las dos generales (28 de abril y 10 de noviembre) fueron los momentos álgidos para el partido en la red social que alcanza al público más joven de las tres analizadas. La diferencia con el resto de partidos también se torna abismal en este terreno, en el que Vox también se ha volcado en los últimos meses. En noviembre, la formación logró casi 80.000 nuevos seguidores en su cuenta de Instagram, muy lejos de los 9.600 del PP, de los 8.300 del PSOE o de los 4.800 de Ciudadanos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios