REVENTÓ UNA DE SUS RUEDAS

"Por fin saber que... Nada": las cuatro horas de espera de las familias del Air Canada

El avión llegó a sobrevolar la capital a 800 metros de altura y el aeropuerto se convirtió en el centro de todas las miradas, pero, pasadas las 19:00, aterrizó sin problemas en el aeropuerto

Foto: El avión de Air Canada, aterrizando en el aeropuerto de Madrid-Barajas. (Reuters)
El avión de Air Canada, aterrizando en el aeropuerto de Madrid-Barajas. (Reuters)

— El avión ha tomado tierra. Mantenemos dispositivo para atender a pasajeros y tripulación.

—Recibido.

A las 19:12 de este lunes, la noticia de que el avión Air Canada AC837 había aterrizado sin incidentes en el aeropuerto de Madrid Barajas se transmitió por radio a los miembros del dispositivo. El aviso puso fin a más de cuatro horas de espera en las que la aeronave tuvo que sobrevolar Madrid para agotar el combustible y aterrizar de emergencia, maniobra que se produjo después de que una de sus ruedas reventara en el despegue y el caucho del neumático se introdujera en un motor.

"Por fin saber que... Nada": las cuatro horas de espera de las familias del Air Canada

A lo largo de la tarde, el avión llegó a sobrevolar la capital a 800 metros de altura y el aeropuerto se convirtió en el centro de todas las miradas. Mientras los bomberos y los hospitales se preparaban en tierra, un F-18 del Ejército del Aire se ponía en paralelo al Boeing 767 para evaluar la avería, operativo que se seguía de cerca desde una sala de la Terminal 2. Acompañados por un equipo de psicólogos y agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, allí esperaban los familiares del pasaje.

"Por fin saber que... Nada": las cuatro horas de espera de las familias del Air Canada

Entre ellos, se encontraba el suegro de Carlos, un ingeniero que volaba a Toronto por trabajo. Según explica, su yerno avisó a través de WhatsApp de que una rueda del avión había reventado al poco de despegar, pero ni él ni su novia le dieron demasiada importancia en un primer momento: "Mucha broma y mucho cachondeo. Supongo que la procesión iba por dentro...", comenta bajo la condición de anonimato. Pero conforme pasaron las horas, la preocupación fue en aumento.

"Su hermano ha terminado llamándole por teléfono para decirle que le llevábamos al aeropuerto. Casi le hemos asustado más nosotros cuando le hemos ido a buscar, porque mi hija no le ha dado demasiada importancia hasta que nos ha visto", explica. Con la novia de Carlos y su perro ya en el coche, la familia puso rumbo al aeropuerto de Madrid Barajas para seguir la situación de cerca. Por el camino, todos iban mirando los medios de comunicación para descartar novedades.

La noticia se confirmaba pasadas las 19:00. "Ya ha aterrizado. Todo perfecto", les comunicaba uno de los miembros del operativo. "Algunos han llorado, otros se han abrazado... ¡Puf! Imagínate... Ya por fin saber que... Nada". A través de un pasillo de policías nacionales y cámaras de televisión, los familiares abandonaban entonces la sala para reunirse con sus seres queridos en un lugar privado. Mientras tanto, el suegro de Carlos se acercaba al coche para cuidar del perro.

"Por fin saber que... Nada": las cuatro horas de espera de las familias del Air Canada

Pero la Terminal 2 no fue el único punto en el que se vivieron momentos de tensión este martes. En la Terminal 4, en la sala de 1.500 metros cuadrados en la que se encuentra el Centro de Gestión Aeroportuaria (CGA), el vuelo del AC837 se siguió minuto a minuto. En constante comunicación con la Base Aérea de Torrejón, ellos recibieron la información de que la avería no revestía demasiada gravedad, tras lo que se dio luz verde a un aterrizaje de emergencia en la pista más larga del aeropuerto.

Las idas y venidas de los servicios de emergencia se reflejaron en esa terminal a lo largo de la tarde. Poco antes de las 18:00, el propio jefe del Servicio del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Rafael Ferrandiz, aparcaba ante la T4 para cruzar la zona de facturación y entrar por una puerta restringida que se encuentra frente al acceso vip de pasajeros. "A la espera de lo que ellos digan y cuando ellos digan", explicaban los bomberos que custodiaban su coche a la entrada.

El dispositivo que puso en marcha el Gobierno contó también con representantes de Aena, Enaire, la Delegación del Gobierno en Madrid, Protección Civil, la Comunidad de Madrid y el servicio de emergencias (Samur). Incluso el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se desplazó al aeropuerto para seguir de cerca el operativo y reunirse con los pasajeros. Pero el desembarco de autoridades no alteró la rutina de la terminal: la principal novedad se redujo a los bomberos que recorrían los pasillos con uniforme.

"Por fin saber que... Nada": las cuatro horas de espera de las familias del Air Canada

"Por la megafonía de este aeropuerto no se realizan llamadas de embarque", advertían los altavoces de la terminal. "Por eso, aquí no hemos notado nada del avión que está dando vueltas", resumía por su parte uno de los trabajadores del aeropuerto. La avería del avión Air Canada AC837 apenas se comentaba entre los viajeros este lunes. La aparición del jefe de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, tampoco. Mientras Barajas se preparaba para un aterrizaje de emergencias, solo la aparición del exfutbolista Luis Figo logró causar cierto revuelo en la T4.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios