TANDA DE NOMBRAMIENTOS EN EL PRÓXIMO CONSEJO

Sánchez revoluciona las delegaciones del Gobierno y reserva Madrid al jefe del PSM

El presidente introduce cambios al frente de los aparatos gubernamentales en varias comunidades. José Manuel Franco será el nuevo responsable en Madrid y se prepara relevo en Andalucía

Foto: Pedro Sánchez, con José Manuel Franco (d), líder del PSOE-M, y Ángel Gabilondo, el Primero de Mayo de 2018. (EFE)
Pedro Sánchez, con José Manuel Franco (d), líder del PSOE-M, y Ángel Gabilondo, el Primero de Mayo de 2018. (EFE)

Pedro Sánchez está recomponiendo las piezas del puzle escalonadamente, de manera más pausada que en 2018. También algo lógico, ya que entonces, tras la moción de censura, se trataba de remover a una Administración del PP. Ahora no hay tanta urgencia y los cambios pueden ser más duraderos, ya que es solo el arranque de la legislatura. Tras construir su Consejo de Ministros, componerse los ministerios y completar su equipo en la Moncloa, tocan las delegaciones del Gobierno. El presidente está a punto de acometer cambios en varias de ellas. La más significativa es la de Madrid, en la que situará al secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, que saldrá así del Congreso. Pero además habrá mudanzas en al menos otras ocho comunidades autónomas —Comunidad Valenciana, Euskadi, Castilla y León, Murcia, Cantabria y Canarias, además de Andalucía y La Rioja—. Si todo el cuadro se acaba de ajustar, los nombramientos serán aprobados el martes por el Consejo de Ministros.

Lo que está detrás de todos estos relevos es la intención de Sánchez de reforzar el perfil político de los responsables del aparato del Gobierno en los distintos territorios para que sean ellos quienes defiendan la política y acción del Gabinete de coalición con Unidas Podemos en esta nueva etapa. En la dirección socialista recuerdan que algunos de los actuales delegados habían sido designados de manera provisional, como sustitutos de otros dirigentes que se integraron en listas en las generales o autonómicas. Eso sucedió, por ejemplo, en Madrid, Andalucía, Murcia o Cantabria.

José Manuel Franco Pardo (Puebla de Brollón, Lugo, 1959) es secretario general del PSOE de Madrid desde 2017. Fue uno de los principales y primeros apoyos de Sánchez en su federación en las primarias de aquel año, en las que arrolló a Susana Díaz, y el hoy presidente lo compensó promoviéndole para el liderazgo de un territorio siempre conflictivo, satélite de Ferraz. Desde su elección como barón madrileño, el PSOE-M se ha pacificado internamente aunque sigue sufriendo un problema de referentes orgánicos y políticos. Nada menor en una comunidad que Sánchez necesita afianzar y que su partido no gobierna desde 1995.

Franco, licenciado en Derecho, fue diputado regional en la Asamblea de Madrid desde 1995 hasta 2019, cuando se integró en la candidatura de Sánchez por Madrid al Congreso como número tres, puesto que repitió en las generales del 10 de noviembre. Hace unos días, según confirmaban fuentes del entorno del dirigente madrileño, el presidente del Gobierno le adelantó que quería un delegado en la comunidad "muy político" y le preguntó si estaba dispuesto a dar el paso. Franco se puso a disposición del secretario general. El pasado lunes, en la sesión solemne de apertura de las Cortes de la XIV Legislatura, el responsable de Organización, José Luis Ábalos, y su mano derecha, Santos Cerdán, le confirmaron que, por indicación de Sánchez, él sería el nuevo delegado del Gobierno en Madrid.

Franco, actual diputado nacional, reemplaza a Paz García Vera, que a su vez sustituyó a Rodríguez Uribes cuando este fue a las listas autonómicas


El jefe del Ejecutivo, por tanto, da un giro a un cargo estratégico y delicado, encargado de proyectar la voz del Gabinete de coalición y de coordinar los dispositivos de seguridad, tarea capital en una ciudad epicentro de concentraciones. Sánchez nombró en 2018 como delegado del Gobierno en Madrid al responsable de Laicidad de su ejecutiva, José Manuel Rodríguez Uribes. Este, sin embargo, abandonó su puesto en abril de 2019 para formar parte de las listas de las autonómicas como número tres, por detrás de Ángel Gabilondo y Pilar Llop, hoy presidenta del Senado. A Uribes lo sustituyó Paz García Vera, catedrática de Psicología Clínica, una mujer experta en la atención de víctimas de violencia y de catástrofes pero sin perfil político.

El futuro en Madrid

Sánchez repescó a Uribes para su Gobierno, como ministro de Cultura y Deporte, después de haber sondeado otras opciones que le fallaron. Un nombramiento, por cierto, que no anticipó a Franco. Este tuvo noticia de él por el propio Uribes, pero cuando ya había sido adelantado minutos antes por los medios.

En el PSOE-M leen el ascenso de Franco como un "refuerzo", pero Sánchez ha descapitalizado el grupo al sacar de él a Llop y a Uribes

Que Franco no fuera promocionado para presidir alguna comisión en el Congreso o asumir alguna portavocía hizo pensar que había otro destino para él. Y así era: la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, cargo que fue adelantado por eldiario.es. Fuentes de su entorno señalan que la designación es un premio al líder de una federación que ha logrado que el PSOE gane en las últimas competiciones electorales: en las dos generales (abril, con 12 diputados, y noviembre, con 11), y en las autonómicas de mayo. Ser primera fuerza en las regionales del 26-M no hizo a Gabilondo presidente de la Comunidad de Madrid: el PP pudo mantenerse en el poder, en coalición con Ciudadanos y con el apoyo fundamental de la ultraderecha de Vox.

La presidenta del Senado, Pilar Llop (i), junto al presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea (2i), al director de Comunicación y Marketing en Fundación La Caixa, Jesús Nemesio Arroyo González (3i), al ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes (2d) y al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (d), en el acto celebrado el pasado miércoles, 5 de febrero, por el 80 aniversario de EFE. (EFE)
La presidenta del Senado, Pilar Llop (i), junto al presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea (2i), al director de Comunicación y Marketing en Fundación La Caixa, Jesús Nemesio Arroyo González (3i), al ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes (2d) y al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (d), en el acto celebrado el pasado miércoles, 5 de febrero, por el 80 aniversario de EFE. (EFE)

El nombramiento de Franco sería, así lo leen en la cúpula del PSOE-M, un "refuerzo del secretario general regional", porque Sánchez quiere "una voz potente en el partido y que esté en la Delegación del Gobierno", una plataforma con mayor proyección pública que la de diputado en la Cámara Baja.

Sin embargo, Sánchez ha descapitalizado la federación, porque se ha llevado a su lado a los números dos y tres de la lista autonómica: Pilar Llop como presidenta del Senado —aunque mantiene su escaño de diputada regional, porque así lo exige el Estatuto madrileño— y José Manuel Rodríguez Uribes como ministro de Cultura. También ha promocionado a la parlamentaria Hanna Jalloul, nueva secretaria de Estado de Migraciones, a las órdenes de José Luis Escrivá. Gabilondo, además, está a la espera de un nuevo destino. El exministro, que cumplirá 71 años el 1 de marzo, probablemente ya no repita como candidato autonómico y suena como posible futuro Defensor del Pueblo, pero ello exigirá el consenso con el PP, ya que se requiere para su nombramiento de una mayoría de tres quintos en el Congreso y en el Senado. Llop y Uribes son los ahora mismo mejor situados como potenciales sustitutos de Gabilondo para las elecciones autonómicas de 2023.

Quiñones, cercana a Casares y Zuloaga

Franco, por tanto, dejará su escaño en la Cámara Baja en cuanto sea nombrado nuevo delegado —en principio el martes aprobará su designación el Consejo de Ministros—, y correrá la lista, de manera que entrará en el hemiciclo el que ocupaba el número 13 de la candidatura, Rafael José Vélez.

Gloria Calero releva a Juan Carlos Fulgencio en Valencia; Anselmo Pestana, a Juan Salvador León en Canarias, y Pepe Vélez se hará con Murcia

El Gobierno tiene ya decididos seis cambios en seis CCAA. Así, Gloria Calero, exalcaldesa de Sagunt (Valencia) y muy próxima a Ábalos, reemplazará a Juan Carlos Fulgencio como delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana. También el diputado foral guipuzcoano Denis Itxaso será el responsable gubernamental en Euskadi, en sustitución de Jesús Loza. En Cantabria, Eduardo Echevarría —que ocupó el cargo después de que el secretario regional y actual vicepresidente autonómico, Pablo Zuloaga, encabezara la lista del 26-M— será relevado por Ainoa Quiñones, secretaria de Economía y Comunicación de la federación socialista y portavoz adjunta de su grupo en el Ayuntamiento de Santander. Quiñones es también vicesecretaria general del PSOE santanderino, número dos por tanto del diputado nacional y miembro de la ejecutiva federal Pedro Casares.

Anselmo Pestana toma posesión como presidente del Cabildo de La Palma, en junio de 2015. (EFE)
Anselmo Pestana toma posesión como presidente del Cabildo de La Palma, en junio de 2015. (EFE)

Anselmo Pestana se convertirá en el nuevo delegado del Gobierno en Canarias, en lugar de Juan Salvador León. Pestana fue alcalde de Santa Cruz de La Palma (2006-2007), diputado regional (2003-2008), senador por su isla (2007-2011), presidente del Cabildo de La Palma (2015-2019) y actual vicepresidente insular. León ocupó el cargo de Elena Máñez cuando esta pasó a las listas de las generales. Máñez, sin embargo, ha retornado a las islas como consejera de Economía, en sustitución de la ministra Carolina Darias.

Izquierdo, valor al alza

Pepe Vélez, alcalde de Calasparra, será el nuevo responsable del Ejecutivo en Murcia, y reemplazará a Francisco Javier Jiménez. Vélez forma parte de la ejecutiva de Sánchez y fue uno de sus apoyos más activos en las primarias de 2017. Jiménez ya entró en lugar del secretario regional, Diego Conesa, cuando este se convirtió oficialmente en candidato autonómico.

Otro miembro de la dirección federal y valor al alza, Javier Izquierdo, diputado por Valladolid, pasará a ser el delegado del Gobierno en Castilla y León, puesto en el que sustituirá a Mercedes Martín. Izquierdo ha sido ascendido en la ejecutiva, y a partir de este lunes formará parte del núcleo duro de Sánchez, la comisión permanente, como nuevo secretario de área de Sociolaboral. El parlamentario tendrá que abandonar la Cámara Baja y su cargo como presidente de la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, para el que fue elegido este viernes.

Cunillera seguirá como delegada en Cataluña, igual que José Luis Arasti en Navarra, Yolanda García en Extremadura o Javier Losada en Galicia

El Ejecutivo, en coordinación con Ferraz, relevará al delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, que sustituyó a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis cuando pasó a integrarse en las listas a las generales por Sevilla y que hoy es vicepresidente primero del Congreso. Fuentes del aparato federal y del PSOE-A señalan que la sustituta de Fernández será una mujer, la senadora Sandra García, un nombre del gusto de Susana Díaz. Otra muestra más del acrecentamiento de la relación entre Sánchez y la expresidenta de la Junta. También se prevé el cambio de Nacho Pérez Sáenz en La Rioja. Él también tendría como sustituto a una mujer.

Teresa Cunillera con Pedro Sánchez en Barcelona el pasado 21 de octubre. (EFE)
Teresa Cunillera con Pedro Sánchez en Barcelona el pasado 21 de octubre. (EFE)

No habrá cambios, sin embargo, en otras delegaciones del Gobierno. Así, Teresa Cunillera, mujer muy cercana al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, continuará siendo la voz del Ejecutivo en Cataluña. También seguirán Javier Losada en Galicia, Delia Losa en Asturias, José Luis Arasti en Navarra, Francisco Tierraseca en Castilla-La Mancha y Yolanda García en Extremadura. Están por decidir comunidades como Aragón —podría haber relevo para Carmen Sánchez— y Baleares y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios