La Fiscalía se opone a un nuevo permiso a Cuixart por su "lo volveremos a hacer"
  1. España
Señala que no se arrepiente

La Fiscalía se opone a un nuevo permiso a Cuixart por su "lo volveremos a hacer"

El fiscal asegura que no mantiene una adecuada percepción de la gravedad de los hechos cometidos y que no se ha producido ningún cambio que evidencie que lamenta lo ocurrido

Foto: Jordi Cuixart regresa a la prisión tras su primer permiso de 48 horas. (EFE)
Jordi Cuixart regresa a la prisión tras su primer permiso de 48 horas. (EFE)

La Fiscalía Provincial de Barcelona se ha opuesto a la nueva concesión de un permiso de tres días al presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, al considerar, entre otros motivos, que no se aprecia en su conducta arrepentimiento alguno a la vista de hechos como su última palabra en el juicio del procés cuando aseguró que todo lo que había hecho "lo volvería a hacer". "No me arrepiento", añadió.

El Ministerio Público también destaca la reciente publicación de un libro con un título similar -'Ho tornarem a fer'- que ha escrito desde su estancia en prisión. En su opinión, "pone en evidencia, sin perjuicio de su libertad de expresión, su posicionamiento en relación al delito por el que ha sido condenado". "No hay una verdadera asunción delictiva, siendo tal aspecto de imprescindible cumplimiento para poder disfrutar de cualquier tipo de permiso, persistiendo distorsiones cognitivas resistentes al cambio", agrega.

Foto: El nuevo ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, recibe la cartera de manos de su antecesora, Dolores Delgado. (EFE)

El escrito señala que Cuixart no mantiene una adecuada percepción de la gravedad de los hechos cometidos y que no se ha producido ningún cambio que evidencie que está arrepentido de lo ocurrido. No se puede constatar por ello "una adecuada evolución y estabilidad tratamental, siendo preciso para la concesión de permisos la constatación de que el interno va a realizar una vida normalizada, entendida como respeto a las pautas de convivencia de la sociedad, a las normas que rigen nuestra sociedad y no a lo que él considera 'ley superior', siendo muy difícil detectar una posibilidad de reeducación y reinserción en quien, como aquí sucede, en realidad no ha asumido la comisión de los hechos por los que cumple condena".

Existe así un riesgo, añade el fiscal, de que el permiso se use para la comisión de nuevos delitos o para la realización de conductas contraproducentes. "Difícilmente se puede tener confianza de buen uso del permiso cuando el interno no asume el delito, persistiendo por tanto los factores que influyeron en la comisión del mismo". Cuixart cumple condena por un delito de sedición.

Críticas a la Junta

El escrito critica los informes aportados por la Junta de Tratamiento Penitenciario en los que se señala que el de Ómnium reconoce los hechos recogidos en la sentencia y presenta voluntad de cambio. Dice que esta afirmación es gratuita, "pues ni se explica, ni se justifica y se contradice con el informe del psicólogo quien, a pesar de indicar en su informe psicológico que se trata de una persona con valores de civismo, pacifismo y no violencia desde la juventud, estando muy ligado a la doctrina de la no violencia" agrega que "en ningún caso del informe del psicólogo se desprende que manifieste voluntad de cambio ni de arrepentimiento de los hechos cometidos", agrega.

Según informó hace unos días la Secretaría de Medidas Penales de la Generalitat, el presidente de Òmnium Cultural solicitó un nuevo permiso penitenciario después de haber disfrutado, hace poco, de 48 horas fuera de la prisión de Lledoners. A diferencia del permiso anterior, en este caso, al tratarse de tres días, la decisión deberá tomarla el juzgado de vigilancia penitenciaria y no la administración catalana.

La Fiscalía Provincial de Barcelona se ha opuesto a la nueva concesión de un permiso de tres días al presidente de Omnium Cultural, Jordi Cuixart, al considerar, entre otros motivos, que no se aprecia en su conducta arrepentimiento alguno a la vista de hechos como su última palabra en el juicio del procés cuando aseguró que todo lo que había hecho "lo volvería a hacer". "No me arrepiento", añadió.

El Ministerio Público también destaca la reciente publicación de un libro con un título similar -Ho tornarem a fer- que ha escrito desde su estancia en prisión. En su opinión, "pone en evidencia, sin perjuicio de su libertad de expresión, su posicionamiento en relación al delito por el que ha sido condenado". "No hay una verdadera asunción delictiva, siendo tal aspecto de imprescindible cumplimiento para poder disfrutar de cualquier tipo de permiso, persistiendo distorsiones cognitivas resistentes al cambio", agrega.

El escrito señala que Cuixart no mantiene una adecuada percepción de la gravedad de los hechos cometidos y que no se ha producido ningún cambio que evidencie que está arrepentido de lo ocurrido. No se puede constatar por ello "una adecuada evolución y estabilidad tratamental, siendo preciso para la concesión de permisos la constatación de que el interno va a realizar una vida normalizada, entendida como respeto a las pautas de convivencia de la sociedad, a las normas que rigen nuestras sociedad y no a lo que él considera 'ley superior', siendo muy difícil detectar una posibilidad de reeducación y reinserción en quien, como aquí sucede, en realidad no ha asumido la comisión de los hechos por los que cumple condena".

Existe así un riesgo, añade el fiscal, de que el permiso se use para la comisión de nuevos delitos o para la realización de conductas contraproducentes. "Difícilmente se puede tener confianza de buen uso del permiso cuando el interno no asume el delito, persistiendo por tanto los factores que influyeron en la comisión del mismo". Cuixart cumple condena por un delito de sedición.

Críticas a la Junta

El escrito critica los informes aportados por la Junta de Tratamiento Penitenciario en los que se señala que el de Omnium reconoce los hechos recogidos en la sentencia y presenta voluntad de cambio. Dice que esta afirmación es gratuita, "pues ni se explica, ni se justifica y se contradice con el informe del psicólogo, quien indica en su informe psicológico que se trata de una persona con valores de civismo, pacifismo y no violencia desde la juventud, estando muy ligado a la doctrina de la no violencia". "En ningún caso del informe del psicólogo se desprende que manifieste voluntad de cambio ni de arrepentimiento de los hechos cometidos", agrega.

Según informó hace unos días la Secretaría de Medidas Penales de la Generalitat, el presidente de Òmnium Cultural solicitó un nuevo permiso penitenciario después de haber disfrutado, hace poco, de 48 horas fuera de la prisión de Lledoners. A diferencia del permiso anterior, en este caso, al tratarse de tres días, la decisión deberá tomarla el juzgado de vigilancia penitenciaria y no la administración catalana.

Propone un programa de tratamiento

El fiscal destaca, también, que el interno no ha realizado ningún programa de tratamiento de manera grupal o individualizada acorde con su tipología delictiva . "El tratamiento pretende hacer del interno una persona con la intención y la capacidad de vivir respetando la ley penal", señala y recomienda un programa que enseñe que sólo se puede conseguir aquello que se desea utilizando los mecanismos legalmente establecidos en la normativa que rige nuestro Estado Social y Democrático de Derecho.

El escrito señala que las normas nos vinculan a todos y que las resoluciones de los jueces, también. "De manera que un gobierno autonómico no puede transformar la estructura del Estado y plasmarlo en un texto legal fuera de los cauces jurídicos de reforma". En su opinión, mientras Cuixart no se someta a los programas propuestos "que le ayuden a comprender que para alcanzar los fines que pretende, legítimos en la generosa Constitución Española, no hay otra vía que la de la modificación legislativa por las vías legales que la propia ley establece y que las leyes, en especial el Código Penal, se deben cumplir por todos los ciudadanos", no cabe la concesión de permisos.

Fiscalía General del Estado Jordi Cuixart
El redactor recomienda