Madrid contra Palencia: cuánto cunden 50€ en la ciudad más cara y la más barata
  1. España
COSAS QUE HACER CUANDO TIENES EMPLEO

Madrid contra Palencia: cuánto cunden 50€ en la ciudad más cara y la más barata

¿Es lo mismo cobrar 950 euros en la capital que en una provincia despoblada? Hacemos la cuenta 'in situ' y ponemos de manifiesto algunos de los problemas que oculta el razonamiento

Foto: Madrid contra Palencia: cuánto cunden 50€ en la ciudad más cara y la más barata
Madrid contra Palencia: cuánto cunden 50€ en la ciudad más cara y la más barata

La segunda subida del sueldo mínimo interprofesional en menos de un año ha revivido un razonamiento recurrente pero razonable. No son lo mismo 950 euros en el barrio gótico de Barcelona que en una aldea de Teruel. En términos de poder adquisitivo, un kilo de paja no pesa lo mismo que un kilo de plomo y, por lo tanto, elevar el sueldo mínimo por igual en todas las regiones españolas puede provocar consecuencias secundarias imprevisibles.

Si el razonamiento es que 50 euros no valen lo mismo en Madrid que en Palencia, dos de las ciudades que suelen aparecer como ejemplos de ciudades caras y baratas, ¿por qué no nos intentamos gastar 50 euros en Madrid y en Palencia a ver qué ocurre?

Transporte barato, pero no muy útil

Billete de autobús sencillo: 1,50 en Madrid vs 0,70 en Palencia

Dos kilómetros en taxi: 3,50 en Palencia vs 8 euros en Madrid

"¿Dónde va?" "Al centro". "Esto ya es el centro, la calle Mayor empieza ahí". "Pues al otro lado de la Calle Mayor". Hay tres taxis a la salida de la estación de tren de Palencia, y ninguno de los viajeros que llegan de Madrid a las 9 de la mañana recurre a ellos. Hay otros tres más al otro lado de la Plaza de los Jardinillos. El taxi palentino es infinitamente más barato, pero hasta que no estás allí no te das cuenta de que las ocasiones en las que resulta útil coger un taxi en una ciudad que puede recorrerse de punta a punta en 40 minutos son limitadas.

Tenemos uno de los autobuses más baratos de España, pero hace años que no lo cojo

Algo semejante ocurre con el autobús. "Palencia cuenta con uno de los precios más económicos en el transporte público, pero claro, vivimos en una ciudad en la que no es necesario", explica Miguel del Corral, joven profesor de Lengua Castellana y Literatura. "Yo llevo muchos años sin coger el bus… y no porque use coche". No son lo mismo seis líneas de autobús que 194.

Si resulta interesante comenzar por el transporte es por dos razones. Una, porque es uno de los factores utilizados por kelisto.es, el comparador de precios que suele establecer el 'ranking' de las ciudades más caras y más baratas. Dos, porque el transporte es la respuesta más frecuente cuando se le pide a los vecinos que comparen Madrid con Palencia, junto a la letanía que se repite una y otra vez. "Aquí se vive muy bien". Casualmente, más enfática a medida que aumenta la edad del entrevistado.

No se trata de que el autobús sea más barato. Se trata de que se tarda menos en cruzar una a pie que otra en automóvil. Se trata de que en una el abono anual ronda los 400 euros y en la otra muy pocos se plantean comprarlo.

Comida: el socorrido encanto del tapeo

Menú: 11,90 euros en Madrid vs. 13 euros en Palencia

Desayuno: 2,50 en Madrid vs. 2,30 en Palencia

Caña: 1,40 en Madrid vs. 1,80 en Palencia

Café: 1,20 en Madrid vs. 1,20 en Palencia

"¿Aquí se come bien y barato, no?” “Sí, es de las ciudades más baratas de España, sobre todo si vas de picoteo". En la oficina de turismo saben lo que se dicen: Palencia y su Calle Mayor responden a la perfección al canon urbano-gastronómico de Logroño o Valladolid. Es razonable que utilice la alternativa tapeo como la más económica, porque no hay gran diferencia en la media de los menús (ni en las cartas). Oscilan entre los 10 euros, un poco lejos del centro, y los 18, el del número uno en Tripadvisor.

Un pincho de tortilla y un café, la medida de la microeconomía. (Foto: Héctor G. Barnés)
Un pincho de tortilla y un café, la medida de la microeconomía. (Foto: Héctor G. Barnés)

Me decanto por la opción de 13 euros de un restaurante caracterizado por su pantagruelismo: quince primeros y quince segundos. Escribo a mis compañeros de trabajo, que están comiendo otro menú en Pozuelo de Alarcón, una de las ciudades con la renta más elevada de España. ¿La respuesta? "11,90". El precio del desayuno —pincho de tortilla y café— tampoco es muy diferente al lado del paseo de las Acacias o en la cafetería más elegante de Palencia, Alaska, una coquetería de Jerónimo Arroyo (lo dice la guía).

"¿Por cuánto sale una cena?", pregunto a Ruth, al frente de un negocio familiar de ropa femenina llamado MDN que va a cerrar sus puertas para siempre en cuestión de días. Me da un presupuesto de la cena del sábado pasado: "Es barato, sí, 24 euros para dos personas". Miro la carta del restaurante que cita. Da para dos refrescos (2,10), una de sepia (8 euros) y una de calamares (8 euros). No está mal, pero la noche anterior gasté alrededor de 10 euros por cabeza en Carabanchel por un par de raciones —pincho moruno, tiras de secreto— y un par de cervezas. No impresiona.

El consumo se ha homogeneizado también en las capitales de provincia: se compra en cadenas de ropa o en supermercados como Mercadona

En Pio XII, una cervecería de moda al lado del Carrión donde unas 60 personas toman el aperitivo del viernes (incluso algún que otro veinteañero, algo raro de ver), la caña sale por 1,80. Eso sí, con una sabrosa ración de arroz a la zamorana. Se come bien, pero no se come particularmente barato.

Comercio: Zara igual a Zara

Cesta de la compra en supermercado: 5,10 euros en Madrid, 5,10 euros en Palencia

Camisa en Zara: 25,95 en Madrid, 25,95 en Palencia

El último informe de supermercados de la OCU señalaba que elegir entre un supermercado u otro podía suponer un ahorro de más de 1.000 euros anuales. Madrid era una de las ciudades más caras, con una cesta mensual de 431,88 euros. El problema que tienen dichas clasificaciones es que obvian que la gente suele comprar en los mismos sitios y que, desde hace unos años —desde que se puede consultar y comprar 'online'—, los precios son iguales en los distintos establecimientos de la misma cadena.

Ruth, tras el mostrador de MDN, en plena liquidación. (Foto: Héctor G. Barnés)
Ruth, tras el mostrador de MDN, en plena liquidación. (Foto: Héctor G. Barnés)

Lo comprobamos: una barra de pan, un brick de leche (los dos productos esenciales de la cesta de la compra), un paquete de arroz, otro de espagueti y otro de lentejas son 5,31 en Palencia y en Madrid.

Una homogeneización del consumo que se refleja en que la calle Mayor de la capital provinciana ofrece lo mismo que las calles céntricas de la capital madrileña o que un centro comercial. Zara, Douglas, Juguettos, Springfield, Inside o Cortefiel. A las afueras de la ciudad, los centros comerciales repiten los mismos nombres. 'El Diario Palentino' recuerda ese mismo día que se han despachado en el último año en la provincia 500.000 paquetes más de comercio electrónico.

El resultado, una igualación de precios por lo bajo. Como recuerda el padre de Ruth, que lleva 70 años asistiendo a la evolución del comercio de la Calle Mayor, "es una pena lo que ha sido esto y lo que es". Pena, ¿por qué? La potencia comercial de la capital de provincias ha sido sustituida por las cadenas y los productos baratos de los bazares orientales que ofrecen precios más bajos y un riesgo para el comercio local. Los carteles de liquidación llaman la atención de los paseantes a la tienda, que no habían cerrado hasta ahora para no dejar en paro al dependiente. Entran jubilados en busca de regalos para su mujer, parejas de señoras mayores y una madre con un carrito de bebé.

En Madrid, el grueso del montante se lo lleva el alquiler del piso (es el mayor lastre para optimizar un sueldo), sin duda

"En lo que menos noto diferencia es en la cesta de la compra, puesto que las tiendas de barrio se están extinguiendo", confirma una ingeniera de 35 años que vive en Madrid por trabajo tras criarse en Palencia y que administra la página 'Qué hacer en Palencia un día cualquiera de tu vida'. "Normalmente adquiero los productos en supermercados y mantienen el mismo precio".

Cesta de la compra, agua.

Vivienda: 'ah, agora si entendo'

Precio metro cuadrado: 2.964 euros en Madrid, 1.237 en Palencia

IBI: 438 en Madrid vs. 189,5 en Palencia

El Estudio del Consejo de la juventud publicado el pasado verano desvelaba que los menores de 30 años debían pagar más del 90% de su sueldo para alquilar su casa solos. Pero cada lugar tiene sus peculiaridades. En Madrid, el alquiler se come más del 40% del sueldo de las familias, un porcentaje algo superior al 20% en Castilla-León. La gran diferencia parece estar en la vivienda, ese elemento de brecha entre españoles.

Foto: EFE
Foto: EFE

"En Madrid, el grueso del montante se lo lleva el alquiler del piso (es el mayor lastre para optimizar un sueldo), sin duda", explica la ingeniera. "Viví en Argüelles-Princesa, los alquileres oscilan de los 400 a los 550 en habitación compartida a lo que hay que añadir los gastos. En Palencia mi alquiler es de 430 para un piso entero con cochera y dos habitaciones (en una situación próxima al centro y con la comunidad incluida). Si quieres alquilar un piso completo en Madrid a partir de los 800 euros empezamos a hablar (zona de Méndez Álvaro, piso de 2 habitaciones)".

Eso no quiere decir que el acceso a la vivienda sea fácil en Palencia. La tendencia es parecida a la del resto de España. Hay cada vez más mercado del alquiler en Palencia, recuerda María Jesús Alonso, de la Inmobiliaria Pasaje, que matiza que "esto no es tan barato como se dice".

No es tan fácil acceder a la vivienda en Palencia, hay mucha demanda y poca oferta de alquiler

Según sus cálculos, una vivienda seminueva de una habitación con garaje y trastero en Palencia o de tres habitaciones sin garaje puede rondar los 450 euros. La mayor parte de las compras en la ciudad no son realizadas por particulares, sino por inversores. Como muestra, que Palencia haya liderado el aumento del precio del metro cuadrado… ante el descenso del resto de Castilla-León.

"La mayoría de jóvenes no tienen acceso a crédito, y otras veces el trabajo es precario y de alta rotación o en comercios, empresas que no se sabe qué será de ellas en unos años", recuerda la agente. La demanda de vivienda de alquiler es elevada, sobre todo, por la conocida como "FASA", la fábrica de Renault que da trabajo a alrededor de 4.000 personas, una de las pocas industrias de una ciudad consagrada al sector servicios. Pero la alta rotación provoca que adquirir piso no sea una opción y que el alquiler suba por la alta demanda y baja oferta.

Las instalaciones de Renault en Palencia. (EFE)
Las instalaciones de Renault en Palencia. (EFE)

Como recuerda Del Corral, "somos de las más baratas en impuestos de basuras, IBI, impuesto de circulación, pero aun así, salvo con un empleo indefinido y sueldo fijo para muchos jóvenes incluso en ciudades pequeñas sigue siendo difícil el acceso a una vivienda". El impuesto de bienes inmuebles en Palencia ha subido este año tras la revisión del valor catastral, que no se hacía desde 1996.

La pregunta no es tanto cuánto cunde el dinero en otros lugares de España como de qué manera nos repartimos la riqueza los españoles según la región, el verdadero huevo-o-gallina del asunto. Muchos de los convenios en vigor de la región apenas superan por céntimos la antigua cantidad, desde comercio hasta personal de limpieza.

Cada domingo, hay más gente esperando el tren a Madrid que paseando por la calle Mayor

Son empleos, en muchos casos, desempeñados por jóvenes. Y, como resulta patente, no es que haya muchos. En la provincia, la edad media se encuentra en los 47,59 años, mientras que en Madrid es de 42,35. El salario medio en Castilla y León es de 1.843 euros por 2.264 en Madrid. Datos aparentemente lejanos pero íntimamente relacionados. Una realidad resumida en una imagen dibujada por Ruth desde detrás del mostrador: "Cada domingo, hay más gente esperando al tren a Madrid que paseando por la calle Mayor".

Ocio: ¿y ahora qué hacemos?

Entrada León Benavente: 20,1 euros en Madrid y Palencia

Entrada cine: 9 euros en Madrid vs. 6,90 en Palencia

La vida cultural, el gran lamento del joven de provincias. Es mucho más barato vivir en Palencia si eres aficionado a la música en directo porque la programación es mucho más reducida. El sábado 1 de febrero, el grupo de 'indie' León Benavente actuaba en el Teatro Principal de Palencia por 21,3 euros (20 la entrada, 1,3 los gastos de gestión. En eso sí que somos todos iguales). En la última ocasión que el grupo tocó en Madrid, lo hizo por una cantidad semejante. Los precios por ver al grupo no varían sensiblemente de una ciudad a otra. Distinto resulta el cine, mucho más asequible en Palencia.

Aquí un Glenfiddich de reserva puede costar la mitad que en Madrid. 1.200 euros no es sobrevivir, es algo más

¿Hay movida nocturna? "Sí que hay, sí", responde Joan, que a pesar de su nombre, es de Palencia de toda la vida. Se gana la vida preparando 'cocktails' en un bar llamado 'Y un cuerno 2.1'. Los precios son estándar: seis euros el mojito ¿Dónde está la diferencia entonces? "Por lo que me dicen los clientes que vienen de Madrid, en las bebidas más caras. Aquí pueden tomarse un Glenfiddich 17 por 11 euros, cuando les sale a 20 en la capital”. El excedente económico de la economía de provincias permite pequeños lujos ocasionales.

A un lado y otro de la barra, comparamos tamaños de pisos y precio de la vivienda. La conclusión es que paga aproximadamente la mitad de dinero por un piso el doble de grande en Palencia que yo en Madrid. "Aquí puedes vivir bien, es un sitio tranquilo. 1.200 euros o un sueldo mínimo valen mucho más, te dan para sobrevivir y un poco más. Esto está bien si tienes trabajo".

Y todo lo demás

Algunos economistas consideran que la mejor forma de mirar el diente al nivel de vida de una ciudad es ver cuánto cuestan sus cortes de pelo, como ocurre con el informe anual de UBS. Y ahí desde luego que gana Palencia, donde un corte de pelo de caballero puede rondar los ocho euros, frente a los doce euros de las cadenas de peluquerías madrileñas.

Es una ciudad con bastante calidad de vida, no digamos ya si tienes empleo indefinido o eres funcionario

"Otra cosa que me resulta más cara en Madrid es el gimnasio", añade la ingeniera. "En Palencia voy al gimnasio por 36 euros al mes, totalmente equipado, grande, con iluminación natural y con piscina, en Madrid por 42-45 a un sótano, sin luz natural y con máquinas poco más que hacinadas". O el parking: haber pasado cuatro horas en el aparcamiento palentino me habría costado 5,20 euros. Ese mismo tiempo me habría costado en el parking más cercano a mi casa madrileña unos 10,12 euros. Más que el máximo diario en Palencia.

El diablo, en los pequeños detalles.

La cuenta final

50 euros en un día dan para cosas muy parecidas en Madrid o en Palencia. Comer, cenar, tapear, comprarse algún capricho. 50 euros al día, a lo largo de los meses, de los años, de toda una existencia, cunden de forma muy diferente en un lugar u otro, una vez se añaden a la ecuación los gastos diarios (vivienda, impuestos o agua; la de Palencia es una de las más baratas de España).

El razonamiento tramposo de ciudad barata-ciudad cara olvida la clave que Jordi, sin pretenderlo, da cuando encoge los hombros y dice "se vive bien si tienes trabajo". Palencia es una ciudad barata si puedes vivir en ella, pero para poder vivir en ella debes tener empleo, y como recuerda Del Corral, no hay demasiado, y mucho del que hay no está precisamente bien pagado. La tasa de desempleo se encuentra en el 13,64% (4.873 personas), por un 9,9% en Madrid, lo que expulsa a muchos jóvenes al agujero negro capitalino.

La clave no está en cuánto cunden 50 euros. La pregunta es cuánto cunden 50 euros de un madrileño en Palencia, y cuánto cunden 50 euros de un palentino en Madrid. Para saberlo realmente, debería vivir allí, buscar trabajo allí, intentar mantener mi calidad de vida allí. Entonces, las cuentas ya no saldrían. Del Corral matiza que es una buena ciudad barata sobre todo si eres un empleado indefinido o un funcionario. Y por eso, quienes viven bien en Palencia no son los que cobran el salario mínimo, sino aquellos a quienes esta subida no le afecta porque lo tienen todo hecho. Los mayores de 50 que se han quedado, los que disfrutan de la "tranquilidad" de la que hablan sin parar.

Es hora de marcharse y obvio el taxi, porque tardo menos en caminar que en buscar uno. Recuerdo las palabras de la ingeniera palentina, que ha vivido ambas realidades de primera mano: "Lo que más te roba una ciudad como Madrid es el tiempo". Tardaré una hora y media en llegar a Chamartín, y casi una hora adicional en llegar a casa, en un metro que nadie se ha planteado que pueda existir en Palencia. ¿Cómo medimos las cosas que no se pueden medir?

Empleo Paro Vivienda Hábitos de consumo
El redactor recomienda