No ha prometido la Constitución

La Junta Electoral deja vacante el escaño de Ponsatí e insta al PE a mover ficha

Admite que, conforme a lo que declaró la sentencia del TJUE sobre la inmunidad de Junqueras, la Eurocámara puede considerar suficiente "el acto de proclamación de candidatos electos"

Foto: Ponsatí. (EFE)
Ponsatí. (EFE)

El particular pulso que mantiene la Junta Electoral Central con el Parlamento Europeo —a cuenta de la obligación prevista en la ley española de prestar juramento o promesa de acatamiento a la Constitución de forma presencial— continúa. La JEC ha decidido este jueves dejar vacante el escaño de la tercera eurodiputada huida del 'procés', Clara Ponsatí, después de que no se presentara al acto formal para el que había sido convocada.

En el acuerdo adoptado después de una proclamación tardía que ha venido desencadenada por las vacantes en la Eurocámara que deja el Brexit, la Junta destaca que el artículo 224.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General dispone que, en un plazo de cinco días desde la proclamación, los candidatos electos deberán jurar o prometer acatamiento a la Constitución ante la Junta Electoral Central. Agrega que transcurrido dicho plazo, "la Junta Electoral Central declarará vacantes los escaños correspondientes a los diputados del Parlamento Europeo que no hubieran acatado la Constitución y suspendidas todas las prerrogativas que les pudieran corresponder por razón de su cargo, todo ello hasta que se produzca dicho acatamiento".

​Así, en cumplimiento de la norma, el órgano administrativo establece que la ausencia de Ponsatí en las reuniones de 28 y 30 de enero de la Junta Electoral Central para el acto provoca que su escaño permanezca temporalmente vacante. Será así "hasta que se produzca dicho acatamiento". El desafío, sin embargo, se modera, ya que la JEC admite que, conforme a lo que declaró la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la inmunidad de Oriol Junqueras, el Parlamento puede considerar suficiente "el acto de proclamación de candidatos electos" a los efectos oportunos.

La pelota queda así en el terreno de la Eurocámara, que se arriesga, con una interpretación extensiva, a provocar un efecto bola de nieve que invalide las previsiones legales de cada Estado para asumir la condición. Ya se cuenta con el precedente del propio Junqueras y también de Carles Puigdemont y Toni Comín, que han adquirido la condición plena de eurodiputados sin necesidad de llevar a cabo la formalidad que prevé el derecho español.

Ponsatí, de 62 años, cambió Bélgica por Escocia unos meses después del desembarco en Waterloo. En marzo de 2018, se reincorporó a su puesto en la Universidad de St. Andrews. El 'conflicto' saltaba así a dos países y arreciará sin duda con el salto al escaño como eurodiputada. La reclamación de la titular de Educación del Gobierno catalán entre julio y octubre de 2017 ya provocó marejada en su arranque después de que la National Crime Agency (NCA) asegurara que era "desproporcionada". El asunto se solucionó tras una aclaración remitida por el instructor.

Su equipo legal ha basado su estrategia en la carencia de garantías de un proceso justo en España. "La mayoría de los miembros del Gobierno catalán ya están en prisión o en el exilio", ha dicho en distintas ocasiones, además de reiterar la "motivación política" de la causa y destacar que una extradición sería "incompatible con sus derechos humanos".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios